Viernes, 17 Agosto 2018

Del van a llover inversiones a la deshidratación…

Posted On Martes, 24 Julio 2018 15:54 Escrito por

Como todo aquellos que llevamos “la  industria” en la sangre, esperamos ansiosos esos aluviones monetarios que nunca llegaron.

Me gusta aclarar que este modelo económico no fue bendecido con mi voto; no obstante decidí nunca obstruir con comentarios antagónicos, pero si críticos.

Hasta llegué a entender al economista Milei con su postura liberal de mercado, dije entender, no aplaudir. Tratando de entrelazar el concepto Keynesiano con un mercado abierto, esperando la lluvia.

También googlee "chamanes para hacer llover"; pero nada.

¿Por qué nos afecta? Porque de esta situación en la cual se encuentra el País se sale entre otras cosas, con TRABAJO, con GENERACIÓN de EMPLEO.

No solo que esto no sucedió, sino que las industrias fueron disminuyendo su capacidad productiva y los productos de muchas PYMEs están siendo reemplazados por productos importados, ergo cerrando las puertas a la producción nacional.

Porque bueno, quizás algunos puedan reconvertirse, pero es tan solo QUIZAS y ALGUNOS.

¿Y los otros? ¿Qué?.

El estado debe estar presente. Debe generar las condiciones para las inversiones, creación de empleo, crecimiento, etc. También, desde el lado del empresario o emprendedor, debemos tener una responsabilidad con la sociedad con la cual interactuamos.

Pero lo que más me genero irritación, fue cuando en marzo del 2017 un banco me ofrece ingresar con capital al negocio del LEBAC. Y sí... los emprendedores estábamos siendo seducidos a la timba financiera en desmedro de la inversión. Luego de prestar debida y respetuosa atención al gerente del banco, conté hasta 3 como me enseñó mi Nono y le expresé mi punto de vista.

NO mi amigo, esto NO es lo que ustedes -los bancos- tienen que hacer. Ustedes me tienen que seducir para que yo tome un préstamo para comprar un equipo, optimizar y aumentar mi capacidad productiva y NO a que invierta en la timba financiera. Me enoje al entender que mi punto de vista era distinto al de negocios de un banco, así que saludé cordialmente y me fui.

Y si, me siento un papanatas, ya que en el sentido netamente económico perdí plata, bastante. Pero el plantel sigue intacto y como la experiencia me recuerda que todo pasa, esta situación también.

Considero que nuestras acciones tienen que ser coherentes con lo que deseamos.

En la medida que se pueda, usted si es emprendedor o una persona más en la sociedad, puede aportar su granito de arena. Cómo?, bueno, yo particularmente compro todos los insumos que utilizo con un solo requisito, que sean de producción nacional. Quizás sean un poco más caro, si. Pero soy coherente con mis planteos. Y cuando la variación es muy grande, hablo con mi proveedor a ver qué se puede hacer y llegamos a un punto de compromiso en el cual ambos salimos menos perjudicados al beneficio de, no menor, mantener las fuentes de empleo.

Así que usted cuando compre en supermercado, tienda o lo que sea, dé prioridad al PRODUCTO NACIOMAL.

La rueda gira y vuelve.

Es ahí, donde mi metro cuadrado de influencia entra en acción. Esperando se expanda y contagie a algún otro idealista que se juegue y sacrifique algún beneficio en pos de una sociedad inclusiva.

Uff, tanto por querer expresar en este primer texto.

Hasta aquí todo por hoy.

Actuemos en concordancia con lo que deseamos.

Actúa en tu metro cuadrado de influencia, muchos pueden estar mirando. Muchos te pueden seguir.

 

Visto 185 veces Modificado por última vez en Martes, 24 Julio 2018 16:02

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!