Sábado, 04 Abril 2020
Viernes, 27 Marzo 2020 19:38

Cuatro de los filósofos más importante de los últimos tiempos: Giorgio Agamben, Franco “Bifo” Berardi, Byung Chul-Han y Slavoj Zizek analizan, desde diferentes perspectivas la pandemia que desató el COVID-19 (Coronavirus). Encontrá sus textos y algunas reflexiones sobre las diversas posturas acá.

La Invención de una pandemia, por Giorgio Agamben

Escrita cuando recién comenzaba el brote del COVID-19 en Italia, Agamben realiza allí un análisis de cómo, en un contexto de crisis, muchas medidas que pueden ser consideradas hostiles por la población en condiciones normales, comienzan a parecer razonables. Cierta relativización de la peligrosidad del virus (producto de haber sido escrita antes de que estalle el brote masivo en el país europeo) le hace perder peso específico. Cabe recordar que Italia es uno de los 3 países (junto con España y China) que más casos mortales tiene por la pandemia.

“El otro factor, no menos inquietante, es el estado de miedo que evidentemente se ha extendido en los últimos años en las conciencias de los individuos y que se traduce en una necesidad real de estados de pánico colectivo, a los que la epidemia vuelve a ofrecer el pretexto ideal. Así, en un círculo vicioso perverso, la limitación de la libertad impuesta por los gobiernos es aceptada en nombre de un deseo de seguridad que ha sido inducido por los mismos gobiernos que ahora intervienen para satisfacerla.”

Crónica de la psicodeflación, por Franco “Bifo” Berardi

El filósofo marxista autónomo, post-deleuzeano, oriundo de Bolonia, Italia, se propuso hacer una crónica diaria de su llegada a Italia luego de haber dado algunas charlas en Lisboa. Destacan las citas, acertadas, a la forma en la que trató el concepto de virus el novelista William Burroughs, los afectos y cómo las pulsiones son “desactivadas” en este contexto de pánico y control. El análisis se preocupa por contar qué pasa en Italia, qué le pasa por la cabeza y por el corazón al autor, y también se propone pensar cuáles son los límites económicos con los cuales se encuentra, en medio de ésta crisis, el modo de producción capitalista actualmente dominante: la fase de financiarización de la economía global. Bifo decide imaginar éste escenario como la posibilidad de apostar a lo colectivo.

“Existe una divergencia en el tiempo que viene: podríamos salir de esta situación imaginando una posibilidad que hasta ayer parecía impensable: redistribución del ingreso, reducción del tiempo de trabajo. Igualdad, frugalidad, abandono del paradigma del crecimiento, inversión de energías sociales en investigación, en educación, en salud. No podemos saber cómo saldremos de la pandemia cuyas condiciones fueron creadas por el neoliberalismo, por los recortes a la salud pública, por la hiperexplotación nerviosa. Podríamos salir de ella definitivamente solos, agresivos, competitivos. Pero, por el contrario, podríamos salir de ella con un gran deseo de abrazar: solidaridad social, contacto, igualdad. El virus es la condición de un salto mental que ninguna prédica política habría podido producir. La igualdad ha vuelto al centro de la escena. Imaginémosla como el punto de partida para el tiempo que vendrá.”

La emergencia viral y el mundo del mañana, por Byung Chul-Han

Por su parte, el filósofo surcoreano radicado en Alemania realiza una descripción de la forma en la que los Estados ultra centralizados que disponen de una arsenal de tecnología de vigilancia masiva y control poblacional, han utilizado éstos recursos (como el Big Data) para proveer mecanismos de abordaje de la pandemia. Para Han, el estado de excepción desatado por la pandemia debe leerse como un extraño pasaje en el cual el Estado Totalitario Digital Moderno (China, como ejemplo para él) se mete en la biopolítica, utilizando la psicopolítica (un concepto creado para describir la manera en que la tecnología es usada para construir perfiles de usuarios y analizar conductas a partir de las reacciones que los usuarios de internet realizan, mediante análisis de macrodatos). Desde luego, con la lupa puesta en la inexistencia del concepto de “privacidad” que existiría, según Han, en Oriente; además, pretende discutir con Slavoj Zizek la posibilidad de que este contexto de excepción pueda reactivar movimientos sociales de cooperación, colaboración y puesta en valor de lo común por sobre lo individual; lo cual, coherente con su producción filosófica, rechaza abiertamente.

“El virus no vencerá al capitalismo. La revolución viral no llegará a producirse. Ningún virus es capaz de hacer la revolución. El virus nos aísla e individualiza. No genera ningún sentimiento colectivo fuerte. De algún modo, cada uno se preocupa solo de su propia supervivencia. La solidaridad consistente en guardar distancias mutuas no es una solidaridad que permita soñar con una sociedad distinta, más pacífica, más justa. No podemos dejar la revolución en manos del virus. Confiemos en que tras el virus venga una revolución humana. Somos NOSOTROS, PERSONAS dotadas de RAZÓN, quienes tenemos que repensar y restringir radicalmente el capitalismo destructivo, y también nuestra ilimitada y destructiva movilidad, para salvarnos a nosotros, para salvar el clima y nuestro bello planeta.”

El coronavirus es un golpe a lo "Kill Bill" al capitalismo, por Slavoj Zizek

Por último, pero no por eso menos importante, el excéntrico y siempre polémico filósofo esloveno, Slavoj Zizek (quién se conoció hoy que ya tiene terminado y listo para publicar un libro entero sobre el Coronavirus, cuyos primeros 10000 ejemplares se podrán descargar gratuitamente) aprovecha éste difícil momento financiero, el ascenso de China, el desconcierto de Estados Unidos y sobre todo los pequeños (y a la vez grandes) actos de solidaridad, común unión y el trabajo colectivo, así como la cooperación internacional y la planificación de la economía a gran escala (luego del parate obligado de la producción internacional que tuvo que hacer el sistema, con el correspondiente desplome de Wall Street) para preguntarse si ésta grave pandemia no está generando las condiciones para asestar un golpe letal al capitalismo, para refundar una idea de comunismo que (revisitada) podría traer bases materiales para refundar la organización social y económica de la humanidad. Para todo esto se sirve del clásico de Tarantino, Kill Bill.

