Sábado, 16 Febrero 2019
Víctor Jalid Funes

Víctor Jalid Funes

Viernes, 15 Febrero 2019 12:45

Las cosas de arriba

¿Quién es sabio y entendido entre ustedes? Que lo demuestre con su buena conducta, mediante obras hechas con la humildad que le da su sabiduría. Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.

Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismos con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. El que adquiere cordura a sí mismo se ama, y el que retiene el discernimiento prospera.

Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia. Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. La sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera.

Más vale adquirir sabiduría que oro; más vale adquirir inteligencia que plata.

Compórtense sabiamente, aprovechando al máximo cada momento oportuno. Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán cómo responder a cada uno.

Que nadie se engañe. Si alguno de ustedes se cree sabio según las normas de esta época, hágase ignorante para así llegar a ser sabio. El que refrena su lengua protege su vida, pero el ligero de labios provoca su ruina. Hasta un necio pasa por sabio si guarda silencio; se le considera prudente si cierra la boca.

Por tanto, todo el que lee estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construye su casa sobre la roca, y “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”. También esto viene del Señor Todopoderoso, admirable por su consejo y magnífico por su sabiduría. Y si Dios lo dice “Así es”.

Viernes, 28 Diciembre 2018 16:12

Todo lo puedo en Cristo

Un año nuevo comienza. Con el nuevos planes, nuevas expectativas y nuevos retos. Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados.

Porque ÉL sabe muy bien los planes que tiene para ustedes, y lo afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! Por tanto, digan: «El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!» Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!

A los que acepten al Señor en su corazón, los rociará con agua pura, y quedarán purificados. Los limpiará de todas sus impurezas e idolatrías. Les dará un nuevo corazón, y les infundirá un espíritu nuevo; les quitará ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondrá un corazón de carne,   infundirá su Espíritu en ustedes, y hará que sigan sus preceptos y obedezcan sus leyes.

Amigos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, y sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Yo Jalid les digo, esperen en Dios, sé que es una disciplina que a veces cuesta. Los invito a que vayamos a su presencia, sin quejas y con confianza. No nos desesperemos cuando veamos el aparente triunfo del mal. Cada día podemos afirmar que Dios es Fiel y que su compasión es infinita, y los que confíen en ÉL, renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán. Su amor no se acaba y cada mañana renueva su bondad. Y si Dios lo dice, palabra santa y EL hará.

jalyD

Domingo, 23 Diciembre 2018 10:32

ME HUBIESE GUSTADO

 

 

En la biblia podemos encontrar un gran suceso…

“El ángel Gabriel fue enviado por Dios porque algo grande estaba por suceder,  tuvo que visitar a una mujer llamada María de la cuidad de Nazaret… al verlo el ángel le dijo “No temas, la gracia de Dios está contigo, un hijo darás a luz y lo llamarás Jesús.

Ella preguntó: ¿Cómo puede ser si no soy nada especial?, pero sé que para Dios no hay nada imposible, hágase en mí, hoy su voluntad.

El ángel le dijo: Su espíritu está sobre ti y el fruto que llevas santo será.

Y así fue, nació Emmanuel (Dios con nosotros) para el bien de la humanidad”.

 

Me hubiese gustado, haber sido un ángel, para poder anunciar la historia de su nacimiento esa noche en Belén. Me hubiese gustado, haber sido una estrella y con mi luz alumbrar aquel pequeño lugar donde iba a nacer. Me hubiese gustado, haber sido un mago, para poder darle el mejor regalo. Me hubiese gustado, haber sido el dueño del mejor mesón de toda la región y haberle dado mi mejor habitación.

 

Es navidad, la tierra celebra, el rico y el pobre compartirán, la dicha y el gozo que en aquel día, Cristo Jesús nos vino a entregar, este es un tiempo que grandes y chicos anhelan vivir, la alegría de todos los pueblos, el júbilo eterno de compartir.

Jesús nació, la navidad llegó. Es para ti. Jesús nació para darte paz, para darte amor. Jesús nació, la navidad llegó, invítalo a pasar, invítalo a llenar tu corazón.

Durante la cena de navidad no te olvides que si estás allí es el mejor regalo de parte de Dios que puedes recibir. Este nacimiento es la demostración de ese eterno amor, festejemos su nacimiento con alegría, lo hizo por ti, lo hizo por él lo hizo por mí.

