Miércoles, 21 Noviembre 2018

De la necedad se vuelve

Publicado el Miércoles, 05 Septiembre 2018 16:47 Escrito por

Dicen ser sabios, pero se volvieron necios, porque la sabiduría de este mundo es necedad ante Dios. Pues escrito está: Dios es el que prende a los sabios en su propia astucia, porque sin entendimiento, son indignos de confianza, y sin amor, despiadados”.

Todo hombre es torpe, falto de conocimiento; todo orfebre se avergüenza de su ídolo; porque engañosas son sus imágenes fundidas, y no hay aliento en ellas.

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el inteligente? ¿Dónde el instruido de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?

Porque los hombres se han entorpecido y no han buscado al SEÑOR; por tanto, no prosperan, y toda su riqueza se ha dispersado y no progresarán más, pues su insensatez será manifiesta a todos, mas ellos a una son torpes y necios en su enseñanza de vanidades, pues su ídolo es un leño.

Porque mi pueblo es necio, dice DIOS, no me conoce; hijos torpes son, no son inteligentes. Astutos son para hacer el mal, y hacer el bien no saben. Han escondido su corazón del entendimiento, por tanto no me exaltarán.

¡Oh, argentinos insensatos! ¿Quién los ha fascinado?, levanten sus ojos hacia donde Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado. Dicen ser sabios, pero son necios exhibiendo su estupidez, su  mal genio, hasta la maldad, el ateísmo y el rechazo de Dios.

El Señor los llama necios, no por estupidez intelectual sino por ceguera espiritual, vuélvanse al Señor, no todo está perdido, aunque necios en su proceder Dios los ha escogido, porque EL escoge de lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y también ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte. Y si Dios lo dice así es y así será.

Visto 84 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!