Jueves, 20 Junio 2019

Los concejales y el Concejo Deliberante hemos sido objeto de un engaño, en el mejor de los casos. Hemos sido burlados en nuestra buena fe.

Hace menos de dos semanas prorrogamos la emergencia en transporte en una larga jornada que al final destacamos, todos, como ejemplar.

Se le aseguró a la empresa SOL BUS, concesionaria del servicio, más de 5 millones de pesos mensuales para cubrir gastos operativos, salarios y demás costos que permitan continuar con el servicio.

Habíamos analizado y estudiado el expediente y los antecedentes, discutido, negociado, explorado alternativas, redactado, corregido y vuelto a redactar. Parlamentamos, en definitiva, que esa es la función de esta casa a la que también se la denomina parlamento.

También arribamos a un cierto consenso sobre la necesidad de avanzar en cambios de fondo sobre el tema movilidad urbana. Ya no se debe seguir emparchando un sistema que hace agua por todos lados y parece tener botes salvavidas solamente para la empresa concesionaria.

El nuevo valor de casi 26 pesos representa un 25% de aumento y cayó como un mazazo a  semana y media de la prórroga a la emergencia. La relación entre el DEM, el HCD y las empresas, en plural, porque además de SOL BUS pasa algo parecido con la concesionaria del estacionamiento medido, es incalificable pero remite con fuerza a la que mantiene el Ejecutivo Nacional con el Fondo Monetario internacional.

Tanto el gobierno nacional como el local son fuertemente condicionados por organizaciones inflexibles. Los poderes ejecutivos no reaccionan y las respectivas mujeres que comandan cada caso, avanzan sin resistencia, descontroladas. Y el apriete parece no tener fin. Especies de vampiros insaciables y envalentonados porque NO TIENEN RESISTENCIA. A cada pedido reciben un SÍ SEÑORA. Y si hay algún “no por ahora”, ese “por ahora” dura exactamente 10 días.

En efecto, el 3 de abril prorrogamos la ordenanza de emergencia en transporte de colectivos obturando la transferencia de 15 choferes a la planta municipal porque los salarios de esos trabajadores ya están garantizados con el subsidio municipal. Transferir esos 15 choferes le hubiera significado a Sol Bus una ganancia de entre 700 y 800 mil pesos mensuales (calculando salarios, cargas sociales y previsionales). Con madurez y responsabilidad los concejales establecimos que si hay transferencia de trabajadores de la empresa a la Municipalidad (siempre con acuerdo del chofer y su gremio y con un máximo de 15 personas), el subsidio se reduce proporcionalmente.

Obturada -decía- la posibilidad de generarse ganancias por esta vía, nuestra señora Lagarde pidió -y consiguió- aumentar boleto. Casi 5 pesos por boleto, por 5.000 boletos cortados por día, durante 30 días arroja un resultado de 750 mil pesos mensuales. O sea: lo que no consiguió por allá, lo obtuvo por acá.

Los mercedinos, por nuestro lado, conseguimos una nueva frustración, además de otro ataque a la economía de trabajadores, estudiantes, jubilados. Dicho de otra manera, volvimos a ser víctimas de -en esta ocasión- una cuádruple estafa:

 

1) por el pésimo servicio -en diseño de recorridos y frecuencias que no se revisan;

2) por la renuncia a planificar una ciudad con menos autos y motos y más pasajeros, peatones y ciclistas. Como las ciudades en donde se prioriza la calidad de vida de sus vecinos;

3) por la tragedia cotidiana del caos vehicular, la polución, contaminación sonora y los siniestros que truncan vidas o las confinan en salas de hospital. Y que además de los dramas personales y familiares, los inconvenientes laborales, de estudios abandonados por internación y las pérdidas materiales, provocan el colapso del sistema de salud pública;

4) porque entre todos los mercedinos “garantizamos” no la prestación del servicio sino las utilidades de la empresa. La prestadora del servicio urbano de pasajeros de la que los mercedinos -gracias a la actitud (o falta de) de la Municipalidad- somos una especie de socios minusválidos a quienes les toca poner para que la concesionaria asegure sus ganancias.

Lo mismo que pasa entre el Gobierno Nacional y el FMI.

 

Pablo Muract - Concejal Bloque Mercedinos por el Cambio

Publicado el Domingo, 14 Abril 2019 23:05 Escrito por

Esta recurrente afirmación parece erizar a varios. No soportan escuchar que mediante canticos espontáneos o fundadas suposiciones teóricas se compare al actual modelo económico implementado por este gobierno con el programa de la dictadura. 

Voy a tratar de analizar de manera simple las similitudes y diferencias de las Políticas Económicas implementadas por el actual Gobierno de Cambiemos y las llevadas adelante por la Dictadura Militar en el periodo 1976/1983.

Como diferencia central podemos afirmar que la llegada de Cambiemos al Gobierno Nacional en la persona de Mauricio Macri se dio en el marco de elecciones  democráticas y con la participación total de todos los partidos políticos sin ningún tipo de proscripción. En las antípodas, la Junta Militar en 1976 tomó el gobierno de manera autoritaria y con un nivel de violencia que la destacó de entre las demás que asolaron Latinoamérica.

Esta diferencia sin embargo parece mínima si vemos cómo ambos Sistemas Políticos coinciden en las alineaciones de política internacional y en su proyecto económico. Solo se adaptan al parecer al momento político regional, ya que la dictadura se encuentra en sincronía con situaciones similares sufridas por países latinoamericanos y de la misma manera, Macri llega al poder embarcado en una ola de “derechas” que se observa en este preciso momento en toda la región.

