Domingo, 16 Diciembre 2018

Carlos García, el inmenso músico y guitarrista mercedino, obtuvo dos menciones especiales del Fondo Nacional de las Artes en su edición 2018, en el concurso de Música Popular Inédita.

Las menciones honorífica fueron otorgadas en los rubros "Folclore" y "Tango", por las obras "Folcloreando" y "Atangueado". 

Carlos Esteban García confirmó este reconocimiento en su cuenta social,publicando algunas imágenes del evento realizado en la casa "Victoria Ocampo" de la Ciudad de Buenos Aires, con el siguiente texto "Muy contento y agradecido por las menciones en tango y follklore que me entregó el Fondo nacional de las artes.. a los jurados, a todos muchas gracias... a seguir!!!".

El Concurso de Música Popular Inédita busca contribuir al fomento de la creación de obras musicales y entrega un premio de $100.000 y otro de $60.000, en cada categoría: Popular contemporánea, Rock, Jazz, Folklore y Tango. 

Popular contemporánea

Primer Premio
Rodrigo Exequiel Botacaulli
Mendoza, Mendoza
Puertas

Segundo Premio
Grupo ganador: Macarena Rodríguez Robledo y Alejandro Franov
Representante: Macarena  Robledo
CABA
Afluente

Menciones honoríficas
Soema Montenegro
Ituzaingó, Buenos Aires
Camino a la templanza

Emiliano Álvarez
La Matanza, Buenos Aires
Suite de viaje

Rock

Primer Premio
Grupo ganador: Juega el loco
Representante: Guillermo Martín Astobiza
CABA
Sala de espera

Segundo Premio
Lucía Patané
CABA
Toneles

Menciones honoríficas
Maximiliano Zomer
CABA
Pleamar

Barbara Barale
Buenos Aires
MUNAY

Juan Manuel Corriés
CABA
Los ídolos

Matías Merelli
Ituzaingó, Buenos Aires
Bitácora

Jazz 

Primer Premio
Grupo ganador: Sales de baño
Representante: Carlos Quebrada
CABA
Geometría del vínculo

Segundo Premio
Grupo ganador: MOM (Mateu, Olariaga, Miodownik)
Representante: Fabián Miodownik
CABA
Arruca

Menciones honoríficas
Grupo ganador: Quiñones-Fernández Dúo
Representante: Pablo Quiñones
Salto, Buenos Aires
Nuestro

Gerardo Di Giusto
Córdoba, Córdoba
Piezas para Piano

Leandro Cacioni
CABA
Música de los barrios del sur

Grupo ganador: Sebastián Greschuk Cuarteto
Representante: Sebastián Greschuk
CABA
La Espera

Rodrigo Agudelo
CABA
Canciones Aeronautas

Folklore

Primer Premio
Emiliano Alexis Khayat
CABA
El Caminante

Segundo Premio
Candelaria Quiñones
Salto, Buenos Aires
Folclore Argentino en Piano

Menciones honoríficas
Federico Beilinson
La Plata, Buenos Aires
Crónicas del litoral

Grupo ganador: Ayelén Martinez y Gabriel Barros
Representante: Ayelén Marta Martínez
La Plata, Buenos Aires
TRASLUZ

Rodrigo Terrón
Coronel Dorrego, Buenos Aires
Canciones sueltas

Carlos Esteban Garcia
Villa Mercedes, San Luis
Folkloreando

Alejandro Arelovich
General Pueyrredón, Buenos Aires
TFG

Tango

Primer Premio
Diego Schissi
CABA
Porlas
Segundo Premio
Lucas Querini
Rosario, Santa Fe
La Guardia Anónima

Menciones Honoríficas
Carlos Esteban Garcia
Villa Mercedes, San Luis
Atangueado

Grupo ganador: Gabriel Lombardo Quinteto
Representante: Gabriel Lombardo
CABA
La estafa

Grupo ganador: Masmédula
Representante: Diego Ramiro Zavalla
Rosario, Santa Fe
Siete piezas contemporáneas argentinas

Grupo ganador: Tangor
Representante: Cynthia Aguirre
La Plata, Buenos Aires
A Punto

Publicado el Jueves, 29 Noviembre 2018 07:43 Escrito por

Vídeo relacionado

La patria es el otro porque la patria nunca es la patria sino que siempre puede ser otra. No es esencial ni cerrada ni definitiva. Es otra porque está siempre en tránsito, extrañada de sí misma, reinventándose, abierta a la presencia de los otros que la van transformando.

