Domingo, 26 Mayo 2019

Las costas de la injusticia (que no son playas).

Publicado el Martes, 08 Enero 2019 08:40 Escrito por Javier Dario Garciarena

Algo que atraviesa la política, la información, los reclamos sociales, colectivos e individuales es la feria judicial. Pero no me refiero al periodo de descanso, no. Hablo de los jueces vedettes, fiscales lanzallamas, cámaras de múltiples coreografías, abogados forzudos, y clowns, abogadas mas dignas de tapa de Vogue que de los estrados,incendios de juzgados y documentación seriales, "olvidos" impresentables que dejan vencer las causas, infamias archivadas, clientes poderosos llenos de faltas que merecen tarjeta roja o ir a penales y se van a los vestuarios sin despeinarse.

Delitos informáticos internacionales y de cabotaje ( y los/as fiscales que faltaron a la clase donde enseñaban a actuar de oficio), falsos testimonios por doquier, presos fugados, extraditados en rimbombantes chalecos y cascos condenados al silencio por declarar... Abogados ingresando falopa a las cárceles, secretarios que venden, jueces que cobran por perdonar a narcos (federales y de los otros), apropiaciones de tierras cajoneadas, denuncias por contaminación ambiental a mineras "en infinito proceso" sin solución. Aceptación de "elementos" como pruebas de acuerdo a la empatía con los acusados (o a la cara del cliente dicho en criollo).

Condecendencia y ternura hasta las lágrimas por criminales de Lesa humanidad, fallos que eximen a los coimeros y defenestran a los coimeados como si no fuera un ilícito con dos partes necesarias.
Fallos a favor de femicidas, de asesinos, de ladrones financieros, de multinacionales monopólicas y nacionales también, de apropiadores de tierras que amenazan con armas, presos sin condena. 

Jueces en fotos con operadores de parte, con acusados, con chongos con chongas, con accionistas de empresas incompatibles con su función, crecimiento patrimonial inexplicable, viajes, premios, y loas de quienes reciben fallos favorables.
Plazos vencidos por negligencia, usurpaciones, apropiaciones, intimidación y festejos...

Las muestras del Poder Judicial.

Ningún banco, financiera, mesa de dinero, club de apuestas o prestamista recibe fallos adversos... Llamativo, no?.

Las actuaciones, sentencias, fallos, resoluciones, equiparan los hechos a un valor monetario y lo que esperamos es justicia. Mientras más conflictividad, más ganancias, mientras más "gordo" es el pez, más honorarios en ciernes.
Hay excepciones que resaltan ante la regla, y son corporativamente denostados y combatidos, hay juristas con ética y jueces con conciencia, pero si armaramos un partido de fútbol contra el resto creo que los éticos no logran completar los suplentes y se presentan sin director técnico por falta de quórum.

El Poder Judicial es como la conciencia de una nación, debería aplicar valores ante el desenfreno, equidad a la codicia, lógica a lo irracional, no un catálogo de precios como la miserable respuesta de la República a sus habitantes colocándolos bajo la línea de indigencia en justicia.

El "todo vale" coloca la catarsis de estas palabras que escribo en un escalón pueril sin duda, por el desengaño de lo justo, porque el primitivismo de la ley del gallinero sirve para indicarle a algún juez por el olfato, quien duerme en el palo de abajo, quien junta los huevos y quien los vende. Todos sabemos que"poniendo" se pierden expedientes, pruebas, memorias, de ratis, de guantes blancos, de culpables... Que lograr algo lleva mucho tiempo, y dinero. De bicicleta, de chamuyo, de que gana el que tiene espalda aunque sea aberrante, que los arreglos entre pares "cocinan" al cliente más débil y favorecen al forrado, o al revés si no "arregla", o sea, nunca pierden.

Todo naturalizado, común, de hábito, corriente, conocido, es el "sistema", lo usual. Las prácticas de una casta profesional que se tratan entre sí con un título académico que muchos/as no tienen (Dr.- Dra.) Y la usurpación académica entonces para muchos/as es el primer delito de hábito que externan con impunidad, quienes son agentes de justicia... Qué fino..

Herodes, Pilatos, Judas, Caifás reciclados y multiplicados entre los estrados y los expedientes sin autocrítica, con Jurys donde beben su propia pócima de parcialidad manifiesta, son los administradores/as de justicia, con capacidad de autoadjudicarse privilegios como primera contradicción de igualdad ante la ley, con reglas y modos antiguos en pleno siglo XXI, jaqueando la democracia, la paz, el bienestar, la equidad por 30 denarios, o peor.. por cobardía, y nadie los obligó a elegir estar ahí.

La crisis del poder político es grave, pero la crisis del Poder Judicial es mayor. Somos ciudadanos, no súbditos. Nos desampara,se burla, nos mata, nos difama, nos destruye con cada letra sin justicia.

QUIERO VOTAR POR UN NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA.

Visto 205 veces

Medios

Chacarera del expediente. Obra de Cuchi Leguizamon interpretada por Raúl Carnota.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!