Sábado, 15 Diciembre 2018

Abuela

Publicado el Martes, 02 Octubre 2018 17:28 Escrito por César Andrés Estrada

Yo solía querer mucho a mi abuela. Hace varios años que dejó este mundo y no es que la haya olvidado.

Cuando era un niño el cariño tenía que ver con el tiempo y la pertenencia, y nosotros nos pertenecíamos casi todas las tardes. Pero el tiempo distancia. La falta también. 

Mi abuela tenía cualidades poco vistas para mis ojos. Se olvidaba de las cosas y los nombres, y nunca la vi contrariada por ello. Sabía cambiar angustias por sonrisas y parecía no tocar el suelo cuando andaba por la casa. Siempre hablaba de los ángeles. Podía verlos por la mañana, cuando empezaba a despertar. Yo era poco dado para esas creencias pero ella insistía, siempre.

Hace unos días, en mi clase de Filo, escuché la siguiente frase: “…el saber se va construyendo en función de los acontecimientos y las narrativas propias de una época…”. En pleno siglo XII preguntarse por cuántos ángeles cabían en la cabeza de un alfiler era todo un problema del conocimiento. De allí resultó la Angeleología, saber que estudiaba la naturaleza y clasificación de los ángeles (hasta Tomás de Aquino, figura mayor de la Escolástica, le dedicó muchas páginas de su Summa Theologiae). 

Claro que el Renacimiento echó por tierra el marco discursivo de todo el Medioevo. Y la Modernidad creó las Luces…y todos re felices (bueno…más o menos…las luces tienen la costumbre de generar sombras). 

Ahora, hace 17 minutos que estoy tirado en el sofá mirando una pared blanca. Busco la presencia de orificios, grietas…alguna rajadura. Un punto de fuga. Una dis-con-ti-nui-dad.

Pienso en mi abuela, hubo de tener razón. A medias, claro. Hablar de ángeles en una época tan pretendidamente “des angelizada” no motivó certezas. Ni hacían falta. Pero fue como un soplo de aire fresco.

Me ayudó a seguir respirando.

Visto 58 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!