Miércoles, 21 Noviembre 2018

La mentira

Publicado el Miércoles, 24 Octubre 2018 11:55 Escrito por

La Biblia condena fuertemente la mentira.

Primero, Dios dice que el mismo no miente (Números 23). Si somos personas de bien debemos amar la verdad sabiendo que esto honra a Dios.

Segundo, Jesús dice que los mentirosos son hijos de Satanás, quien es el padre de las mentiras. En otras palabras, el que miente con propósito escoge asociarse con ese mundo.

Último, el nuevo testamento advierte que los mentirosos no tendrán parte en el reino de Dios.

Siendo esto así, ¿no es mejor andar en la verdad?
Desde la matriz están desviados los impíos; desde su nacimiento se descarrían los que hablan mentiras. El que practica el engaño no morará en la casa Dios y el que habla mentiras no permanecerá en su presencia.

Seis cosas hay que odia el Señor, y siete son abominación para El: ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, un corazón que maquina planes perversos, pies que corren rápidamente hacia el mal, un testigo falso que dice mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.

Lo que sale de la boca viene del interior del hombre; y eso es lo que lo hace impuro. Porque del interior del hombre salen los malos pensamientos, los asesinatos, el adulterio, la inmoralidad sexual, los robos, las mentiras y los insultos. Estas cosas son las que hacen impuro al hombre.

Los que mienten buscando engañar al inocente, son de su padre el diablo, y quieren cumplir con los deseos de su padre, quien desde el principio ha sido un homicida, satanás no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de lo que le es propio; porque es mentiroso y padre de la mentira.

Así que dejen las mentiras y «díganse siempre la verdad unos a otros» porque todos formamos parte del mismo cuerpo.
No se mientan los unos a los otros, puesto que ya se han despojado de lo que antes eran y de las cosas que antes hacían, y se han revestido de la nueva naturaleza: la del nuevo hombre, que se va renovando a imagen de Dios, su Creador, para llegar a conocerlo plenamente.

No crean a todo el mundo, sino pongan a prueba a cada uno de ellos, para ver si son de Dios. Porque muchos falsos han salido por el mundo, no te dejes engañar, los labios veraces se mantienen siempre; lengua mentirosa sólo un instante. También los labios mentirosos son abominación al Señor; más los obradores de la verdad su contentamiento. Y si Dios lo dice así es…

Visto 73 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!