Miércoles, 21 Noviembre 2018

“APP”, un intento de sindicato a medida de los patrones

Publicado el Jueves, 18 Octubre 2018 07:04 Escrito por Federico Addisi, columnista de Mundo Gremial.

Los hombres que de una u otra manera estamos vinculados al movimiento obrero y defendemos el modelo sindical que nos legara el General Perón, recibimos con fastidio la noticia del intento de establecer un “sindicato de las APP”.

El mismo buscaría nuclear a trabajadores motociclistas y ciclistas de mensajería y reparto domiciliario. Ahora bien, los que somos conocedores del mundo sindical sabemos que estos están representados y encuadrados por ASiMM (Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros, y servicios), sindicato con personería gremial y convenio colectivo de trabajo.

¿Alcanza el hecho de que se les asigne trabajo por medio de un teléfono inteligente para considerar que es una nueva actividad? Queda claro que no.

La mala costumbre de construir sindicatos paralelos persigue siempre el debilitamiento de la herramienta principal de los trabajadores, esto es el sindicato mayoritario por rama de producción que como quedó dicho, esta representado por ASIMM. “Los gremios amarillos” en definitiva terminan siendo funcionales a las patronales, si es que acaso no están financiados por ellas.

Los mismos medios masivos de comunicación que no le dan ninguna clase de espacio a los gremios, y solo los nombran para despotricar contra ellos, llamativamente celebran y ponen en su agenda el intento de nuevo sindicato; saturando los diarios, la pantalla, y los portales con “la buena nueva”.

El fraude de la “economía colaborativa” está generando millones de explotados y desposeídos a escala global, bajo la consigna mentirosa de “sé tu propio jefe”.  Mientras tanto, con poca prensa pero con mucho empuje, el sindicalismo peronista sigue haciendo de las suyas.

Más de 2000 trabajadores de Mensajerías Virtuales (Apps) blanqueados y encuadrados por ASiMM, marcan un hecho sin precedentes en el mundo.

Que Argentina sea el único país del planeta donde estas empresas se hayan visto forzadas a reconocer la relación de dependencia de sus trabajadores, lejos está de ser una casualidad; es la consecuencia de la fortaleza del sindicato único y por rama, característica fundamental del modelo sindical peronista.

Un grupo de personas recién llegadas a la actividad que se autoproclaman como “voceros” de miles explotados, en lugar de utilizar la herramienta gremial para dignificar su situación laboral, al parecer prefieren (asesorados vaya uno a saber por quién) embarcarse en un proyecto que en el mejor de los casos puede tardar varios años.

Definitivamente, un intento de sindicato a medida de la patronal.

Visto 16 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!