Miércoles, 25 Noviembre 2020
Domingo, 04 Octubre 2020 06:57

Hace más de treinta años se publicó el resultado de una investigación realizada en una Universidad holandesa. El artículo se tituló “De banaan wordt bespreekbaar”, algo así como "Negociando por bananas". El experimento se realizó en una institución dedicada a estudiar el comportamiento animal. Particularmente en este caso, monos.

Disponga una jaula con monos. Cuelgue un cacho de bananas en el techo de la jaula, y ponga debajo una escalera. No pasa mucho tiempo antes de que un mono suba a las escaleras hacia las bananas, pero tan pronto como pone un pie en la escalera, todos los monos son rociados con agua helada.

Luego de un rato, o bien el mismo mono o alguno de los otros hace otro intento con el mismo resultado: todos los monos son rociados con el agua helada apenas uno de ellos toque la escalera. Cuando este proceso se repite un par de veces más, los monos ya están avivados. Y en cuanto alguno de ellos quiere intentarlo, los otros tratan de evitarlo. Si hace falta: a los golpes.

Una vez que llegamos a este momento, retire uno de los monos de la jaula, y sustitúyalo por uno nuevo (que obviamente no participó del experimento hasta este momento). El nuevo mono ve las bananas e inmediatamente trata de subir por las escaleras. Para su horror, todos los demás lo atacan. Y obviamente se lo impiden. Luego de un par de intentos más, el agredido ya aprendió: si intenta subir por las escaleras, lo van a golpear duro.

Luego, se repite el procedimiento: se retira un segundo mono y se incluye uno nuevo otra vez. El recién llegado va hacia las escaleras y el proceso se repite: no bien la toca (la escalera), es atacado masivamente. No sólo eso: el primer "mono suplente", que había entrado justo antes que él (que nunca recibió el chorro de agua helada) se suma a la paliza con gran entusiasmo.

Un tercer mono del grupo original es reemplazado y no bien intenta subir las escaleras, los otros cinco lo golpean, impidiéndoselo. Anote: dos de los monos que lo golpean no tienen ni idea del porqué uno no puede subir las escaleras.

Se reemplaza un cuarto, luego el quinto y por último, el sexto, que a esta altura es el único que quedaba del grupo que estaba involucrado desde el principio, o sea que era el único que había recibido el agua helada. Ya no queda ninguno que haya experimentado el episodio del agua y en consecuencia, ninguno experimentó la ´represalia de intentar subir la escalera para ir por las bananas. Sin embargo, una vez que el último lo intenta un par de veces, y es golpeado furiosamente por los otros cinco, ahora queda establecida la regla: no se puede subir por las escaleras. Quien lo hace se expone a una represión brutal. Sólo que ahora ninguno de los seis tiene argumentos para sostener tal barbarie.

¿Será posible que los seres humanos nos comportemos -cada vez que decimos a alguien que esto o aquello "se hace así, porque siempre se hizo así"- como los monos de la jaula de la escalera y las bananas colgando del techo? 

Sábado, 23 Noviembre 2019 10:01

¿Por qué dura exactamente 5 minutos y 55 segundos?

¿De qué trata realmente la canción?

¿Por qué la película de Queen se estrenó el 31 de octubre?

La película se estrenó el 31 de octubre porque el single se escuchó por primera vez el 31 de octubre de 1975. Se titula así porque una "Rapsodia" es una pieza musical libre compuesta en diferentes partes y temas donde parece que ninguna parte tiene relación con la otra. La palabra "rapsodia" proviene del griego y significa "partes ensambladas de una canción". La palabra "bohemian" hace referencia a una región de la República Checa llamada Bohemia, lugar donde nació Fausto, el protagonista de la obra que lleva su nombre escrita por el dramaturgo y novelista Goethe. En la obra de Goethe, Fausto era un anciano muy inteligente que sabía todo excepto el misterio de la vida. Al no comprenderlo decide envenenarse.

Vídeo relacionado

Domingo, 03 Noviembre 2019 09:28

Todos los meses miles de personas transitan por la vereda de Balcarce, a la altura del 268. Una zona de frondosa sombras y casas antiguas. Pocos advierten, una pequeña placa, - colocada demasiado alta- en una pared descascarada. Menos son los que dificultosamente leen el texto escrito en el bronce, oscurecido por el tiempo. Y casí nadie sabe que allí fue asesinado Karl Reitchel- Iwanowski, general de la Nación, un 24 de septiembre de 1874.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!