La patria es el otro porque la patria nunca es la patria y nunca es el yo. Ni siquiera es un conjunto de yoes que intercambian mercancías, ya que la prioridad del yo es su autoafirmación a partir de la sujeción y disolución del otro.

Se puede ser padre y hacer de los hijos propiedades, posesiones, objetos; pero se puede ser padre que da vida y en ese acto se desprende, se despoja, pierde. La patria siempre pierde. No da rédito ni conviene ni es exitosa, ya que no es para sí sino para el otro. Prioriza al otro en tanto otro: su necesidad, su carencia, su debilidad. Por eso, la patria es pérdida, gasto, vocación. No hay una economía de la patria. La patria es amor, pero no amor como expansión del yo que hace de todo lo que ama una cosa para engrandecerse, sino amor como interrupción de la lógica de la ganancia y entrega al otro que somos todos, porque la patria es el otro y la patria somos todos esos otros que en nuestras múltiples transformaciones hacemos de la patria algo abierto, diverso, múltiple. Incluso no hay una patria, ya que no es algo estático ni firme ni definitivo, ni siquiera “algo” en sentido estricto, ya que la patria es un ejercicio de recreación permanente; se recrea a sí misma todo el tiempo ya que no tiene una definición precisa, sino que crece en ese proceso de reinvención incesante que es la identidad como búsqueda y no como producto.

La patria es el otro porque no es precisa ni última ni verdadera. Es nuestra. Y ni siquiera. Es nuestra en esa paradoja identitaria entre lo propio y lo ajeno, entre lo que nos constituye y nos diferencia, entre lo propio y lo impropio. Entre. La patria es el otro porque la patria siempre es entre. Entre todos los que la hacemos que nunca somos todos porque siempre hay un resto que irrumpe y hace que esa totalidad se vuelva a abrir. Entre, porque nadie tiene la verdad definitiva, nadie tiene, sino que la patria circula entre nuestras diferencias, nos despoja. Es ese fluir que a todos contamina y a todos mixtura.

La patria es el otro porque no es pura, ni neutra, ni formal, sino que es ese entrecruzarse ilimitado de nuestras singularidades. No es un crisol ni una fusión, sino una conversación infinita. Y si hay conversación, no hay monólogo. Y si no hay monólogo, no hay pensamiento único, sino palabras que construyen sentido sobre otras palabras previas, pero sobre todo abiertas a la imprevisible presencia de las voces no escuchadas que se redimen haciéndose oír, contaminando el lenguaje. La patria es ese otro que excede todo lenguaje, ya que todo lo que digamos de la patria, lo decimos; y por ello se confina en un lenguaje previo que muchas veces olvida, invisibiliza, opaca las pieles, los estómagos, las gargantas, los cuerpos. La patria incorpora, en ese sentido de la palabra incorporar que significa hacer cuerpo, porque la patria duele, se goza, se sufre, se disfruta y sobre todo exige anteponer. Es previa no porque repose en el pasado sino porque provoca el futuro. Por eso la patria es el otro, porque la ética antecede a cualquier definición, incluso de la ética. La patria es el otro porque el bien siempre es del otro, y el otro es siempre esa carencia que clama responsabilidad.