Respecto puntualmente a las políticas económicas podemos señalar similitudes que figuran en la presentación del programa económico  de Martínez de Hoz de 1980:

  1. Eliminación de subsidios a los servicios públicos: Esta política implica el cambio total respecto a la distribución de la riqueza, que pasa de los sectores más extensos de la comunidad al bolsillo de unos pocos. En aquel entonces y ahora, sectores ligados fuertemente al poder gubernamental.
  2. Apertura de la importaciones; hiriendo de muerte a la industria nacional. A estos dos sistemas políticos que nos estamos refiriendo, los precedieron intentos de industrializar el país.
  3. Ajuste de Salarios; de nuevo la redistribución de salarios. Utilizando como excusa detener la espiral de alza de inflación se busca el ajuste en el trabajador. Esta variable es utilizada de la misma manera, demostrando claramente una visión empresarial de la cosa pública.
  4. Otra similitud surge si vemos que la clase históricamente más beneficiada de la Argentina no va a dejar de serlo en estas etapas históricas: Ambos sistemas llevan adelante una libertad total del tipo de cambio y eliminación de retenciones que favorecen a la Clase Oligarca Agro-Exportadora. Como pequeña diferencia, podemos llegar a afirmar que en el Gobierno de Cambiemos existe una nueva “clase” surgida a la luz de la implementación de estas políticas: El sector Financiero especulativo.

Seguramente existen varios aspectos más, pero a mi entender, estos son los más relevantes.

Publicado el Miércoles, 27 Marzo 2019 09:51 Escrito por

Todos sabemos que este 2019 se van a realizar elecciones. Ahora bien, a continuación, frente x frente, nos vamos poniendo en clima electoral con una pequeña referencia de quienes van a disputar las elecciones en nuestra provincia.

Frente Juntos por la Gente; La figura de Adolfo Rodriguez Saá es la cara visible del espacio en toda la provincia. Va a centrar su campaña en esta y en las exitosas gestiones en lo que hace a la construcción de viviendas y el fomento de la industrialización producido en la provincia. Recientemente alejado del Partido Justicialista puntano Adolfo ha conformado este frente con Mercedinos x el Cambio de José Giraudo  y el MID de Alume. La inmensa mayoría de la dirigencia lo reconoce como el autor intelectual de la histórica elección del 2017 que lo postuló Senador Nacional. Su talón de Aquiles va a ser, al igual que en años anteriores, la ciudad capital.

Frente Unidad Justicialista; Alberto Rodriguez Saá plebiscita su gestión. Siendo la cara visible del oficialismo provincial y con todo el potencial económico del estado a su disposición, el actual gobernador se ve en la tarea de no cometer los mismos errores de comunicación y estrategia que en el 2017 y tiene como su principal opositor a quien cimentó el poder que hoy detenta. Un equipo de jóvenes que van a intentar ser los nexos entre la visión grandilocuente del “Gober” y las necesidades que la población tiene. Cuenta con el apoyo político del Kirchnerismo puntano y con el sello del Partido Justicialista. Las obras públicas ( Con epicentro en el Mega Hospital de la capital) van a ser el eje de su campaña, sostenida por un ejército de medios a disposición.

Frente Cambiemos; Este Frente político supone un armado poco convencional. El PRO y la UCR puntana, han elegido a dos peronistas (Poggi y Ponce) para conformar la fórmula a Gobernador y vice. Dos cosas van a condicionar la performance del sector en la contienda electoral: la pésima gestión del Gobierno Nacional, con impacto negativo en las provincias del interior argentino por un lado y las profundas grietas que dejó el armado de listas en todos los sectores. Dentro de la UCR , el proceso previo de elecciones partidarias, consagró a un sector que no se encuentra representado en la conformación de listas, lo que pone en duda el trabajo electoral conjunto que se pretende. En tanto el PRO, ha sufrido varias divisiones internas a causa de algunas cuestiones personales ventiladas a la opinión pública, que han afectado la imagen de varios de sus principales dirigentes. Aspiran a triunfar en San Luis Capital y realizar una buena elección en el resto de las comunas.

Seguramente este año nos promete muchos hechos políticos para analizar en todos los niveles. Villa Mercedes, San Luis y hasta nuestra querida Argentina van a vivir este año, una elección que va a condicionar su futuro.

Publicado el Miércoles, 13 Marzo 2019 11:23 Escrito por

El discurso de Macri es el discurso del psicópata: niega y tergiversa lo que podemos percibir por nuestra propia experiencia, lo cual es enloquecedor.

Pone a la víctima en el lugar del culpable de su propio sufrimiento, lo cual genera sobre la víctima el efecto de confundirla y deprimirla.

No se responsabiliza por sus actos, sino que estos siempre responden a la acción de otros, de la cual es él la víctima inocente.

Esto apunta a generar, otra vez, confusión y culpa en la verdadera víctima, y un profundo, demoledor sentimiento de impotencia.

Y por último, ejerce una violencia arrasadora con una sonrisa, con buenas maneras y palabras tranquilizadoras, lo cual adormece, hipnotiza y -nuevamente- confunde: “es por tu bien”, dice mientras lastima y destruye.

Y muchos/as le creen, porque el arte de la manipulación y la crueldad es la especialidad del psicópata.

Pero hay algo con lo que el psicópata no cuenta: ese momento, que no siempre llega, en que empieza a resquebrajarse la ilusión y puede verse, de a poco primero, después con claridad total, la magnitud del daño que está haciéndonos.

Ese momento, que no siempre llega, en que las -hasta entonces- víctimas de su juego perverso, se dan cuenta de su propia fuerza.

Ese momento, aunque no siempre llega, es la pesadilla del psicópata.

Estoy convencido de que no estamos para nada lejos de ese momento.

Publicado el Viernes, 18 Enero 2019 17:52 Escrito por
Página 1 de 4

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!