Pasen y lean:

“Pero tal vez otro virus ideológico, mucho más beneficioso, se extienda y nos infecte: el virus de pensar en una sociedad alternativa, una sociedad más allá del Estado-nación, una sociedad que se actualiza en las formas de solidaridad y cooperación mundial… ¿No indica todo esto claramente la necesidad urgente de una reorganización de la economía mundial que ya no estará a merced de los mecanismos del mercado? No estamos hablando aquí de un comunismo a la vieja usanza, por supuesto, sino de una especie de organización mundial que puede controlar y regular la economía, así como limitar la soberanía de los Estados nacionales cuando sea necesario. Los países pudieron hacerlo en el pasado con el telón de fondo de la guerra, y todos nosotros nos acercamos ahora efectivamente a un estado de guerra médica.”

Todos los textos establecen una especie de diálogo entre sí. O son citados por los autores para debatirlos o refutarlos, o se toman para construir un nuevo argumento que ayude a pensar los alcances y las posibilidades que abre éste panorama de crisis hegemónica internacional. A pensar.

Martes, 24 Marzo 2020 10:01

El mundo es de ellos, uniformados, de militares u oficinistas, de doctores, abogados, ingenieros, excelentísimos presidentes de mil ismos, con su boca llena de vocabularios bien pronunciados aprobados por excelentísimas academias. Que no me permiten nombrarme, entenderme, signada a no tener nombre, solo pertenencia, hija de… señora de… esposa de… madre de… porque para ellos no se puede ser mujer sin ser madre ¿cómo ser madre sin hijos?, ¿cómo ser huérfana de hijos o hijas que se llevan por la noche más noche?,¿ cómo no buscar?, como no pensar en el frio, en el hambre, en sus cuerpos tibios, en sus ojos grandes, en todos los miedos de la oscuridad y el no estar ahí para abrazarte. En la tierra fría, en la ropa sucia, en los pies descalzos. El mundo es de ellos, de los soldados, de los jueces que a ella a la justicia la cegaron. Nosotras solo pertenencia hija de… señora de… esposa de… madre con hijos arrebatados robados , desparecidos ,madres.. de toda una plaza, de todo un país, de una historia que parimos con dolor , que parimos una mil veces, como estaba signado.

Y yo Mujer parada acá en el borde del abismo más abismal, bordando y desbordando recuerdos, memoria, pañales, pañales que serán pañuelos, pañales que cambie, que cambiamos, que lavamos y colgamos al sol para que no perdieran la blancura, que planchamos para que queden perfectos, pañales en villas, en casas, colgados del balcón , en mástiles de escuelas, en patios de tierra, en Atenas de televisión , pañales gastados , nuevos , almidonados, hasta en el último rincón del planeta, pañales blancos blanquísimos, como símbolos de paz en un guerra.
Yo mujer parada acá bordando tu nombre, mil nombres, con temor a seguir bordando con punto cruz, o cadena, con punto arroz, chiquito parejo, como para la muestra de actividades prácticas , bordando y bordando lo que indefectiblemente me parece bordar con punto atrás, yo acá parada, cociendo con punto invisible, para que no se vea cómo voy sosteniéndolas hilachas que quedan de mi historia, tu historia, nuestra historia. No aprendimos nada , seguimos desapareciendo.
Yo mujer parada acá , bordando y no pudiendo decir tu nombre entre tantos nombres, el nombre, mirando sin ver , buscando sin encontrar, caminando en círculos infinitos de desasosiego, pensándote, pensándondome, nuevamente con temor a nombrarte. A llamarte y encontrarme con la clara certidumbre de tu ausencia.

Yo acá mujer, teniendo que salir a buscarte, salir al afuera que aterra, que asusta, porque se que estas en cada rincón de esta casa, pero el afuera es eterno, el afuera es la nada, es pensar que esa sombra que doblo la esquina con la misma camisa que te vi por última vez, es la soledad en la parada del colectivo, es las mirada temerosas de los demás que me miran, es la mirada incierta de que no nos brinda información, miradas vacías , indiferentes , oscuras, de tanta humanidad deshumanizada. Y yo acá, mujer, bordando. Bordando y desbordando nombres, consignas, frases echas y desechas por tanta impunidad, ya escritas en camisetas pintadas a mano, compradas en tiendas, frases necesarias pero que suenan como melodías cotidianas, al filo de gargantas disfonicas de tanto decir lo dicho y no ser realmente escuchada entonces veo el bordado y los hilos que parecen caminos, caminos que se truncan y se abren y casi siempre llegan El mundo es de ellos, uniformados, de militares u oficinistas, de doctores, abogados, ingenieros, excelentísimos presidentes de mil ismos, con su boca llena de vocabularios bien pronunciados aprobados por excelentísimas academias. Que no me permiten nombrarme, entenderme, signada a no tener nombre, solo pertenencia, hija de… señora de… esposa de… madre de… porque para ellos no se puede ser mujer sin ser madre ¿cómo ser madre sin hijos?, ¿cómo ser huérfana de hijos o hijas que se llevan por la noche más noche?,¿ cómo no buscar?, como no pensar en el frio, en el hambre, en sus cuerpos tibios, en sus ojos grandes, en todos los miedos de la oscuridad y el no estar ahí para abrazarte. En la tierra fría, en la ropa sucia, en los pies descalzos. El mundo es de ellos, de los soldados, de los jueces que a ella a la justicia la cegaron. Nosotras solo pertenencia hija de… señora de… esposa de… madre con hijos arrebatados robados , desparecidos ,madres.. de toda una plaza, de todo un país, de una historia que parimos con dolor , que parimos una mil veces, como estaba signado.

Y yo Mujer parada acá en el borde del abismo más abismal, bordando y desbordando recuerdos, memoria, pañales, pañales que serán pañuelos, pañales que cambie, que cambiamos, que lavamos y colgamos al sol para que no perdieran la blancura, que planchamos para que queden perfectos, pañales en villas, en casas, colgados del balcón , en mástiles de escuelas, en patios de tierra, en Atenas de televisión , pañales gastados , nuevos , almidonados, hasta en el último rincón del planeta, pañales blancos blanquísimos, como símbolos de paz en un guerra.
Yo mujer parada acá bordando tu nombre, mil nombres, con temor a seguir bordando con punto cruz, o cadena, con punto arroz, chiquito parejo, como para la muestra de actividades prácticas , bordando y bordando lo que indefectiblemente me parece bordar con punto atrás, yo acá parada, cociendo con punto invisible, para que no se vea cómo voy sosteniéndolas hilachas que quedan de mi historia, tu historia, nuestra historia. No aprendimos nada , seguimos desapareciendo.
Yo mujer parada acá , bordando y no pudiendo decir tu nombre entre tantos nombres, el nombre, mirando sin ver , buscando sin encontrar, caminando en círculos infinitos de desasosiego, pensándote, pensándondome, nuevamente con temor a nombrarte. A llamarte y encontrarme con la clara certidumbre de tu ausencia.

Yo acá mujer, teniendo que salir a buscarte, salir al afuera que aterra, que asusta, porque se que estas en cada rincón de esta casa, pero el afuera es eterno, el afuera es la nada, es pensar que esa sombra que doblo la esquina con la misma camisa que te vi por última vez, es la soledad en la parada del colectivo, es las mirada temerosas de los demás que me miran, es la mirada incierta de que no nos brinda información, miradas vacías , indiferentes , oscuras, de tanta humanidad deshumanizada. Y yo acá, mujer, bordando. Bordando y desbordando nombres, consignas, frases echas y desechas por tanta impunidad, ya escritas en camisetas pintadas a mano, compradas en tiendas, frases necesarias pero que suenan como melodías cotidianas, al filo de gargantas disfonicas de tanto decir lo dicho y no ser realmente escuchada entonces veo el bordado y los hilos que parecen caminos, caminos que se truncan y se abren y casi siempre llegan a un rio, o al mar o a un bosque de noche, o al costado de la ruta , o a un basural y mi mano que borda, que no puede dejar de bordar. Una mano que borda, dos manos que bordan cien manos que bordan, miles de manos que bordan, que tejen, que tejen deseos de construir otras casas para que exista otro afuera que no de tanto temor.

Texto: Mariela Domínguez

Imágenes de: Valeria Bruna, Carolina Vincenti Nahuel, María Herminia Semprino, Mariela Dominguez, Laila Caram, Yamila Grandi, Lara Fiora, Érica Ortiz, Paula Andrés, Giselle Castello, Lola Eva Quiroga García, Vero García, Guadalupe Fúnes, Manuela Veloso Fúnes, Belén Freire, Adriana Durigutti, Marisa Aguirre, Marisol Iturralde.

Voces de: Laila Caram, Adriana Durigutti, Mariela Domínguez.

Colaboraron: Juan Antu Arias, Gabriel Arias, Alejandro Ochoa, Fidel Quiroga García, Joaquín Veloso, Avaristo Veloso Fúnes, Eduardo Ochoa, fernando Correa.

Edición: Javier Vivas

San Luis | 24 de Marzo de 2020

Vídeo relacionado

Martes, 24 Marzo 2020 08:33

Nuevamente como hace 44 años, nos convocamos compañeras y compañeros, en este día de lucha, de reivindicación y memoria colectiva para recordar el Golpe cívico-militar genocida, iniciado el 24 de marzo de 1976 y repudiar el terrorismo de Estado, ése que empezó mucho antes con la siniestra “Triple A”, por cuyos crímenes también seguimos reclamando juicio y castigo.

 

Sábado, 23 Noviembre 2019 10:01

¿Por qué dura exactamente 5 minutos y 55 segundos?

¿De qué trata realmente la canción?

¿Por qué la película de Queen se estrenó el 31 de octubre?

La película se estrenó el 31 de octubre porque el single se escuchó por primera vez el 31 de octubre de 1975. Se titula así porque una "Rapsodia" es una pieza musical libre compuesta en diferentes partes y temas donde parece que ninguna parte tiene relación con la otra. La palabra "rapsodia" proviene del griego y significa "partes ensambladas de una canción". La palabra "bohemian" hace referencia a una región de la República Checa llamada Bohemia, lugar donde nació Fausto, el protagonista de la obra que lleva su nombre escrita por el dramaturgo y novelista Goethe. En la obra de Goethe, Fausto era un anciano muy inteligente que sabía todo excepto el misterio de la vida. Al no comprenderlo decide envenenarse.

Vídeo relacionado

Domingo, 03 Noviembre 2019 09:28

Todos los meses miles de personas transitan por la vereda de Balcarce, a la altura del 268. Una zona de frondosa sombras y casas antiguas. Pocos advierten, una pequeña placa, - colocada demasiado alta- en una pared descascarada. Menos son los que dificultosamente leen el texto escrito en el bronce, oscurecido por el tiempo. Y casí nadie sabe que allí fue asesinado Karl Reitchel- Iwanowski, general de la Nación, un 24 de septiembre de 1874.

Jueves, 16 Mayo 2019 07:15

Todos cuantos han recogido testimonios a través de la tradición oral o de los diarios  de  la  época  coinciden  en  que  la  llegada  de  Butch  Cassidy  y  su banda a  Villa Mercedes  en  diciembre  de 1905, mes  en  que  perpetro  el asalto a la  sucursal   del  Banco  de  la  Nación  de  esta  localidad,   produjo  sensación continental.  

Por  aquel  entonces  la  ciudad  tenia  unos  15.000  habitantes,  y  un inusitado  movimiento  comercial  y  de  personas  que  diariamente  arribaban  alli, principalmente  desde  Cordoba  y  La  Pampa.  Unas  sesentas  tropas  de  carros o carretas  y  hasta  millares  de  traficantes  de  cuero,  plumas,  ganaderos y aventureros,  habían  convertido  la  hasta  hace  poco  pequeña aldea,  mas conocida  en  sus  comienzos  por El  Fortín  de  las  Pulgas,   en  una comunidad que se proyectaba como la principal del centro del País.

Fuente Audio Visual: De puño y letra. 

De puño y letra- Capítulo 10 (Bloque 1) from José Luis Rosas on Vimeo.

De puño y letra- Capítulo 10 (Bloque 2) from José Luis Rosas on Vimeo.

Entrevista: a Hector Pablo Ossola.

Investigacion recopilacion Historica: Claudio alejandro Vicencio.

Viernes, 15 Febrero 2019 12:45

¿Quién es sabio y entendido entre ustedes? Que lo demuestre con su buena conducta, mediante obras hechas con la humildad que le da su sabiduría. Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.

Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismos con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. El que adquiere cordura a sí mismo se ama, y el que retiene el discernimiento prospera.

Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia. Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. La sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera.

Más vale adquirir sabiduría que oro; más vale adquirir inteligencia que plata.

Compórtense sabiamente, aprovechando al máximo cada momento oportuno. Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán cómo responder a cada uno.

Que nadie se engañe. Si alguno de ustedes se cree sabio según las normas de esta época, hágase ignorante para así llegar a ser sabio. El que refrena su lengua protege su vida, pero el ligero de labios provoca su ruina. Hasta un necio pasa por sabio si guarda silencio; se le considera prudente si cierra la boca.

Por tanto, todo el que lee estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construye su casa sobre la roca, y “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”. También esto viene del Señor Todopoderoso, admirable por su consejo y magnífico por su sabiduría. Y si Dios lo dice “Así es”.

Viernes, 28 Diciembre 2018 16:12

Un año nuevo comienza. Con el nuevos planes, nuevas expectativas y nuevos retos. Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados.

Porque ÉL sabe muy bien los planes que tiene para ustedes, y lo afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! Por tanto, digan: «El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!» Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!

A los que acepten al Señor en su corazón, los rociará con agua pura, y quedarán purificados. Los limpiará de todas sus impurezas e idolatrías. Les dará un nuevo corazón, y les infundirá un espíritu nuevo; les quitará ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondrá un corazón de carne,   infundirá su Espíritu en ustedes, y hará que sigan sus preceptos y obedezcan sus leyes.

Amigos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, y sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Yo Jalid les digo, esperen en Dios, sé que es una disciplina que a veces cuesta. Los invito a que vayamos a su presencia, sin quejas y con confianza. No nos desesperemos cuando veamos el aparente triunfo del mal. Cada día podemos afirmar que Dios es Fiel y que su compasión es infinita, y los que confíen en ÉL, renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. Su amor no se acaba y cada mañana renueva su bondad. Y si Dios lo dice, palabra santa y EL hará.

jalyD

Domingo, 23 Diciembre 2018 10:32

 

 

En la biblia podemos encontrar un gran suceso…

“El ángel Gabriel fue enviado por Dios porque algo grande estaba por suceder,  tuvo que visitar a una mujer llamada María de la cuidad de Nazaret… al verlo el ángel le dijo “No temas, la gracia de Dios está contigo, un hijo darás a luz y lo llamarás Jesús.

Ella preguntó: ¿Cómo puede ser si no soy nada especial?, pero sé que para Dios no hay nada imposible, hágase en mí, hoy su voluntad.

El ángel le dijo: Su espíritu está sobre ti y el fruto que llevas santo será.

Y así fue, nació Emmanuel (Dios con nosotros) para el bien de la humanidad”.

 

Me hubiese gustado, haber sido un ángel, para poder anunciar la historia de su nacimiento esa noche en Belén. Me hubiese gustado, haber sido una estrella y con mi luz alumbrar aquel pequeño lugar donde iba a nacer. Me hubiese gustado, haber sido un mago, para poder darle el mejor regalo. Me hubiese gustado, haber sido el dueño del mejor mesón de toda la región y haberle dado mi mejor habitación.

 

Es navidad, la tierra celebra, el rico y el pobre compartirán, la dicha y el gozo que en aquel día, Cristo Jesús nos vino a entregar, este es un tiempo que grandes y chicos anhelan vivir, la alegría de todos los pueblos, el júbilo eterno de compartir.

Jesús nació, la navidad llegó. Es para ti. Jesús nació para darte paz, para darte amor. Jesús nació, la navidad llegó, invítalo a pasar, invítalo a llenar tu corazón.

Durante la cena de navidad no te olvides que si estás allí es el mejor regalo de parte de Dios que puedes recibir. Este nacimiento es la demostración de ese eterno amor, festejemos su nacimiento con alegría, lo hizo por ti, lo hizo por él lo hizo por mí.

ÉL es grande, hijo del altísimo y reina para siempre, el Señor Dios le dio su trono y su reino no tiene fin.  Hoy es el tiempo, ÉL está a la puerta y  te llama, si le abres, cenarás con él y ÉL contigo.                                                                                                            M.W

Feliz Navidad.

                                                                               jalyD

Miércoles, 01 Abril 2020 11:02
Aquel día, conoció el dolor...
cuando las trenzas de ella desaparecieron detrás de la solida madera y el fuerte portazo. Desde allí comenzó un periplo insano y trastabillante, los segundos se hacían eternos y el dolor se volvía insoportable, a tal punto que llego rogar que la muerte lo liberara. Sus amigos le recomendaban tertulias alcohólicas y reuniones sociales, MUJERES HAY MILES, LE DECÍAN.
Viernes, 14 Junio 2019 14:16

Como parte de la Política de Sustentabilidad de Grupo Arcor y en el marco del programa educativo “Aprendiendo a Disfrutar”, se presentaron en la provincia de San Luis las comedias infantiles “El maravilloso mundo de los alimentos” y “Cocinando con Arte”. Ambos espectáculos con el objetivo de promover hábitos de vida saludable en la niñez.

Sábado, 11 Mayo 2019 09:29

La presentación de Sinceramente, en la Feria del Libro, no fue el acto de lanzamiento de la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. Fue – o quiso ser – mucho más que eso. Una dirigente política a años luz de cualquier otro. El recuerdo del “Pacto Social” o la recurrente fantasía peronista de la conciliación de clases.

El párrafo anterior es la introducción al artículo cuyo título está entre signos de preguntas: "¿Habló la presidenta?". Su autor es Daniel Cecchini y se publicó -en Socompa- el día después de la esperada presentación en la Rural de Buenos Aires. El texto se detiene en el perfil que decidió Cristina para la ocasión, pero también avanza sobre otros tópicos que dejó la exposición. Entre ellos el de la convocatoria al "pacto social".

Desde esa propuesta y a partir de este texto, abro el interrogante puntano, o sanluiseño, o villamercedino, sobre a) ¿cuál o cuáles serían las características de un pacto social de ciudadanía responsable que requeriría nuestra Ciudad o nuestra Provincia?. y b) Quién es o quienes son esos dirigentes -políticos, empresarios, eclesiásticos, sindicales, sociales, etc. - capaces de proponerlo e impulsarlo (si es que fuera necesario). 

La nota completa de Cecchini es la que reproducimos a continuación:

Quienes esperaban que la presentación de Sinceramente fuera el acto de lanzamiento de la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner se encontraron con otra cosa. En todo su discurso – 34 minutos, entre las 20.05 y las 20.39 – la ex presidenta no hizo una sola mención a las elecciones de octubre.

Martes, 07 Mayo 2019 18:45

Este 7 de mayo se cumplen 100 años del nacimiento de Eva Duarte de Perón. Para celebrar la fecha, mirá algunas de las frases de Evita y recordá su historia, que marcó a muchos argentinos.

 
Martes, 05 Marzo 2019 12:24

Una Cruz de Malta de un lado, hecha en plata, y el brillo del Escudo Nacional del otro, realizado en oro. Es la máxima condecoración que da nuestro país. Tiene grabado en el metal: Cruz La Nación Argentina al Heroico valor en Combate. Pero Oscar Ismael Poltronieri no puede leer esa leyenda: “Hice hasta cuarto grado y se me hace difícil distinguir las letras”, explica con sencillez. Fue el único conscripto que recibió esta distinción.

“¡Vayanse todos, carajo! ¡Yo me quedo y los cubro!”, gritó Oscar cuando avanzó el batallón británico tratando de tomar el Monte Dos Hermanas.

Oscar Ismael Poltronieri cuenta que en esa batalla disparó casi sin respiro. Una bala enemiga le acaba de pegar de lleno a su compañero de trinchera y lo ve caer muerto y el soldado quería matar a quienes lo hicieron.

A las ocho de la noche llega la orden de replegarse. Poltronieri sabe que no podrán hacerlo bajo fuego enemigo. Y entonces grita que se queda, que él los cubre, que si no los van a matar a todos. Se queda solo en su trinchera. Durante nueve horas mantiene inmovilizado al batallón británico. Y permite que sus compañeros se alejen del infierno. Eran las 6 de la mañana del 11 de junio de 1982.

Oscar es un hombre humilde. Se crió en el campo cerca de Mercedes en la provincia de Buenos Aires, donde su padre Ismael era puestero y su madre, María Esther Luciano -que parió diez hijos- la peleaba limpiando casas ajenas. “A las cinco de la mañana ya estábamos afuera, con helada y todo, porque había que trabajar”, cuenta. Cuando tenía diez años ya sabía carnear corderos, ordeñar vacas y montar como un jinete experto. “En Malvinas eso nos ayudó a sobrevivir: yo era el que agarraba las ovejas para que pudiéramos comer”.

“Si pasa algo, el punto de reunión es el cementerio”, le habían dicho sus superiores. Cuando se quedó sin municiones, Oscar enterró su ametralladora -“para que no se la lleve ningún inglés”- y caminó, exhausto por la dura batalla, hasta Puerto Argentino. “Vi la bandera blanca en el mástil. Empecé a llorar de bronca porque eran las tres de la tarde y muchos de nosotros seguíamos peleando y muriendo allá arriba en los montes. No sabíamos que a las 10 de la mañana ya se habían rendido”, revela emocionado. 

Lo tomaron prisionero, lo llevaron a un galpón y allí vio la cara de sorpresa de sus compañeros que lo daban dado por muerto. “Cuando llegamos al Continente nos llevaron hasta Campo de Mayo. Y después en un colectivo hasta el cuartel. Nos dijeron que no teníamos que contar nada de lo que había pasado en la guerra. Querían escondernos, olvidar la guerra”.

La otra guerra

“Nosotros no tuvimos una guerra, tuvimos dos: una en Malvinas y otra peor al regresar”, dice con amargura. Y cuenta el calvario que vivió como veterano en medio de una sociedad que solo quería olvidar la derrota.

“No nos daban trabajo. Éramos los locos de la guerra. Yo vendía calcomanías arriba de los trenes, así con mi uniforme verde. Y la gente me gritaba: ‘¡Que te las compre Galtieri!’. Nos despreciaban, no querían saber nada con nosotros. Nos daban la espalda porque habíamos perdido la guerra”.

Todas las puertas estaban cerradas. Era un héroe olvidado. Así durante tres años. Hasta que una mañana, Juan Carlos Mareco lo entrevistó en Canal 7. Conmovido por su historia, le consiguió un puesto en La Serenísima. El trabajo ayudó a que no faltara pan para su mujer y  sus cuatro hijos, pero no pudo quitarle el dolor que le provocaba la desmalvinización que lo convertía casi en un paria. “Ya a nadie le importaban nuestros muertos y menos los que nos habíamos jugado el pellejo”.

El héroe un día sintió que ya no podía pelearle más a la vida. “Pero Dios se apiadó de mí”, dice. La soga que se había atado al cuello se cortó. Su hijo mayor lo encontró tirado en el piso, llorando.

Corría 2002 y la miseria otra vez lo había alcanzado. “Decidí vender mis medallas”, cuenta. Una nueva nota periodística lo salvó: Clarín publicó la historia del héroe olvidado. El entonces presidente Eduardo Duhalde lo llamó, Mauricio Macri lo invitó a la Bombonera -“era mi sueño”-y el Ejército le dio trabajo en Campo de Mayo, que mantiene hasta hoy.

