Domingo, 16 Diciembre 2018

Mimeógrafo

Publicado el Miércoles, 14 Noviembre 2018 18:52 Escrito por

Dice Wikipedia que "El mimeógrafo o polígrafo, llamado también a veces ciclostil, es un instrumento utilizado para hacer copias de papel escrito en grandes cantidades (se solía utilizar en colegios). Utiliza en la reproducción un tipo de papel llamado esténcil". También agrega que "se utilizó como medio barato para producir muchas copias de un texto, sobre todo en escuelas".

El dirigente de Nuevo Encuentro, Polo Juarez (https://www.facebook.com/polojua) le rinde un pequeño homenaje al mimeógrafo; que es -a la vez- homenaje a la militancia. Y una excusa para la reflexión sobre aquellos tiempos y estas compulsiones. 

Dice Polo: "Este aparato, que se parece a una pastalinda o máquina de picar carne, era la manera en que hace algunas décadas atrás (mucho antes de la fotocopiadora, la computadora, internet o los celulares) teníamos lxs humanxs de lograr una pequeña imprenta casera, una usina con tracción a sangre de nuestras ideas puestas por escrito.
Luego trasladábamos esas copias con nuestro cuerpo como vehículo, llevándolas a lugares y personas a las que "lxs horribles del universo" no llegaban.
Junto al negro de humo y el aceite quemado para las pintadas callejeras (entre otros "dispositivos alternativos"), era nuestra manera de cambiar el mundo.

¿Lo logramos? ¿Cambió el mundo para bien, o se puso más jodido?

Cualquiera sea tu opinión, en algún momento vas a reconsiderar la necesidad de la "tracción a sangre", de ponerle el cuerpo a lo que pensás. Entretanto, podés demorarte en los flyers, los emoticones, las redes digitales, la sabiduría en dosis inofensivas que circula por ellas y la compulsión algorítmicamente manipulada de discutir con nadie".

Sigue "iluminando" Wikipedia. Y al final de esta pantalla, un video de un mimeógrafo funcionando:

Los textos eran preparados con la ayuda de una máquina de escribir, una matriz en papel, llamada esténcil, impregnada con tinta por una de sus caras. Este antiguo método de edición manual consistía en escribir sobre una hoja especial llamada esténcil que era una hoja doble, unidas con pegamento; una casi común y la otra muy fina; sobre esta se escribía con la máquina de escribir anulando previamente la cinta entintada, es decir, se escribía perforando la hoja con los tipos de cada letra, y justamente en esos agujeritos el mimeógrafo introducía una pequeñísima cantidad de tinta para que el papel blanco que se superponía en el aparato, recibiera la impresión de esos tipos. Por supuesto, la tinta que ingresaba en cada agujerito, por mínima que fuera, concluía deteriorando la hoja fina, por lo que debía fabricarse otra, escribiendo otra vez los textos. Es decir, cada esténcil se instalaba en la rueda del aparato y se lo hacía girar; el mismo rodillo añadía la tinta y podía imprimir unas 50 o 60 copias, no más. Estas impresiones eran aceptables aunque muchas veces defectuosas porque se excedían en el número de copias por cada esténcil.

Visto 70 veces Modificado por última vez en Miércoles, 14 Noviembre 2018 19:05

Medios

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!