Martes, 05 Julio 2022

Ya se sabe cuándo se acabarán en el planeta el oxígeno y la vida tal como la conocemos

Publicado el Jueves, 17 Marzo 2022 11:52 Escrito por Amadeo Sabattini

En una reciente publicación, un modelo combinado de biogeoquímica y clima muestra que será una dramática caída en la concentración de CO2, producto del sobrecalentamiento del sol, lo que hará que no haya más fotosíntesis y se acabe el oxígeno.

En la actualidad, la atmósfera terrestre se compone de alrededor del 21 por ciento de oxígeno. La naturaleza rica en oxígeno de nuestra atmósfera es ideal para organismos grandes y complejos, incluyendo en esta categoría toda cosa que “respire”: seres humanos, ballenas, honguitos y cucarachas. La enunciación no es exahustiva ni científica; solamente ilustrativa, claro.

Pero no fue siempre así: hasta que no aparecieron los organismos fotosintéticos casi no había oxígeno en la atmósfera. Ni lo será.
Un estudio científico sugiere que la atmósfera rica en oxígeno de la Tierra durará “nada más” que otros mil millones de años.

Un par de investigadores de la Universidad de Toho y NASA Nexus for Exoplanet System Science han encontrado evidencia, mediante simulación, de que la Tierra perderá su atmósfera rica en oxígeno en aproximadamente mil millones de años. En su artículo publicado en la revista Nature Geoscience, Kazumi Ozaki y Christopher Reinhard describen los factores que intervinieron en su simulación y el escenario que le espera al planeta.

Nada es para siempre

Todos los científicos están de acuerdo en que la vida no puede continuar para siempre en el planeta Tierra; eventualmente, el sol se quedará sin energía y se destruirá a sí mismo. Sin embargo, mucho antes de que esto ocurra es probable que a las formas de vida les resulte cada vez más difícil sobrevivir, a medida que el sol se vuelva más caliente. 

Para encontrar ese punto de inflexión, los investigadores crearon una simulación de la Tierra que tuvo en cuenta variables que describen el clima, así como los procesos geológicos y biológicos y, lo que resultó más importante, la actividad del sol. Luego, los investigadores ejecutaron una simulación para ver cómo evolucionará la atmósfera terrestre en el futuro.

La simulación mostró que a medida que el sol se calientel iberando cada vez más energía, dentro de unos mil millones de años, los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera de la Tierra comenzarán a disminuir debido a que este gas absorbe el calor y se descompone. Si queremos decirlo con precisión científica será dentro de mil ochenta millones de años, con una incertidumbre en más o menos 140 mil años.

La paradoja del CO2

Recordemos, la base de la fotosíntesis es que algunos organismos utilizan la energía solar para transformar agua y CO2 en moléculas orgánicas como los azúcares o la celulosa, liberando oxígeno.

Es una fuerte paradoja, en los tiempos que corren, que mientras la humanidad luche denodadamente para disminuir las crecientes concentraciones de CO2 para evitar una catástrofe ambiental global, precedida de años de fenómenos climáticos desaforados, la ciencia anuncie que el fin de la mayoría de las especies vivas se produciría ni más ni menos que por la ausencia de CO2.

En las condiciones predichas, con un sol mucho más caliente, la capa de ozono también se quemaría y aumentaría la cantidad de metano. El modelo predice que a medida que los niveles de dióxido de carbono caigan, la vida vegetal comenzará a sufrir porque la falta de CO2 hará cada vez más difícil la fotosíntesis, lo que necesariamente resultará en una reducción de la producción de oxígeno. 

En un período de “apenas” 10.000 años (un suspiro en términos geológicos), los niveles de CO2 caerán tanto que la vida vegetal se extinguirá. Sin vida vegetal, las grandes criaturas terrestres y marinas, todos los seres que producen energía “respirando” pronto se extinguirían también, debido a la falta de una atmósfera con oxígeno. 

El resultado, según la simulación, sería un planeta sin la vida tal como se presenta en nuestros días, con la sola excepción de microscópicas criaturas anaeróbicas (las que viven sin necesitar oxígeno) como algunas bacterias, condiciones muy similares a las que tuvo la Tierra antes de la evolución de las plantas y los animales.

Los investigadores sugieren que esta simulación podría ser útil para aquellos que buscan vida en otros planetas. Nos gustaría encontrar respuestas efectivas a como sostener la vida en el que tenemos; la ventana de oportunidad, según dicen todos los reportes científicos, pude ser más corta de lo que pensamos.

Visto 529 veces Modificado por última vez en Viernes, 18 Marzo 2022 09:38

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas