Domingo, 24 Marzo 2019
Sábado, 02 Marzo 2019 09:57

Después de Laudato Si, que no solo denunció la crisis ecológica, sino que también puso al trabajador en el centro del debate como víctima principal de un sistema económico que mata, no puede armarse una agenda mundial seria sobre el desarrollo humano integral sin pensar el futuro del trabajo, y sin establecer con carácter de urgencia un programa de transición hacia las nuevas tecnologías digitales y los nuevos modelos económicos sustentables. La OIT levantó el reto; el proyecto está en marcha. 

El 22 de enero, en el marco del centésimo aniversario de la Organización Mundial del Trabajo, se hizo público el documento de la Comisión Mundial de la OIT para El Futuro del Trabajo que muestra crudamente la realidad del trabajador en el siglo XXI. La cifra de 300 millones de personas desempleadas confirma la denuncia del papa Francisco cuando dice que el trabajador pasó de ser explotado a ser desechado. No obstante, el informe es esperanzador. Con la transformación tecnológica y ecológica se perderán tantos puestos de trabajo como los que se crearán. Se trata de centrar la economía en la persona humana, invertir en capacitación y organización para los más vulnerables, y redefinir trabajo y educación. El plan busca organizar la transición hacia un nuevo modelo de trabajo donde la tecnología sea la herramienta liberadora del cuerpo y del tiempo de los trabajadores. La transición tiene como clave la inversión en capacitación, y como condición el acuerdo social tripartito –entre empleados, empleadores y gobierno. Todo en línea con el principio de Trabajo Decente establecido por la OIT en 1999, y con los 17 puntos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable de la ONU. 

Cruda realidad: La cuestión del trabajo es tan “calamitosa y urgente” como lo era a fines del siglo XIX –así comenzaba la primera encíclica social Rerum Novarum de León XIII en 1891–. Según el documento de la OIT: 190 millones de personas están desempleadas; 2000 millones sobreviven por la economía informal –que en algunos casos es economía social y en otros crimen organizado–; 300 millones viven en la pobreza; y casi 3 millones mueren anualmente por enfermedades de trabajo. De acuerdo con estas cifras, la comisión establece que deben crearse 344 millones de empleos de acá al 2030 para terminar  con el desempleo.

Análisis de la situación: Según la Comisión Mundial “nuevas fuerzas están transformando el mundo del trabajo” y causan desocupación estructural, pero también nuevas oportunidades. Los cambios políticos significativos a lo largo de la historia responden a nuevos sistemas económicos determinados por saltos cualitativos tecnológicos. La llegada de la pólvora a occidente, por ejemplo, fue la causa del pasaje del feudalismo al Estado moderno con su modelo de centralización y administración de bienes y cuerpos. Si el avance de la tecnología hacia lo digital y robótico es realmente un salto cualitativo significativo que habilita otro modo de producción, entonces el modelo económico y político actual estaría en proceso de cambio. Algunos interpretan la situación presente como desvío de la       lógica imperante hasta el siglo XX, al cual creen que hay que corregir y, por falta de nombre, le han dado      el de populismo. Otros, como la Comisión Mundial de la OIT –conscientes de que ante el cambio tecnológico de la Revolución Industrial fueron los mismos trabajadores los que dejaron de pelear contra las máquinas rompiendo telares, y comenzaron a organizarse sindical y partidariamente hacia estilos democráticos–, no ven en la tecnología una competencia desleal sino un factor de liberación del tiempo y el cuerpo del trabajador: “tenemos que aprovechar las posibilidades que nos brindan estas transformaciones profundas”. 

Plan estratégico: El plan está enfocado en la persona del trabajador excluido y consta de tres ejes: 1) invertir en las capacidades de las personas –pobres–; 2) invertir en las instituciones del trabajo –sindicatos y movimientos sociales–; 3) invertir en el trabajo decente y sostenible –economía verde y del cuidado–. La inversion en capacitación de las personas debe garantizar: aprendizaje para todos y de manera permanente generando un “ecosistema de aprendizaje”; apoyo a las personas trabajadoras en el periodo de transición; transformación para igualdad de género; y fortalecimiento de la protección social. Por su parte, la inversión en las instituciones del trabajo deben restablecer: la garantía laboral universal; la soberanía sobre el tiempo del trabajador; la representación colectiva; y la tecnología en función del trabajo decente. Por último, la inversión en trabajo decente y sostenible debe poder transformar las economías reorientando los incentivos hacia un modelo empresarial centrado en la persona del trabajador, antes que en el trabajo. 