Mi enemigo, mi hermano

La primera vez que volvió a Malvinas lloró durante todo el viaje. Se arrodilló frente a la cruz que domina el cementerio de Darwin y le pidió por “mis hermanos que quedaron en esta tierra”. Fue en 2010, para la filmación del documental El Héroe del Monte Dos Hermanas -del director Rodrigo Vila-, donde su historia de coraje es la gran protagonista. “La guerra me trae muchos recuerdos y mucho dolor, pero volver a mi posición, visitar a mis compañeros que viven para siempre en las Islas, me hizo mucho bien”.

Luego de la guerra intentó suicidarse, vendió baratijas en los colectivos y trabajó de remisero. Pero, lo más importante fue que soldados y oficiales veteranos ingleses lo buscaron para expresarle su admiración y fue condecorado en Inglaterra con "La Cruz de Hierro al Valor".

-¿Qué te dejó la guerra?

-Me dejó un hermano que antes fue un enemigo.

Su “hermano” es el marine inglés Mark Curtis, al que conoció por primera vez en 1984. Quien escribe (¡una vez más el periodismo!) reunió a un veterano argentino y a un inglés por primera vez después de la guerra. Fue en París. Y no necesitaron hablar el mismo idioma para entenderse. Mark había perdido un pie pisando una mina antipersonal en la batalla de Monte Harriet. Poltro le había disparado a los comando británicos desde el Monte Dos Hermanas. Malvinas los había enfrentado en esa ley no escrita de la guerra: Matar o morir.

Les tocó en suerte una época extraña.

El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos. Esa división, cara a los catógrafos, auspiciaba las guerras.

López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward, en las afueras de la ciudad por la que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer el Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad, que le había sido revelado en una aula de la calle Viamonte.

Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.

El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.

“Juan López y John Ward”. Jorge Luis Borges en 1985 le puso poesía al horror de las batallas en el lejano sur. Oscar y Mark, un amor de hermanos que los unió para toda la vida.

En las islas Poltro lloró sin consuelo en cada una de las 230 cruces del cementerio de Darwin. “Me arrodillé delante de la Virgen. Y le hablé. Le dije que los argentinos nos habían traicionado, pero que yo no me había olvidado de mis compañeros ni nunca los a iba olvidar”.

“Hablé con mis compañeros. Con Horisberger, que cayó a mi lado y su tumba dice Soldado Argentino solo conocido por Dios. El era quien me escribía las cartas en Malvinas para mi mamá, porque yo no sabía leer ni escribir… A todos les prometí que iba a volver a Malvinas. Que iba a estar con sus padres y sus madres. Que ellos ya no estaban, pero que a sus papás nunca les iba faltar un hijo porque yo iba a estar allí para abrazarlos. Por eso, a todas las madres de Malvinas yo les digo ‘mami’”.

Corazón de héroe

En su ciudad natal una callecita cortada lleva su nombre. Y en la plaza, ahí muy cerca, tiene un monolito que recuerda su valor y coraje en las islas. Leonor, la mujer con la que comparte su vida desde hace tres años, no disimula el orgullo: “No solo es un héroe, es el hombre más generoso que conocí”.

“Un día supe que había gente que estaba sufriendo mucho más de lo que yo había sufrido. Un veterano amigo, con quien fui a dar una charla al norte del país, me llevó al Impenetrable. Y cuando vi cómo vivían y todo lo que necesitaban, me puse a llorar como loco”.

Poltro supo que ahí tenía una nueva batalla que dar. Entonces hizo lo mismo que en aquel lejano Monte Dos Hermanas: le puso el cuerpo. Consiguió un galpón en Mercedes, buscó donaciones y trabajó día y noche para recolectar alimentos no perecederos para llevarlos al Impenetrable. “Ya hice un viaje, y voy a volver las veces que haga falta. Necesito, además de comida, botas para los chicos, zapatillas, bicicletas… Esa gente no tiene nada”.

-¿Qué sentís hoy al colgar esta cruz en tu pecho?

-Que esta cruz no es solo mía: representa a todos los que quedaron allá en las islas.

-¿Qué es Malvinas para vos?

-Es un sentimiento.

Lo dice con voz casi inaudible. Y, por primera vez, Oscar Poltronieri llora.

Fuente: Infobae

Vídeo relacionado

Jueves, 29 Noviembre 2018 07:43

Carlos García, el inmenso músico y guitarrista mercedino, obtuvo dos menciones especiales del Fondo Nacional de las Artes en su edición 2018, en el concurso de Música Popular Inédita.

Las menciones honorífica fueron otorgadas en los rubros "Folclore" y "Tango", por las obras "Folcloreando" y "Atangueado". 

Carlos Esteban García confirmó este reconocimiento en su cuenta social,publicando algunas imágenes del evento realizado en la casa "Victoria Ocampo" de la Ciudad de Buenos Aires, con el siguiente texto "Muy contento y agradecido por las menciones en tango y follklore que me entregó el Fondo nacional de las artes.. a los jurados, a todos muchas gracias... a seguir!!!".

El Concurso de Música Popular Inédita busca contribuir al fomento de la creación de obras musicales y entrega un premio de $100.000 y otro de $60.000, en cada categoría: Popular contemporánea, Rock, Jazz, Folklore y Tango. 