ÉL es grande, hijo del altísimo y reina para siempre, el Señor Dios le dio su trono y su reino no tiene fin.  Hoy es el tiempo, ÉL está a la puerta y  te llama, si le abres, cenarás con él y ÉL contigo.                                                                                                            M.W

Feliz Navidad.

                                                                               jalyD

Martes, 11 Diciembre 2018 21:56

Hombre

A ti te digo, ÉL ya te lo ordenó: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo, ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

No sigas el consejo de los perversos, ni el ejemplo de los pecadores, ni te unas con los que andan burlándose de todo. Al contrario, acércate a la enseñanza de Él y estudia su palabra día y noche. Si eso haces, serás tan fuerte como un árbol plantado junto a corrientes de agua fresca, que da su fruto en el momento adecuado y al que nunca se le caerán las hojas y te irá bien en todo lo que hagas.”

El Salmista preguntó “¿Con qué limpiará el joven su camino? Y su corazón no tardó en responder y le dijo “Con guardar su palabra.”

Pon toda tu atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante ÉL, y recibirás todas sus maravillas.

Debes cuidarte y estar firme en la fe, pórtate como un verdadero varón y esfuérzate, porque aunque tu cuerpo mortal se va desmoronando, tu ser interior recibirá día tras día nueva vida de parte de ÉL.”
Ama a tu esposa así como Cristo amó a la iglesia y entregó su vida por ella. Cristo murió para hacer que la iglesia fuera declarada santa, purificándola con el lavamiento del agua y un pronunciamiento suyo, para presentársela a sí mismo como una novia, llena de esplendor y belleza. Cristo murió para que la iglesia fuera pura, sin mancha ni arruga, ni nada semejante. Y tú, debes amar a tu esposa así como amas a tu propio cuerpo; porque el que ama a su esposa, se ama a sí mismo.

Mantente siempre dispuesto a escuchar a los demás, pero no dispuesto a enojarte y hablar mucho. Porque la gente violenta no puede hacer lo que Dios quiere.
Joven varón, respeta a tus mayores. Que la sencillez presida tus mutuas relaciones, pues Dios hace frente a los orgullosos y concede, en cambio, su favor a los humildes. Así que ríndete al poder de Dios, para que ÉL te proteja en el momento oportuno. Confíale todas tus preocupaciones, ya que ÉL se preocupa de ti.

Y si Dios lo dice, Así es.

Lunes, 12 Noviembre 2018 07:40

El engaño

Por todo eso no propagues falso rumor; no te concertarás con el impío para ser testigo falso. No des falso testimonio contra tu prójimo.

No le hagas caso a tu corazón, porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias.

Hemos aprendido que todo nos es lícito, pero no todo nos conviene, la Biblia lo expresa muy bien, los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

No se mientan los unos a los otros, puesto que habéis desechado al viejo hombre con sus malos hábitos, no seas, sin causa, testigo contra tu prójimo, y no engañes con tus labios.

Dios, los harás caer al pozo de la destrucción; los hombres sanguinarios y engañadores no vivirán la mitad de sus días; mas tú en Dios confía, porque los que obran fielmente son su deleite.

Ni des lugar al diablo, el que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. No contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Leo la Biblia y cada día me enseña cosas nuevas y en este caso fortalece mi pensamiento en relación a los hombres y el cuidado que debo tener ante ellos, un ser misterioso que maldito el cree en él.

Y si la Biblia lo dice, así es.

 

Miércoles, 24 Octubre 2018 11:55

La mentira

La Biblia condena fuertemente la mentira.

Primero, Dios dice que el mismo no miente (Números 23). Si somos personas de bien debemos amar la verdad sabiendo que esto honra a Dios.

Segundo, Jesús dice que los mentirosos son hijos de Satanás, quien es el padre de las mentiras. En otras palabras, el que miente con propósito escoge asociarse con ese mundo.

Último, el nuevo testamento advierte que los mentirosos no tendrán parte en el reino de Dios.

Siendo esto así, ¿no es mejor andar en la verdad?
Desde la matriz están desviados los impíos; desde su nacimiento se descarrían los que hablan mentiras. El que practica el engaño no morará en la casa Dios y el que habla mentiras no permanecerá en su presencia.

Seis cosas hay que odia el Señor, y siete son abominación para El: ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, un corazón que maquina planes perversos, pies que corren rápidamente hacia el mal, un testigo falso que dice mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.