Redefinición del trabajo: Se parte del supuesto de que todo aquel que para vivir depende de un salario es trabajador, incluso los desempleados. Pero no se lo percibe así. La aplicabilidad del proyecto depende de una redefinición social del trabajo. Aunque   el informe señala que “el trabajo no es mercancía”, la idea de que los trabajadores realicen una actividad creativa remunerada sin que esta sea empleo asalariado en condiciones indignas, está lejos de identificarse socialmente como trabajo. Según la propuesta, el trabajo continuaría, lo que desaparece es el empleo asalariado en condiciones inhumanas. Se trata de volver socialmente aceptable la idea de que mientras la tecnología hace el trabajo forzado, los trabajadores se forman. Se propone la creación de dos fondos, de Garantía Laboral Universal y de Protección Social Universal, para asegurar a los trabajadores más vulnerables, desde el nacimiento hasta la vejez, lo básico, independientemente de su situación laboral. El dinero está, lo que falta es sensibilidad social, ya que –según el informe– han “reducido la proporción de los ingresos nacionales consagrados a los trabajadores”. 

Redefinición de educación: La solución al desempleo finalmente depende de una “conversión cultural” como propone Laudato Si. Aun cuando las inversiones en formación lograsen ser “una prioridad básica de la política económica”, se requiere de una redefinición de la educación. El programa sugiere la creación de un “ecosistema eficaz de aprendizaje permanente” que engloba el aprendizaje formal e informal: “El aprendizaje permanente no abarca solamente las competencias necesarias para trabajar, sino que también comprende el desarrollo de las aptitudes necesarias para participar en una sociedad democrática”. Propone que sea supervisado de manera tripartita de acuerdo a un sistema universal de derecho a la formación. El cambio permitiría a los trabajadores tiempo libre y remunerado, y sería independiente del tipo de trabajo que hagan ya que estaría destinada a “apoyar a los trabajadores más vulnerables”. 

La organización: El Futuro del Trabajo depende de los trabajadores organizados, son ellos “los que deben diseñar una nueva concepción de trabajo que aplique la tecnología en función de su bienestar”. Sin embargo, la concentración del poder económico debilitó a las organizaciones de trabajadores en la negociación colectiva, y además “el cambio climático va a perturbar aún más los mercados laborales”, ya que “la degradación del medioambiente afecta de manera desproporcionada a las poblaciones vulnerables y a los países de bajos ingresos”, tal como lo denuncia también Laudato Si. La Comisión Mundial es consciente de que los cambios jurídicos –como la derogación de derechos laborales en Brasil–, y la dificultad de conectar trabajadores por la falta de empleo, hace más difícil la posibilidad de organizarse. Sugiere a los trabajadores organizados “adoptar estrategias de organización inclusivas, posibilitando la afiliación a los trabajadores informales”. Los movimientos sociales son una alternativa que surge en el escenario de desempleo estructural. No obstante, los Convenios Colectivos de Trabajo son la realidad efectiva del diálogo social y la cultura del encuentro, del cual hoy 330 millones de personas desempleadas quedan excluidas.  

* Miembro del equipo internacional del Programa OIT-ICMC: The Future of Work, Labour After Laudato Si, a cargo de Pierre Martinot-Lagarde, con sede en Ginebra. Asesora de Uitec (Unión Iberoamericana de Trabajadores de Edificios y Condominios).

Miércoles, 20 Febrero 2019 10:27

La consultora Gustavo Córdoba y Asociados comunicó el resultado del estudio de opinión pública realizado entre el 14 y 15 de febrero. Se realizó en todo el territorio nacional, tomando 1200 casos mayores de 16 años con el procedimiento de estratificado por conglomerados. La ficha técnica completa puede verse en una imagen en la galería de este mismo artículo.

ANÁLISIS DESCRIPTIVO

Dicen los encuestadores que el estudio del mes de Febrero muestra el punto más alto de rechazo a la gestión Presidencial de Mauricio Macri, desde 2015. Un 64,7% de argentinos desaprueban la gestión presidencial.

Continua muy firme el pesimismo sobre la marcha de la economía del País. Más del 66% de los argentinos cree que la economía del País a un año, va a estar peor que ahora.

