Miércoles, 21 Noviembre 2018

Por todo eso no propagues falso rumor; no te concertarás con el impío para ser testigo falso. No des falso testimonio contra tu prójimo.

No le hagas caso a tu corazón, porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias.

Hemos aprendido que todo nos es lícito, pero no todo nos conviene, la Biblia lo expresa muy bien, los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

No se mientan los unos a los otros, puesto que habéis desechado al viejo hombre con sus malos hábitos, no seas, sin causa, testigo contra tu prójimo, y no engañes con tus labios.

Dios, los harás caer al pozo de la destrucción; los hombres sanguinarios y engañadores no vivirán la mitad de sus días; mas tú en Dios confía, porque los que obran fielmente son su deleite.

Ni des lugar al diablo, el que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. No contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Leo la Biblia y cada día me enseña cosas nuevas y en este caso fortalece mi pensamiento en relación a los hombres y el cuidado que debo tener ante ellos, un ser misterioso que maldito el cree en él.

Y si la Biblia lo dice, así es.

 

Publicado el Lunes, 12 Noviembre 2018 07:40 Escrito por

La Biblia condena fuertemente la mentira.

Primero, Dios dice que el mismo no miente (Números 23). Si somos personas de bien debemos amar la verdad sabiendo que esto honra a Dios.

Segundo, Jesús dice que los mentirosos son hijos de Satanás, quien es el padre de las mentiras. En otras palabras, el que miente con propósito escoge asociarse con ese mundo.

Último, el nuevo testamento advierte que los mentirosos no tendrán parte en el reino de Dios.

Siendo esto así, ¿no es mejor andar en la verdad?
Desde la matriz están desviados los impíos; desde su nacimiento se descarrían los que hablan mentiras. El que practica el engaño no morará en la casa Dios y el que habla mentiras no permanecerá en su presencia.

Seis cosas hay que odia el Señor, y siete son abominación para El: ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, un corazón que maquina planes perversos, pies que corren rápidamente hacia el mal, un testigo falso que dice mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.

Lo que sale de la boca viene del interior del hombre; y eso es lo que lo hace impuro. Porque del interior del hombre salen los malos pensamientos, los asesinatos, el adulterio, la inmoralidad sexual, los robos, las mentiras y los insultos. Estas cosas son las que hacen impuro al hombre.

Los que mienten buscando engañar al inocente, son de su padre el diablo, y quieren cumplir con los deseos de su padre, quien desde el principio ha sido un homicida, satanás no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de lo que le es propio; porque es mentiroso y padre de la mentira.

Así que dejen las mentiras y «díganse siempre la verdad unos a otros» porque todos formamos parte del mismo cuerpo.
No se mientan los unos a los otros, puesto que ya se han despojado de lo que antes eran y de las cosas que antes hacían, y se han revestido de la nueva naturaleza: la del nuevo hombre, que se va renovando a imagen de Dios, su Creador, para llegar a conocerlo plenamente.

No crean a todo el mundo, sino pongan a prueba a cada uno de ellos, para ver si son de Dios. Porque muchos falsos han salido por el mundo, no te dejes engañar, los labios veraces se mantienen siempre; lengua mentirosa sólo un instante. También los labios mentirosos son abominación al Señor; más los obradores de la verdad su contentamiento. Y si Dios lo dice así es…

Publicado el Miércoles, 24 Octubre 2018 11:55 Escrito por

Hoy quiero que prestes mucha atención, Dios te quiere amonestar.

Dios te dice que no haya en ti dioses ajenos, ni te inclines a dioses extraños. EL es tu único Dios, Que te dio la vida y te promete salvación.

Si abrieras tu boca delante de EL, EL la llenaría. Pero él dice “mi pueblo no oyó mi voz, y no me quiso. Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón; caminaron y caminan en sus propios consejos”.

El sigue hablando!!Oh, si me hubiese oído mi pueblo, Si en mis caminos hubiese andado Argentina! En un momento habría yo derribado a sus enemigos, y vuelto mi mano contra sus adversarios. Los que aborrecen a Dios se le habrían sometido, y el tiempo de ellos sería para siempre.

Hoy te digo “si te acercas a Dios EL té sustentaría con lo mejor del trigo, y con miel de la peña te saciaría”.

Te pregunto ¿La culpa es de Dios? No, es de todos, cada uno somos parte de una manera u otra de lo que vivimos, Dios te dice:

“Si se humillara Argentina, sobre el cual mi nombre es invocado, y orasen, y buscasen mi rostro, y se convirtieran de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”. Y si Dios lo dice así es….

Publicado el Viernes, 28 Septiembre 2018 19:57 Escrito por

Dicen ser sabios, pero se volvieron necios, porque la sabiduría de este mundo es necedad ante Dios. Pues escrito está: Dios es el que prende a los sabios en su propia astucia, porque sin entendimiento, son indignos de confianza, y sin amor, despiadados”.

Todo hombre es torpe, falto de conocimiento; todo orfebre se avergüenza de su ídolo; porque engañosas son sus imágenes fundidas, y no hay aliento en ellas.

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el inteligente? ¿Dónde el instruido de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?

Porque los hombres se han entorpecido y no han buscado al SEÑOR; por tanto, no prosperan, y toda su riqueza se ha dispersado y no progresarán más, pues su insensatez será manifiesta a todos, mas ellos a una son torpes y necios en su enseñanza de vanidades, pues su ídolo es un leño.

Porque mi pueblo es necio, dice DIOS, no me conoce; hijos torpes son, no son inteligentes. Astutos son para hacer el mal, y hacer el bien no saben. Han escondido su corazón del entendimiento, por tanto no me exaltarán.

¡Oh, argentinos insensatos! ¿Quién los ha fascinado?, levanten sus ojos hacia donde Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado. Dicen ser sabios, pero son necios exhibiendo su estupidez, su  mal genio, hasta la maldad, el ateísmo y el rechazo de Dios.

El Señor los llama necios, no por estupidez intelectual sino por ceguera espiritual, vuélvanse al Señor, no todo está perdido, aunque necios en su proceder Dios los ha escogido, porque EL escoge de lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y también ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte. Y si Dios lo dice así es y así será.

Publicado el Miércoles, 05 Septiembre 2018 16:47 Escrito por
Página 1 de 9

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!