Sábado, 16 Febrero 2019

Algunas consideraciones sobre el debate ESI (Educación Sexual Integral)

La no aprobación del Proyecto de Ley de Legalización y Despenalización del Aborto en la Cámara de Senadores de la Nación, el 8 de agosto, conjuntamente con el debate que venía de Diputados y el que se había producido en el seno de la sociedad misma, disparó la consideración acerca de la educación como posibilidad de prevenir situaciones de embarazos no deseados.

Algunxs distraídxs podían pensar que había que trabajar en ello a partir de eso, otrxs sabíamos que en el año 2006 se sanciona la Ley Nacional Nº 26150 de Educación Sexual Integral que en su Art. 1 dice “Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos.”

¿Qué entendemos por Educación Sexual Integral?

Es un “proceso intencional, constante y transversal que busca proporcionar herramientas de cuidado integral, antes que modelar comportamientos”. Por lo tanto, hace referencia a algunas categorías conceptuales tales como la perspectiva de género, los derechos humanos, la promoción y prevención de la salud y la concepción del otrx como sujetx de derecho.

Desde esta perspectiva entendemos al género como una construcción social y cultural que se organiza a partir de la diferencia sexual, es decir, de las características biológicas. Abarca la esfera individual (subjetividad, construcción de la identidad, significado que cada cultura le otorga al cuerpo femenino o masculino); y la esfera social (división del trabajo, jerarquías). Las relaciones de género tienen una base cultural. La sociedad define las actividades, el status, las características psicológicas de cada uno de los géneros.

En cuanto a los derechos, se define una nueva concepción y paradigma sobre niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos y ciudadanía social, ya no solo atinente a derechos individuales y civiles, sino a una posibilidad concreta y efectiva de esos derechos.

Esta ley hace suya los principios de la Constitución Nacional, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Ley de Ratificación de la Convención de los Derechos del Niño (23.849), la Ley Nacional de Protección Integral a la niña, niño y adolescente (26.061), la Ley Nacional de Educación (26.206), la Ley de Prevención, Sanción y Erradicación de todas las formas de violencia hacia la mujer (26.485), la Ley Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (25.673), de la Ley 26.618, de Matrimonio Igualitario; de la Ley 25.929, de Parto Humanizado; de la Ley 23.364, de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas; de la Ley 26.743, de Identidad de Género; y de las leyes generales de educación de la Nación.

Lic. Ariel Sanabria.

facebook.com/ariel.sanabria.37

 

Publicado el Lunes, 12 Noviembre 2018 21:36 Escrito por

"La memoria es un tesoro que la derecha devaluó por necesidad, apostando al país amnésico".

Esta aseveración que Gustavo Campana, el gran periodista, investigador, historiador, manifiesta en más de una oportunidad en la columna de radio que acompaña a este artículo, se complementa con el relato de los acontecimientos suecos del 23 de agosto de 1973. Ese día Jan Olsson ingresó a un banco de la capital sueca con intensión de robarlo.

Las cosas, como siempre, se salieron de cauce. El ladrón, un secuaz que hizo traer de la cárcel y con cuatro rehenes se encerraron en una de las bóvedas del banco durante seis días. Los últimos cuatro limitados a un espacio reducido, después de que unos agentes lograran colarse en la entidad para aislarlos. Rehenes y secuestradores jugaron a las cartas y al "tatetí" y entablaron lazos afectivos que pronto quedaron de manifiesto. En las conversaciones telefónicas mantenidas durante el cautiverio con el primer ministro sueco, Olof Palme, Kristin Enmark, de 23 años, que ejercía de portavoz de los rehenes, tomó claramente partido por "Janne" Olsson frente a la policía.

En el archivo, están guardados todos los secretos del presente y el futuro. Palabras que anunciaron lo que iba a suceder por tercera vez en poco más de 40 años, si el neoliberalismo regresaba con el mismo manual de estilo. Editoriales escritos, a través de una correcta lectura del pasado... 

Gustavo Campana (Visión Nacional, Radio Nacional - Domingo 1 de noviembre de 2015).

Editorial que analiza los votos que recibió Macri, en la primera vuelta electoral: 

 

Publicado el Lunes, 12 Noviembre 2018 07:44 Escrito por

Vídeo relacionado

Inauguración de las V Jornadas Nacionales de ESI y Género, el acto de apertura estuvo a cargo de la Sra. Ministra de Educación Lic. Paulina Calderón.
Más de 500 incriptas inscritos colman el teatro y aulas donde se reproduce en simultáneo la conferencia inaugural de Ruth Zubrigger.

V Jornadas Nacionales de Educación Sexual y Género “Con acento en la E de Enseñanza, entre la agenda política y el aula”

Publicado el Martes, 06 Noviembre 2018 17:01 Escrito por

Vídeo relacionado

El Diego toma, más que nada, malas decisiones. Hace las cosas mal el Diego, se mete en problemas...

El problema con el Diego es que el tipo es Maradona.

Negando la paternidad (como alguna vez hizo Scioli), evadiendo impuestos como Messi, o siendo amigo del turco como Charly (por citar 3 que he bancado), sigue siendo Maradona.

Metiéndose medio PBI de Italia por la napia, o escrachado por las revistas con foto en bolas, no deja de ser Maradona.

Es más: es más Maradona. Porque no es el signo del Diego ser coherente, sino equivocarse, toda la vida (y aprender, y pedir disculpas, y explicar que la pelota no se mancha).

Del turco a Fidel y Chávez hay quienes ven contradicción y quienes vemos aprendizaje.

Pero hay una explicación, además del amor, que es ciego (y/o puede ver, pero todo lo perdona) que me hace hincha de por vida del Diego: cómo dijera Jorge Rivas, lo que más me entusiasma de él son sus enemigos.

No sólo su odio por los ingleses, su desprecio por los norteamericanos, su enfrentamiento con delincuentes todopoderosos como la FIFA o el Papa, ante los que no se calló ni cuando cayó.

Es más que eso, los pequeños enemigos de cabotaje, que apenas disfrazan su racismo y le critican al villero lo que perdonan en cualquier otro.

Los hipócritas que le dicen "drogadicto y maleducado" y aplauden al drogadicto maleducado de Lanata.

Esos tilingos que vivaron aliviados la coronación de la rubia reina Máxima de la Shell, porque no daban más de odio de que el símbolo AR en el mundo sea un villa, falopa, negro que baila, gordo que transpira.

En fin, de amores y odios está hecho el sentimiento maradoniano.

Yo lo quiero al Diego por quienes lo quieren y lo quiero otra vez por quiénes lo odian.

El resto no lo puedo explicar. O sí: para mí, el Diego es Maradona.

Publicado el Miércoles, 31 Octubre 2018 12:47 Escrito por
Página 4 de 13

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!