Domingo, 28 Febrero 2021

La peste del desrecuerdo

Publicado el Lunes, 18 Enero 2021 12:16 Escrito por

En "Cien años de soledad", en el pueblo de Macondo un día acontece una tragedia, una peste se instala en el poblado. Esta peste era mas que peculiar: se trataba del insomnio.

Mientras el insomnio avanza, Aureliano Buendía cae en la cuenta que hay un síntoma más perverso en la peste. Las personas afectadas por el insomnio van perdiendo los recuerdos. Aureliano Buendía, como el sabio del pueblo, comienza a tomar medidas. Comienza a poner carteles a las cosas:

  • Esto es una mesa
  • Una silla
  • Una botella....

Aureliano ve que la peste avanza...

Que la desmemoria puede agravarse.

Comienza a poner carteles en la vía pública... esto es una vaca... por la mañana se la ordeña... se hierve la leche... se la mezcla con café... y se toma café con leche....

Esto que ocurrió en Macondo puede ocurrir en nuestro pueblo. Podemos ser afectados por la peste del desrecuerdo, de la desmemoria...

Debiéramos entonces como Aureliano Buendía salir a colocar carteles.

Esto es una escuela publica, acá se estudia. Se deben crear muchas escuelas públicas... esto es una universidad pública, aquí se reciben médicos e ingenieros gratuitamente...

Esto es un hospital público, aquí se atiende gratuitamente a los enfermos... Esto es el ANSES... aquí se reciben pensiones y jubilaciones...y se trata con respeto al jubilado...

Éste es el Ministerio de Cultura, éste otro del Trabajo, aquel, el de Educación, y el de más allá es de Ciencia y Tecnología. Los ministerios no deben cerrarse ni ser meras Secretarías. En ellos deben garantizarse los derechos de la gente.

Aquí no se hacen negocios...

Habrá que salir a poner carteles... para que no perdamos la memoria y la derecha no vuelva nunca más.

Visto 196 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!