Lo que sale de la boca viene del interior del hombre; y eso es lo que lo hace impuro. Porque del interior del hombre salen los malos pensamientos, los asesinatos, el adulterio, la inmoralidad sexual, los robos, las mentiras y los insultos. Estas cosas son las que hacen impuro al hombre.

Los que mienten buscando engañar al inocente, son de su padre el diablo, y quieren cumplir con los deseos de su padre, quien desde el principio ha sido un homicida, satanás no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de lo que le es propio; porque es mentiroso y padre de la mentira.

Así que dejen las mentiras y «díganse siempre la verdad unos a otros» porque todos formamos parte del mismo cuerpo.
No se mientan los unos a los otros, puesto que ya se han despojado de lo que antes eran y de las cosas que antes hacían, y se han revestido de la nueva naturaleza: la del nuevo hombre, que se va renovando a imagen de Dios, su Creador, para llegar a conocerlo plenamente.

No crean a todo el mundo, sino pongan a prueba a cada uno de ellos, para ver si son de Dios. Porque muchos falsos han salido por el mundo, no te dejes engañar, los labios veraces se mantienen siempre; lengua mentirosa sólo un instante. También los labios mentirosos son abominación al Señor; más los obradores de la verdad su contentamiento. Y si Dios lo dice así es…

Viernes, 28 Septiembre 2018 19:57

Bondad de Dios y perversidad de Argentina

Hoy quiero que prestes mucha atención, Dios te quiere amonestar.

Dios te dice que no haya en ti dioses ajenos, ni te inclines a dioses extraños. EL es tu único Dios, Que te dio la vida y te promete salvación.

Si abrieras tu boca delante de EL, EL la llenaría. Pero él dice “mi pueblo no oyó mi voz, y no me quiso. Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón; caminaron y caminan en sus propios consejos”.

El sigue hablando!!Oh, si me hubiese oído mi pueblo, Si en mis caminos hubiese andado Argentina! En un momento habría yo derribado a sus enemigos, y vuelto mi mano contra sus adversarios. Los que aborrecen a Dios se le habrían sometido, y el tiempo de ellos sería para siempre.

Hoy te digo “si te acercas a Dios EL té sustentaría con lo mejor del trigo, y con miel de la peña te saciaría”.

Te pregunto ¿La culpa es de Dios? No, es de todos, cada uno somos parte de una manera u otra de lo que vivimos, Dios te dice:

“Si se humillara Argentina, sobre el cual mi nombre es invocado, y orasen, y buscasen mi rostro, y se convirtieran de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”. Y si Dios lo dice así es….

Miércoles, 05 Septiembre 2018 16:47

De la necedad se vuelve

Dicen ser sabios, pero se volvieron necios, porque la sabiduría de este mundo es necedad ante Dios. Pues escrito está: Dios es el que prende a los sabios en su propia astucia, porque sin entendimiento, son indignos de confianza, y sin amor, despiadados”.

Todo hombre es torpe, falto de conocimiento; todo orfebre se avergüenza de su ídolo; porque engañosas son sus imágenes fundidas, y no hay aliento en ellas.

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el inteligente? ¿Dónde el instruido de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?

Porque los hombres se han entorpecido y no han buscado al SEÑOR; por tanto, no prosperan, y toda su riqueza se ha dispersado y no progresarán más, pues su insensatez será manifiesta a todos, mas ellos a una son torpes y necios en su enseñanza de vanidades, pues su ídolo es un leño.

Porque mi pueblo es necio, dice DIOS, no me conoce; hijos torpes son, no son inteligentes. Astutos son para hacer el mal, y hacer el bien no saben. Han escondido su corazón del entendimiento, por tanto no me exaltarán.

¡Oh, argentinos insensatos! ¿Quién los ha fascinado?, levanten sus ojos hacia donde Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado. Dicen ser sabios, pero son necios exhibiendo su estupidez, su  mal genio, hasta la maldad, el ateísmo y el rechazo de Dios.

El Señor los llama necios, no por estupidez intelectual sino por ceguera espiritual, vuélvanse al Señor, no todo está perdido, aunque necios en su proceder Dios los ha escogido, porque EL escoge de lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y también ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte. Y si Dios lo dice así es y así será.

Sábado, 11 Agosto 2018 09:29

LA AVARICIA (II)

Y les dijo Jesucristo: “Miren, y guárdense de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.  Es curioso ver como Jesús pide que nos guardemos de la avaricia, lo cual hoy en día muchos están envueltos en ella.