La patria es el otro porque excede toda institución, toda ideología, todo interés. Es desinteresada. No se mueve por otro objetivo que no sea el bien del otro. Por eso no es tanto un acuerdo o un pacto entre las partes, sino más bien un don, algo que se da sin buscar en ello un rédito, porque la carencia de cualquiera es mi obligación. Es la obligación de cualquiera. Cualquiera es la obligación de cualquiera. Cualquiera, dice Giorgio Agamben, es el sujeto de la comunidad que viene, que de sujeto no tiene nada, ya que es cualquiera. Importa como cualquiera. Somos antes que nada cualquiera invirtiendo así la connotación despreciativa del término en el sentido en que Simone Weil sostenía que lo más sagrado del ser humano es lo que tiene de impersonal, ya que en nombre de las diferentes formas de concebir a la persona se ejecutaron los peores procesos de despersonalización. La patria es el otro porque es la patria de cualquiera. La patria es el otro porque cualquier otro es siempre nuestra patria…

Publicado el Sábado, 27 Octubre 2018 21:46 Escrito por

La Unidad y la Voluntad de Vencer, de a poco y a paso de elefante que va desperezando su largo sueño, van acomodando los melones en el carro del Movimiento Nacional. Si el Peronismo en su conjunto retoma el centro de un dispositivo Frentista, si el Movimiento Obrero y las Organizaciones Libres de la Economía Popular y de toda actividad comunitaria, son capaces de vertebrar el Proyecto de Nación y los políticos (ellas y ellos) se allanan a hacer "lo que el Pueblo quiere y defender un sólo interés, el del Pueblo...", la Fe vuelve a renacer y la Esperanza se hace camino...

Es tan crucial el desafío, es tan Patria lo que está en juego y es tan Pueblo lo que se merece la grandeza de nuestros dirigentes, que los anticuerpos de los organismos vivos del Movimiento, se irán morfando de a uno a los que pretendan convivir con la Injusticia de un sistema de descarte y muerte a plazo fijo. No hace falta estigmatizarlos desde el púlpito donde se suben algunos iluminados. Los dirigentes sindicales están mas que advertidos y lo saben. Los apresurados y retardatarios con representación política, se van a ir allanando mal que les pese, o el elefante de la historia cotidiana los pasará por encima.

Esta es indefectiblemente la dinámica que el Peronismo guarda y alimenta en su seno, desde su creación como el Movimiento de Masas mas grande de Latinoamérica. O se avivan quienes quieran representarlo o esa misma dinámica los va a deglutir.

Los Peronistas no nacimos ni para ser Vanguardia esclarecida de nadie y mucho menos de los Trabajadores Argentinos, ni para furgón de cola de modelos ya agotados en una Europa decadente. Nacimos para ser lo que las 20 Verdades dicen. O en su defecto, otras generaciones venideras en nombre de Juan Perón lo harán realidad, cuando se reencuentren con él en ese futuro que está al alcance de la mano.

Publicado el Sábado, 06 Octubre 2018 12:24 Escrito por

Este 25 de mayo, como todos los años, celebramos el aniversario de nuestro primer gobierno Patrio. Pero, la historia no se reduce solamente al Cabildo y a la constitución de la Primera Junta. La Revolución de Mayo de 1810 es un complejo y contradictorio movimiento revolucionario que se produjo en un momento de la historia donde convergieron una serie de procesos.

Algunos de ellos fueron: la rebelión contra el monopolio económico español, cuestionamientos a la autoridad del Virrey Cisneros, a su vez, Inglaterra necesitaba mercados consumidores de sus productos, España tenía al Rey Fernando VII prisionero de Francia; también, la Invasión de Napoleón a la Península Ibérica, entre otros. Todas estas noticias inspiraron a criollos y españoles a formar un gobierno de emergencia frente al francés usurpador, aunque  los criollos  anidaban en sus corazones el valor y la decisión de  convertirse en independientes. Es a partir de allí que el pueblo luchó contra el dominio que venía de siglos y se plantea dejar de ser colonia, ser una nueva Nación, bajo la guía de ilustres figuras con grandes cualidades.