Popular contemporánea

Primer Premio
Rodrigo Exequiel Botacaulli
Mendoza, Mendoza
Puertas

Segundo Premio
Grupo ganador: Macarena Rodríguez Robledo y Alejandro Franov
Representante: Macarena  Robledo
CABA
Afluente

Menciones honoríficas
Soema Montenegro
Ituzaingó, Buenos Aires
Camino a la templanza

Emiliano Álvarez
La Matanza, Buenos Aires
Suite de viaje

Rock

Primer Premio
Grupo ganador: Juega el loco
Representante: Guillermo Martín Astobiza
CABA
Sala de espera

Segundo Premio
Lucía Patané
CABA
Toneles

Menciones honoríficas
Maximiliano Zomer
CABA
Pleamar

Barbara Barale
Buenos Aires
MUNAY

Juan Manuel Corriés
CABA
Los ídolos

Matías Merelli
Ituzaingó, Buenos Aires
Bitácora

Jazz 

Primer Premio
Grupo ganador: Sales de baño
Representante: Carlos Quebrada
CABA
Geometría del vínculo

Segundo Premio
Grupo ganador: MOM (Mateu, Olariaga, Miodownik)
Representante: Fabián Miodownik
CABA
Arruca

Menciones honoríficas
Grupo ganador: Quiñones-Fernández Dúo
Representante: Pablo Quiñones
Salto, Buenos Aires
Nuestro

Gerardo Di Giusto
Córdoba, Córdoba
Piezas para Piano

Leandro Cacioni
CABA
Música de los barrios del sur

Grupo ganador: Sebastián Greschuk Cuarteto
Representante: Sebastián Greschuk
CABA
La Espera

Rodrigo Agudelo
CABA
Canciones Aeronautas

Folklore

Primer Premio
Emiliano Alexis Khayat
CABA
El Caminante

Segundo Premio
Candelaria Quiñones
Salto, Buenos Aires
Folclore Argentino en Piano

Menciones honoríficas
Federico Beilinson
La Plata, Buenos Aires
Crónicas del litoral

Grupo ganador: Ayelén Martinez y Gabriel Barros
Representante: Ayelén Marta Martínez
La Plata, Buenos Aires
TRASLUZ

Rodrigo Terrón
Coronel Dorrego, Buenos Aires
Canciones sueltas

Carlos Esteban Garcia
Villa Mercedes, San Luis
Folkloreando

Alejandro Arelovich
General Pueyrredón, Buenos Aires
TFG

Tango

Primer Premio
Diego Schissi
CABA
Porlas
Segundo Premio
Lucas Querini
Rosario, Santa Fe
La Guardia Anónima

Menciones Honoríficas
Carlos Esteban Garcia
Villa Mercedes, San Luis
Atangueado

Grupo ganador: Gabriel Lombardo Quinteto
Representante: Gabriel Lombardo
CABA
La estafa

Grupo ganador: Masmédula
Representante: Diego Ramiro Zavalla
Rosario, Santa Fe
Siete piezas contemporáneas argentinas

Grupo ganador: Tangor
Representante: Cynthia Aguirre
La Plata, Buenos Aires
A Punto

Vídeo relacionado

Lunes, 12 Noviembre 2018 08:41

Los afanes de un reducido grupo de distinguidos ciudadanos que se reunían en los prolegómenos de los festejos del centenario de la Republica Argentina (1908), pusieron en evidencia la necesidad de equipar la flamante iglesia matriz, con un instrumento musical que hiciera marco al recinto que tan orgullosos los hacía sentir.

La historia dice que en 1880, a poco de llegar el ferrocarril a Villa Mercedes, a pedido del cura Párroco José Cardinale, quien pide un terreno al Municipio para construir la sacristía y un lugar donde dar misa y de su sugerencia surge una Comisión que se va a abocar a tal tema de construir un Templo, la misma la integraban Moisés Sarmiento, Pedro Encinas y Dolores Ortiz entre los devotos más destacados.

Pasan los años y ya en pleno 1890 con una nueva Comisión Pro Templo ahora integrada por el Coronel Carlos Panelo, Don Jaime Majó y Jeremías Ramallo logran que comiencen los trabajos de construcción que se prolongaron casi 20 años hasta que la irrupción del cura Jose Félix Gómez, llegado para hacerse cargo de la diócesis toma cartas en el tema de la construcción y la ornamentación del recinto sagrado, logrando entre otras cosas la adquisición del los exquisitos vitrales que se fabrican a pedido por la Fabrica Mayer de Múnich (Alemania). Por consiguiente la inquietud de un grupo de damas del Conservatorio de Música local de comprar un armonio se convierte en el pedido de un órgano de tubos, tal la sugerencia del influyente clérigo que es quien se encargara de hacerlo construir en una de las fabricas más renombradas de Alemania.

Así fue que la comunidad toda se entusiasmo con la idea y empezó a juntar dinero por suscripción popular y la pujante clase dirigente de la flamante ciudad se hizo presente superando con creces la meta planteada para las donaciones, recaudándose la suma de $ 2500 m/n que lleva en mano el Cura para contratar la construcción del instrumento, aprovechando un viaje de éste al país europeo (corría el año 1914). A los pocos meses estalla la Gran Guerra que se identificara como la 1º Guerra Mundial, esta situación hace que el Órgano no concluya su construcción hasta 1923.

Han pasado muchas cosas en la ciudad en esos años y una muy importante, la muerte intempestiva de Monseñor José Félix Gómez que durante décadas dio letra a diversas comidillas vernáculas sobre este hecho que dividió a los cronistas/historiadores locales. La cuestión que la ciudad un día se entero que llegaba el Órgano de Tubos para su Iglesia Matriz y después de incontables trabas burocráticas de la Aduana, pudo ser subido a un vagón de carga del Ferrocarril Buenos Aires al Pacifico rumbo a su destino.

Pero como un novela de suspenso, al llegar a la estación, la multitud que lo esperaba, seguramente las damas de la primera Comisión encabezadas por doña Margarita Tomas de Ribas y el Intendente Municipal Rolando Olloqui se enteraron que el despachante de Aduanas Tornquist SRL. lo enviaba a la ciudad de San Luis.

Mas allá del error y las suspicacias que despertó esta noticias, lo más exaltados se dispusieron a cortar la vía si no se bajaba el instrumento tanto tiempo esperado y el Jefe de Estación, a riesgo de poner su puesto en peligro ordeno la descarga inmediata y una chata tirada por cuatro caballos de Transportes Vidal (!) se encaminó por la Avenida Mitre entre los aplausos y vivas de la gente en todo su trayecto hasta el Templo, felices de que por fin las ceremonias religiosas serían engalanadas por la Música Sacra.-

Martes, 02 Octubre 2018 17:28

Yo solía querer mucho a mi abuela. Hace varios años que dejó este mundo y no es que la haya olvidado.