Políticos y empresarios se han dejado envolver por la misma sin medir las consecuencias, sin pensar del daño que ocasionan. Hoy estamos viviendo tiempos difíciles por la avaricia de muchos, hay quienes profetizan que las riquezas y los bienes materiales te llevan a la felicidad.

Cierta vez un predicador centro americana que le decía a la multitud, “Dios les dará carros de lujos y la gente los admirará”, ante esto habría que ver si es de Dios ese mensaje ¿para qué queremos tener por tener? ¿Para que la gente nos admire? Si Dios nos da, es para que nosotros demos también, en eso consiste la bondad y la misericordia!! 

Dios nos expresa que somos mayordomos de los bienes que tenemos, y nos vuelve a recalcar ¡Ay del pobre que se enriquece y olvida atender a los de su condición primera! ¡Ay del rico que lo pierde todo: comprobará en su carne cómo los que creía suyos ya no atienden sus llamadas!

El principio de John Wesley (clérigo anglicano y teólogo cristiano británico) era ahorrar y dar todo lo que pudiera, cuenta la historia que cuando estaba en Oxford, tenía unos ingresos de treinta libras al año, vivía con veintiocho libras y daba las otras dos. Cuando sus ingresos ascendieron a sesenta libras, a noventa y a ciento veinte al año, todavía vivía con veintiocho libras y daba el resto. 

Un día un inspector general de la plata le dijo que tenía que pagar un impuesto, y Wesley contestó: “Tengo dos cucharillas de plata en Londres y otras dos en Bristol. Esa es toda la plata que tengo por el momento, y mientras haya tantas personas a mí alrededor que necesitan pan, no tengo intención de comprar más”. Los romanos tenían un dicho de decía “El dinero es como el agua del mar: Cuanta más se bebe, más sed se tiene”.

Cuenta la biblia de que una persona se dirigió a Jesús y le dijo “Maestro, dile a mi hermano que comparta la herencia conmigo. Hombre (replicó Jesús), ¿quién me nombró a mí juez o árbitro entre ustedes? ¡Tengan cuidado! (advirtió a la gente). Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes».

Entonces les contó esta parábola:

“El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha. Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha”.

Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes. Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida”. Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado? así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios”.

Mientras se tenga la actitud del rico insensato, no podemos agradar a Dios, ya que el deseo de tener más solamente por placer, es contrario al Evangelio.

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tienen ahora; porque Jesús dijo: “No te desampararé, ni te dejaré”; de manera que podemos decir confiadamente: “El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre”. 

Jueves, 05 Julio 2018 16:49

Lo Justo

 

Años de corrupción, deshonestidad y malversación de fondos estatales han llevado a los países a situaciones calamitosas, la solución es muy fácil, todo se resume a una palabra “honestidad”, Dios en su palabra nos enseña “El que rehúsa ganancias fraudulentas, el que se sacude la palma de la mano para no aceptar soborno, el que se tapa las orejas para no oír hablar de sangre, y cierra sus ojos para no ver el mal. Ese morará en las alturas, subirá a refugiarse en la fortaleza de las peñas, se le dará su pan y tendrá el agua segura”

No hurten; no mientan, ni se defrauden unos a otros, no dicten sentencias injustas, ni cometan injusticias en pesos y dólares.

No tuercen lo derecho, no hagan acepción de personas, no acepten soborno, porque el soborno cierra los ojos de los sabios y corrompe las palabras de los justos.

Maldito quien acepte soborno para quitar la vida a un inocente y la corrupción mata, teman a Dios, cambien de actitud porque no morará en la casa de Dios quien cometa fraude, ni con los hombres sanguinarios, que tienen en sus manos la infamia, y su diestra repleta de soborno, no se dejen atrapar por la mentira, no se dejen atraer por el lucro, no acepten regalos dejándose sobornar y no se tuercen, sean derechos cueste lo que cueste.

Vuélvanse a Dios “El es justo y fiel, lerdo para la ira y pronto para la  misericordia! y cambien de actitud, el que robo entregue la mitad de sus bienes a los pobres; y si en algo han defraudado a alguien, devuelvan el cuádruple.

Recuerden que Dios es amor, pero también fuego consumidor. Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu y vuélvanse a Dios, dejen los malos caminos y Dios los perdonará.

 

 

Página 1 de 4

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!