Domingo, 25 Octubre 2020

El Ejecutivo prepara un paquete de 60 medidas para incentivar la recuperación económica tras la emergencia sanitaria por el coronavirus. Los detalles.

Para enfrentar la pospandemia y reactivar la economía, el Gobierno nacional impulsa la conformación de polos locales por fuera de los grandes aglomerados urbanos y la utilización de tierras estatales para la producción industrial y agraria, así como la construcción de viviendas a través del programa Procrear.

La iniciativa se enmarca dentro del Plan Nacional de Suelos y que, junto al Procrear y otros proyectos, fue analizado esta semana durante una reunión multiministerial que se realizó en la Casa Rosada, en la que quedó conformado el Gabinete de Tierras, encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Las herramientas forman parte de las 60 medidas para la pospandemia que anticipó ayer el presidente Alberto Fernández para "ir abandonando la etapa de la emergencia y pasar hacia la de la recuperación", según precisó hoy Cafiero.

"Tenemos expectativa de que la recuperación venga pronto, pero sin descuidar la lucha contra pandemia", dijo Cafiero esta mañana en declaraciones a las radios 10 y Del Plata, en las que indicó que en los próximos días el Presidente "hará una presentación general" de las medidas, que "sirva de disparador para que cada área de gobierno lleve adelante la parte del programa que le toca".

En materia de tierras y viviendas, esta semana, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa -que integra ese gabinete- ya adelantó que se busca una "descentralización territorial y un país más equilibrado".

En este marco, Bielsa anticipó que la semana próxima el Presidente anunciará una nueva etapa del plan Procrear -de acceso a la vivienda y generación de empleo-, que se complementará con el Plan de Suelos, y busca terminar con la dicotomía que existe en muchos lugares donde "el suelo es más caro que la casa".

La semana próxima el Presidente anunciará una nueva etapa del plan Procrear de acceso a la vivienda y generación de empleo.
La semana próxima el Presidente anunciará una nueva etapa del plan Procrear de acceso a la vivienda y generación de empleo.



El Plan Nacional de Suelos alcanzará a todo el país con el objetivo de "la generación de lotes con servicios para ampliar el acceso al suelo urbanizado", a través de "bancos de tierras públicas, privadas, gremiales o de asociaciones profesionales", para que "la tierra no sea un limitante para poder acceder a la vivienda".

Para esto, Bilesa anticipó que su cartera "formalizará relaciones con las provincias y municipios para que se puedan crear bancos de tierra urbanizada y se facilite el acceso a la vivienda".

Otro de los funcionarios que conforman el gabinete de Tierras, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, explicó a Télam que el proyecto apunta a asignar tierras para -por ejemplo- la construcción de escuelas y jardines de infantes, aunque agregó que también habrá modelos de "desarrollo privado", que incluyen la radicación de emprendimientos privados utilizando tierras públicas.

La idea -según explicó- es "la articulación pública-privada" en esos casos, que se resolverá como "una locación temporaria o con carácter de transferencia de la propiedad".

Entre estos proyectos, se analiza la posibilidad de que "se asignen tierras del Estado a sectores relacionados con la agricultura familiar y las pequeñas y a las medianas empresas".

"Existen en muchos casos emprendimientos que tienen limitada su capacidad de expansión o su posibilidades de continuidad por no disponer de tierras propias", dijo Basterra.

Esta situación se da particularmente en las "áreas peri urbanas, donde hay una disputa también por la relocalización de viviendas, lo que lleva a que la renta de la tierra adquiera valores muy altos que muchas veces hacen inviable la producción de frutas y hortalizas en general".

Del plan participa también la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), cuyo titular, Martín Cosentino, precisó a esta agencia que la idea es "aprovechar los terrenos del Estado" y también "salir de los grandes conglomerados" como parte de las medidas pospandemia en las que trabaja el Gobierno.

"La idea es establecer políticas públicas de producción y empleo, en el marco del plan de reactivación post pandemia", completó Cosentino.

"Tenemos expectativa de que la recuperación venga pronto, pero sin descuidar la lucha contra pandemia", dijo Cafiero.
"Tenemos expectativa de que la recuperación venga pronto, pero sin descuidar la lucha contra pandemia", dijo Cafiero.



En este sentido, dijo que se propiciaría de esta forma "la radicación de industrias transformadoras de esa materia prima en parques industriales".

El funcionario explicó que "cada una de las propiedades de las que dispone el Estado nacional está bajo análisis", con la idea de ir definiendo qué emprendimiento para qué lugar con el objetivo de "contribuir al ordenamiento territorial que demanda el país".

Al respecto, Basterra puntualizó que este reordenamiento permitirá "en algunos casos desconcentrar núcleos poblacionales que tienen problemas de hacinamiento" y "en otros darle más oportunidades al sector productivo para el acceso a tierras para producciones de caracerísticas intensivas y con especial énfasis en agricultores familiares de pequeños y medianos productores".

En el marco del Gabinete de Tierra, "se está haciendo un relevamiento ajustado de las propiedades que tiene el Estado nacional para, a partir de ahí, evaluar su potencialidad para los distintos destinos y estos destinos dependiendo de las propiedades de que se trate", explicó Basterra.

Al respecto, el ministro remarcó que el Gabinete de Tierras "va a funcionar regularmente" y que el titular de la AABE será el encargo de llevar la agenda de reuniones del equipo de infraestructura para construcciones educativas, soluciones habitacionales, parques industriales y producción agropecuaria, en tanto que Desarrollo Social hará su parte para el apoyo de infraesctructura social.

Los integrantes de este gabinete, además de Bielsa, Basterra y Cosentino, son el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; la titular de Anses, Fernanda Raverta, y el titular de la Unidad de gabinete de Asesores del Ministerio de Desarrollo Productivo, Alejandro Sehtman y Cavo.

Publicado en Argentina

Un relevamiento de la UIA destaca que cayeron 2.436 empleos por mes, desde abril de 2015 al mismo mes de este año.

La Unión Industrial Argentina (UIA) se refirió a la crisis que afronta el sector fabril desde hace años y aseguró que se perdieron 71.200 puestos de trabajo en la industria, a razón de 2.436 empleos por mes, desde abril de 2015.

Así lo indica un informe de la entidad empresarial, al que accedió el portal Letra P. El relevamiento refleja que existieron períodos con fuertes pérdidas laborales. En mayo de 2016, se perdieron 5603; en noviembre de ese año, 5.504 y enero del mismo período, más de 5.422.

Los datos muestran que la industria presentaba inconvenientes durante el gobierno deCristina Fernández y empeoró de forma notable con la gestión de Mauricio Macri.

Según explicaron, hay rubros como Alimentación y Laboratorios que están cayendo en actividad a un ritmo de entre 7 y 8%, siendo dos rubros que son puntales en los indicadores generales de actividad.

Si se observa por sectores, los que que más perdieron fueron los siguientes: Productos de Petróleo, un 24,6%; Maquinaria de Oficina, 16%; Cuero y Calzado, 14,8%; 8,1% en Confecciones, 5,4% en Edición, 5,2% en Reciclado de Desechos, 1,9% en Productos Químicos y 0,3% en Alimentación.

Todos estos datos desagregados miden solo hasta 2017. Resta saber el impacto sectorial en el año más duro para las fábricas, 2018, destacó Letra P.

Publicado en Sindicales

El gremio liderado por Ricardo Pignanelli denunció que “el Estado decidió dejar en manos del mercado los designios de esta industria”.

El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina, conducido por Ricardo Pignanelli, emitió un duro texto criticando los efectos de las medidas económicas del Gobierno de Mauricio Macri en la industria automotriz.  La organización sindical señaló que este año se venderán entre 850 y 900.000 unidades, sin embargo “el 75 u 80 por ciento de esos vehículos son importados y las pretendidas y anunciadas millonarias inversiones de las terminales se postergaron hasta 2021”.

Asimismo, puntualizaron sobre “la liberación de importaciones, el incumplimiento del intercambio comercial automotriz con Brasil (Flex), que impone que por cada dólar exportado se importe uno y medio, sin penalidades económicas a las empresas que lo incumplen, y una política monetaria con intereses desorbitantes y mercado cambiario liberado, jaquea a la carrocera Metalpar, que podría cerrar su planta”.

En este contexto, los trabajadores de la industria automotriz advirtieron que las empresas “Faurecia, Brembo, Deutz, Fran, Honda y Yamaha plantean suspensiones y despidos al no poder competir con la importación. Mercedez Benz, General Motors y Ford a partir de la reducción de la producción. No es posible el diálogo con quien no sabe escuchar. Estos problemas fueron denunciados ante Trabajo, Industria, Transporte y Comercio. El gremio siempre fue bien recibido y escuchado, pero nunca comprendido. El caso más emblemático de esa situación lo protagoniza la compañía Metalpar”. 

Finalmente, detallaron: “Luego de diez reuniones, el Estado decidió dejar en manos del mercado los designios de esta industria. Sin su intervención en el control de las importaciones, sin la protección a la manufactura nacional, sin respeto a la Ley de Autopartes y a los acuerdos comerciales, la industria automotriz está en peligro y el futuro de los mecánicos es incierto”. 

Publicado en Sindicales

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!