Sin embargo, la paz  no fue reinante aquellos días. Me pregunto: ¿cuán dificultoso debe haber sido encontrar puntos en común entre personas que tenían intereses e historias bien diferentes? Hubo enfrentamientos, debates, se dudaba,  opinaban diferente, hubo posturas que se modificaban. El pueblo quería  transparencia, ser participe y consultado. A veces se impuso con violencia ante sus opositores para construir un proyecto nuevo y desconocido nada más ni nada menos que NUESTRA PATRIA.

Hoy, a 208 años  de esos  hechos revolucionarios, en democracia, con una  mirada reflexiva y critica de aquellos acontecimientos, siento que nos encontramos en ese mismo punto de la historia. Que nuestra sociedad está atravesando una profunda crisis social, moral, espiritual. Nos encontramos sumidos en contradicciones, desencuentros, desconfianza, luchas estériles, con un tejido social roto. Ciudadanos oprimidos con muchas necesidades. Una grieta hecha abismo entre nosotros que solo sirve a los intereses de los poderosos y sus capitales extranjeros. Intereses que no buscan el bienestar del pueblo, ni la Independencia Económica; tampoco la Soberanía política.  

Siento que los anhelos y deseos de nuestros Padres de la Patria tienen tanta vigencia como en esa época. Que también queremos gritar: “libertad, libertad”. Libertad para seguir luchando por nuestros derechos, libertad para seguir soñando con un mañana mejor, libertad de pensamiento, libertad de denunciar los reclamos y protestar contra el avasallamiento de los que persiguen un interés particular y no el bienestar general.

Es por eso que en este 25 de mayo debemos recordar lo que consiguieron los hombres y mujeres del 1810, analizar como construimos esa Idea de Nación como un deseo de comunidad, de vivir juntos, de tener las mismas leyes, de vivir con  tolerancia. Analizar cómo superamos  el individualismo absoluto que desprecia la dignidad del ser humano, siempre  comprometiéndonos con la democracia como estilo de vida, entrelazados a la luz de una identidad  de destino común y de un país con prosperidad para todos sus habitantes.

Estoy segura que podemos asumir el rol protagónico en este tiempo actual de nuestro País. Si cumplimos con la tarea o la función que cada uno de nosotros debe hacer, si reafirmamos los valores que dirigen las buenas conductas, si erradicamos los vicios y flagelos que degradan las instituciones públicas y privadas.

Para ello necesitamos a la Educación y la cultura como herramientas idóneas y eficaces que nos ayudan a hacer realidad los sueños de un futuro mejor para nosotros y para nuestra posteridad. Necesitamos de cada uno de nosotros en unidad y solidaridad. Entonces es ineludible levantar en alto las cualidades de  nuestros antepasados. El valor de Cornelio Saavedra, la cultura de Mariano  Moreno, la decisión de Juan José Paso, la Inteligencia de Manuel Belgrano, el entusiasmo de Juan José Castelli, la caridad de Juan Bautista Alberti, la vocación de Miguel de Azcuenaga, el desprendimiento de Juan Larrea, el compromiso de Domingo Matheu y la Hidalguía de ese pueblo que supo organizarse para dejar de ser colonia y comenzar el camino de una integración social hacia una Nación Libre. Es así que -honrando la memoria de esos próceres- gritamos juntos  VIVA LA PATRIA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sr Intendente de la Ciudad M.R.M.

Sr Vice Gobernador .

Sres legisladores provinciales Y municipales

Sr jefe de la V Brigada

Sr jefe de la Policía federal Y de la Provincia

Sra jueza de faltas

Autoridades provinciales y municipales

Autoridades eclesiásticas,

Autoridades de la región educativa

Docentes  alumnos y vecinos, buenas tardes

 

 

 

Publicado el Domingo, 27 Mayo 2018 11:24 Escrito por
Página 1 de 3

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!