Cuando era un niño el cariño tenía que ver con el tiempo y la pertenencia, y nosotros nos pertenecíamos casi todas las tardes. Pero el tiempo distancia. La falta también. 

Mi abuela tenía cualidades poco vistas para mis ojos. Se olvidaba de las cosas y los nombres, y nunca la vi contrariada por ello. Sabía cambiar angustias por sonrisas y parecía no tocar el suelo cuando andaba por la casa. Siempre hablaba de los ángeles. Podía verlos por la mañana, cuando empezaba a despertar. Yo era poco dado para esas creencias pero ella insistía, siempre.

Martes, 23 Enero 2018 14:01

Uno de los episodios que ha merecido la atención de numerosos historiadores y ganado popularidad en los pobladores de ayer y de hoy, es el asalto a la Villa por un malón de indios ranqueles a cuyo frente venía el gaucho Puebla.
El suceso ocurrió el 21 de enero de 1864 apenas 8 años después de fundado el Fuerte Constitucional.

Nada mejor que transcribir el relato que hace el doctor Laureano Landaburu, por considerar que se ajusta a la verdad de lo ocurrido, pero no pudo omitir la mención del Sargento Mariano Gauna que haciendo las veces de “bombero”, anticipó a Iseas de la presencia del malón.

Sábado, 29 Septiembre 2018 11:05

Nació en nuestra Provincia de San Luis, en 1825.  En 1846, se recibió de abogado en Santiago de chile y, aunque brillante hombre de Derecho, eligió su propio destino convirtiéndose en geógrafo, agrimensor y geólogo.

Pero antes, ya había escrito “Cuadro Descriptivo de la Provincia de San Luis”, obra elogiada por el mismísimo geógrafo y sabio francés Martín de Moussy.

Sábado, 29 Septiembre 2018 11:01

Braulio Aurelio Moyano nació en Villa Mercedes en 1907.  A los 18 años comenzó sus estudios universitarios y en cuatro años se graduó como médico. La tesis que presentó para doctorarse fue “Demencia presenil y demencia senil (enfermedad de Alzheimer)”. Luego, viajó a Europa a especializarse, sobre todo en la Clínica Neurológica de la Salpetrière de París, y en el laboratorio de la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Múnich.

El periodista Sergio Garis nos cuenta que: “Regresó al país en 1930 e ingresó en el Hospicio de las Mercedes como médico interno. Después fue nombrado jefe del laboratorio de Anatomía Patológica de Hospital Nacional de Alienadas. Se desempeñó como docente de Clínica Psiquiátrica Patológica de la Facultad de Medicina de Buenos Aires; profesor de Anatomía del Sistema Nervioso en el ciclo de estudios superiores de médicos psiquiatras”. “Murió joven, a los 52 años. Con su muerte, el país perdió a un eminente investigador de las enfermedades cerebrales. En su memoria el antiguo Hospital Neuropsiquiátrico de Mujeres de la Capital Federal lleva su nombre”.

Su hermana menor, María Clemira Moyano, entrevistada por el mismo Garis en 1993, recuerda una anécdota: “En una oportunidad, siendo presidente el General Perón, éste visitó el laboratorio donde trabajaba Braulio Aurelio. Perón quedó tan impresionado con las explicaciones que le daba Braulio, como así también con la pobreza de su laboratorio, que al poco tiempo le instaló uno de excelente nivel, lo cual favoreció ampliamente su investigación. Braulio Aurelio fue muy amigo del profesor Ramón Carrillo, que fue el primer ministro de Salud que tuvo el país, justamente en época del gobierno de Perón. Braulio le decía “el negro Carrillo”. Cuando Perón lo nombró ministro, éste lo quiso como subsecretario a Braulio. Aceptó. Pero a los dos días renunció. “A mí dejáme de molestar. Yo no estoy para cuidar trapos, sábanas y macanas. Yo estoy para investigar”, le dijo a Carrillo.

Lunes, 11 Junio 2018 18:44

En noviembre de 1811, partían desde San Luis de la Punta 400 puntanos al mando del Capitán Buenaventura Martínez a incorporarse al Ejército del Norte. Meses después, muchos de ellos combatieron en la gloriosa batalla de Tucumán, el 24 de setiembre de 1812, hace ya 200 años.

Vicente Fidel López llama a Tucumán “la más criolla de cuantas batallas se han dado en territorio argentino”. Faltó prudencia, previsión, disciplina, orden y no se supieron aprovechar las ventajas; pero en cambio hubo coraje, arrogancia, viveza, generosidad… y se ganó. El dato increíble: fuerzas patriotas: 1600; fuerzas realistas: 3000.

El secretario del Primer Triunvirato, Bernardino Rivadavia, ante el avance de Pío Tristán desde el Norte, ordena a Belgrano replegarse hacia Córdoba. Esto significaba, nada más ni nada menos, que dejar abandonado y servido en bandeja Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero a los realistas! Así, poblaciones enteras quedarían a merced del General español, con todo el Norte argentino ocupado por el enemigo.

Poco esfuerzo hizo aquel General Doctor para entender que, una vez más, el gobierno despreciaba territorio y gente, más allá de sus fronteras. Así, ante la insistencia increpadora de aquel cosmopolita que nunca pisó el barro, Manuel Belgrano le escribía en lo que la Historia recordará como “la desobediencia genial”: “Algo es preciso aventurar y ésta es la ocasión de hacerlo; voy a presentar batalla fuera del pueblo y en caso desagraciado me encerraré en la plaza hasta concluir con honor …..”.

Así, aquel 24 de setiembre Belgrano salvó a la Patria en la batalla de Tucumán, donde la caballería de gauchos norteños y puntanos se destacó con arrojo temerario.  Unos días después, el 8 de octubre de 1812,  el Cnel. José de San Martín, harto de las vacilaciones y desaciertos del Primer Triunvirato, con la aprobación total del pueblo, terminó con aquel gobierno. Como acción inmediata, se convocó a una Asamblea Constituyente, para darle a la Patria su Independencia y una Constitución.

Fuente: Villegas, J. (2011), “Escenas de la Historia de San Luis”. Argentina. Editorial San Luis Libro.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!