Jueves, 06 Agosto 2020

Cabildo para la Soberanía Educativa

Publicado el Jueves, 04 Junio 2020 18:20 Escrito por Jorge Penalva | Profesor Lengua y Literatura

Este viernes 22 de mayo de 2020 se realizó el primer Cabildo por la Soberanía Educativa, decisión que se compone de cuatro video-conferencia de modo asambleario con el objetivo de generar un espacio común integrado por representantes de educación superior y de  espacios educativos, gremiales y culturales de todo el país, desde la Patagonia hasta nuestro noroeste (NOA) y noreste (NEA). Para  dar inicio a un proceso participativo de discusión sobre:

  • Ley de Educación Superior
  • La Escuela Secundaria del Siglo XXI y post pandemia
  • La Formación Docente (ruptura epistemológica y producción de contenidos)
  • La relación y retroalimentación entre soberanía educativa, y soberanía científica y tecnológica.

   Esta iniciativa es convocada por el Instituto de Estudios y Formación para la Igualdad (IEFI, Director Alejandro Mosquera), La Fundación Acción para la Comunidad (Presidente Eduardo Sigal), Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (Sec. Pablo Imel), Instituto Democracia (Coord. Ulises Bosia), Colectivo Pedagogía para la Emancipación, y Central Espacio de Ideas (Presidenta Silvia Rojkes)

   Se contó con la participación en el primer Cabildo con personalidades destacadas de la educación como la Viceministra de Educación de la Nación, Adriana Puigross, los ex titulares de la cartera educativa nacional Daniel Filmus y Alberto Sileoni; Mariana Gottardo (consejera superior UBA por los estudiantes) Carolina Mera (decana Ciencias Sociales) Diego Tatian (UNC) , Carlos Giordano (UNLP)  Beatriz Gentile (decana UN Comahue los referentes sindicales, Sandra Ramal (SUTEBA) Sonia Alesso (CTERA), Carlos De Feo (Conadu), el Movimiento Arraigo; entre otros.

   El primer encuentro estuvo enmarcado en el debate sobre la necesidad de generar una Ley de Educación Superior  que supere la normativa vigente desde 1995 con muchas modificaciones, ya que la misma es una expresión del neoliberalismo reinante en esa década en nuestro país, es decir, pensada en términos de mercado, como ejemplo de este pensamiento introdujo el arancelamiento de algunas carreras, entre otras cuestiones.

   A fin de  lograr un documento consensuado, el cual exprese las ideas fuerza hacia el debate de la Nueva Ley de Educación Superior. El mismo se entregará al Ministro de Educación, Nicolás Trotta, a los bloques legislativos, a las Universidades, a la red de Institutos de educación superior y a los centros de estudiantes.

 

   Cabe mencionar, desde todos los sectores participantes promovieron el debate y formularon visiones para construir el largo camino de la soberanía educativa entre todas y todos en un contexto que muy bien expreso el documento que se leyó por Alejandro Mosquera al comienzo de la video-conferencia, el cual realiza un recorrido político histórico de nuestro país para  situar  a la educación en crisis dentro del neoliberalismo, quienes con sus críticas hacia la escuela y  universidad pública, desprestigiándola, así de igual a sus docentes y los presupuesto para investigación, con el objetivo de  justificar la mercantilización de la educación bajo la lógica del mercado. En este contexto, es necesario refundar la Argentina en el marco de la recuperación de la idea de Nación, Patria y Soberanía ante un capitalismo voraz caracterizado por la concentración de la riqueza y el saber.

   Deja el texto en evidencia, los cuatros años de desmantelamiento del Estado del gobierno de Macri y plantea que el nuevo gobierno de Fernández-Fernández posee la voluntad política de poner en marcha continuidades del gobierno de Néstor y Cristina y brinda la oportunidad de construir una educación emancipadora con un nuevo contrato pedagógico entre la educación pública y la comunidad. En esta línea, la soberanía educativa debe responder a los desafíos de un mundo en transformación, globalizado, híper tecnologizado e informatizado, desbastado en términos ambientales, atravesado por profundas desigualdades y por procesos de resistencia y emancipación diversos, en algunos puntos desarticulados pero buscando encontrar un nuevo contrato proyecto integrador de Nación situado en un proyecto de región soberana que pudo articularse en América del Sur ante la nueva embestida neoliberal. La construcción de una educación emancipadora debe ser pilar de ese proyecto pero también motor de otras transformaciones estructurales. La soberanía educativa debe generar las condiciones a los nuevos educados en un mercado laboral que los reciba y los incluya con justicia, de igual modo,  dialogar con los temas como flexibilización laboral, la redistribución del ingreso, el endeudamiento y las transformaciones de los regímenes impositivos.

  El documento propone construir una soberanía educativa enmarcada en una más justa redistribución del ingreso tanto material como simbólica, especialmente en lo simbólico porque es el lugar donde se discute la producción y la redistribución de los conocimientos, los cuales deben estar anclados en los intereses nacionales y la profundización de la democracia.

  A partir de estas ideas se planteó las exposiciones de los participantes bajo la coordinación de Javier. Entre las cuales se trataron, en dos partes, los siguientes temas que a continuación detallaremos a manera de síntesis.

 

   Sara Ortelli junto a Silvia Rockles y Alejandro Mosquera les toco realizar una síntesis de la primera parte del debate llegando a las siguientes claves o puntos que sintetizan lo expresado por los participantes, a saber:

  • Coincidencia en que hay un contexto adecuado y una necesidad política para debatir una nueva  Ley de educación superior.
  • La universidad incorporada al desarrollo productivo del país y región.
  • Crear las condiciones para un debate transversal y federal.
  • Promover una división del presupuesto para la educación general básica, para las universidades y para ciencia, tecnología e investigación, surgido del porcentaje del P.B.I. delimitado claramente para cada uno de estos tres sectores.
  • Priorizar el acceso y la permanencia de los estudiantes a través de Becas, transportes, viviendas y poder acceder  a los recursos tecnológicos (conectividad), centros de cuidado infantil, entre otras.
  • incorporar la virtualidad en educación superior como bimodalidad alternativa a lo presencial.
  • Resignificar el concepto de autonomía universitaria ante el Estado y el mercado.
  • Preocupación por rescatar nuestra historia y la otra “historia” oculta como la cuestión de género.
  • Tratamiento de las desigualdades por parte de la universidad.
  • Incorporar los nuevos saberes dejando de lado la mirada academicista.
  • La necesidad de integrar a la universidad e institutos de educación superior a la construcción de un nuevo federalismo del siglo XXI con arraigo junto a los demás actores de la sociedad, vinculadas a las diversas miradas latinoamericanas.
  • Tener una perspectiva flexible de acuerdo al regionalismo como aporte al desarrollo de la región de América del sur.
  • Repensar el concepto de extensión universitaria, resignificándose desde el conocimiento para comprender y transformar la realidad.

   Gonzalo Gonzales junto a Melisa tuvieron a cargo realizar una síntesis de lo que se habló en esta segunda parte del debate, para la cual esbozaron un punteo de las ideas principales:

  • La idea en común más relevante en las exposiciones es el quiebre epistemológico que resulta necesario en este momento preciso para la construcción de la nueva Ley.
  • Revisar la Ley de educación superior vigente del neoliberalismo para superar las desigualdades existentes entre universidad e institutos terciarios.
  • La importancia de la articulación entre universidad y terciarios. Pensando trayectorias en conjunto.
  • Vincular la mirada universitaria desde una perspectiva latinoamericanista dentro de un contexto latinoamericano.
  • Revisar los planes de estudio, sobre todo en la formación docente y su continuidad.
  • Reforzar la Ley de educación nacional actual que incluye la educación superior como parte del sistema educativo y garantizar un dialogo entre universidad, Institutos y la escuela secundaria.
  • Consolidar el rol de las comunidades en su territorio con la posibilidad de crear más universidades, en el marco de una mejor distribución y no focalizadas en las grandes ciudades.
  • Participación y representatividad de todos los sectores de la comunidad educativa en el debate sobre la nueva Ley.
  • Pensar la multiculturalidad, la plurinacionalidad y una educación bilingüe en ciertos territorios de nuestra Nación.
  • Integrar a los institutos de las fuerzas de seguridad dentro de la ley de educación superior porque llevan adelante políticas inclusivas a través de la formación y la educación.
  • La universidad como un espacio en disputa hegemónica para su democratización, como un derecho social de los pueblos a la educación superior.
  • Incluir los subsistemas con igualdad de condiciones para una armoniosa convivencia sin supremacía de uno sobre otro. 
  • Platear que los sujetos que habitan las universidades actualmente son distintos a los sujetos que históricamente la habitaron. En algunos casos son primera generación de sus familias que cursan carreras del nivel superior.
  • Trabajar en los derechos de la construcción de los conocimientos y la investigación para plantearlos como derechos fundamentales y derechos del Pueblo.
  • Aportar a este debate para la construcción de una nueva Ley de educación superior, la perspectiva de género, ya que la mayor parte de los estudiantes de educación superior son mujeres y de disidencia.
  • Recuperar el rol de la universidad en la sociedad como sujetos de la pedagogía, ya que ésta es el que hacer del sistema educativo y actualmente se encuentra en manos del mercado.
  • Pensar las universidades, los institutos y la educación pública como parte de un proyecto nacional, popular, feminista, con perspectiva de género y soberano.

  Por lo expuesto, en este nuevo siglo no tenemos una Ley de Educación Superior que plantee los lineamientos sobre qué modelo de universidad, qué modelo de formación docente o qué modelo de ciencia de investigación queremos,  en clave de igualdad y de arraigo cambiando el diseño por el cual  nos modelaron durante dos siglos.  

   Ante esto, creemos que debemos potenciar este espacio participativo de debate para comprometer a la sociedad en su conjunto junto a la comunidad educativa universitaria y las instituciones de educación superior con el objetivo de construir de abajo hacia arriba una nueva Ley de educación superior con una mirada latinoamericana, inclusiva, comprometida con el desarrollo productivo de nuestro país a través de sus profesionales  para ser  parte activa  de un proyecto de Nación, plurinacional, popular, feminista, con perspectiva de género y soberano.

Visto 249 veces Modificado por última vez en Jueves, 04 Junio 2020 18:34

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!