La inflación, por octavo mes consecutivo, es visualizada como el principal problema del País.

Como síntoma del contexto que estamos atravesando, siguen muy altos los valores que reflejan la falta de credibilidad de los grandes empresarios, la justicia y la política.

Nuevamente hemos medido el sentimiento respecto de los principales ejes de la política argentina.

Tanto el anti cambiemos como el anti k, nos muestran un elevado porcentaje de rechazo, aunque ha declinado levemente el sentimiento de rechazo al eje kirchnerista.

En donde si hemos verificado un cambio sustancial, es en las posiciones o ejes peronista antiperonista. En el sentimiento positivo, se agruparon el 41% de las respuestas. El mes previo habíamos registrado un 28%. En
la posición de rechazo o anti PJ, bajo de 39% a 33%.

En las imágenes, destacamos el aumento en la negatividad de María Eugenia Vidal y de Sergio Massa.

Mauricio Macri tiene 63% de negativa y una Positiva de 35%. Leve Mejora de Juan  Manuel Urtubey. Roberto Lavagna posee  una de las mejores imágenes entre los dirigentes medidos.

ANÁLISIS CONTEXTO ELECTORAL

Cuando aún estamos lejos de las definiciones de las principales figuras que van a competir en las presidenciales, lo que podemos observar es que el contexto político del gobierno nacional es sumamente complejo. Por un lado, observamos que la idea de votar por la continuidad de la gestión Macri no supera el 25%. Y además tenemos a un 63% que piensan votar por un cambio o alternancia respecto del gobierno de Macri.

También podemos observar un importante crecimiento en la idea de votar a un espacio político que no sea el de Mauricio Macri o el de Cristina Kirchner. En efecto, casi un 59% respondió afirmativamente, y solo un
25% opinó de manera contraria. En diciembre. Los que estaban a favor, eran 45%, en enero subió al 50%. 

Descargar el RESUMEN de la encuesta >

Viernes, 15 Febrero 2019 12:37

A fines del 2018, el gobierno provincial dio a conocer su resolución por la cual se decretó la caducidad de la concesión dada anteriormente a la multinacional australiana Latin Resources para la explotación de litio en la mina Géminis, próxima a San Francisco del Monte de Oro. Se trataba de una explotación a cielo abierto con fuertes posibilidades de destruir o contaminar las nacientes y cursos de varios ríos provinciales.

En octubre del año pasado, en tres notas analicé las serias amenazas de ese proyecto minero para esa zona y para la provincia toda. (ver www.tochimoreno.com.ar).

No obstante la decisión gubernamental, los vecinos de San Francisco movilizados en rechazo a ese proyecto, no están del todo satisfechos. Es que el decreto se sustenta en un argumento formal, la demora en cumplir obligaciones por parte de la empresa beneficiada con la autorización original. Nada dice esta norma gubernamental de cuestiones de fondo, por lo que queda abierta la puerta para que en el futuro otras empresas se presenten y puedan acceder a esa pretendida explotación. Tampoco esa medida sirve como antecedente para juzgar y resolver sobre las pretensiones de esa y otras empresas, por casi 300.000 hectáreas en toda la provincia.

¿Cuáles son a mi juicio estas cuestiones de fondo?

La mega minería y minería a cielo abierto

Debemos tener presente en primer lugar, que los minerales tan necesarios para nuestro actual modo de vida, sumado a la sobre explotación de los yacimientos conocidos, ha logrado la extinción de las vetas en las que los minerales suelen encontrase de modo fácilmente identificable y en altas concentraciones. De ahí que la explotación por galerías subterráneas ha dejado de ser rentable, siendo reemplazada por la búsqueda de minerales diseminados en distintos tipos de formaciones geológicas. En estos casos, al encontrarse los minerales en concentraciones de unos pocos gramos por toneladas de roca, se los extrae mediante un arsenal de maquinarias, uso de químicos, explosivos y grandes extensiones de terreno. Por eso el apelativo de mega minería. La que lleva a la necesidad de realizar grandes excavaciones que pueden medirse en kilómetros de largo, por cientos de metros tanto en ancho como en profundidad. Dejando enormes huecos en el suelo, los que nunca vuelven a ser lo que fueron, destruyendo todo lo que originalmente existía en la zona. Se les exige, sin éxito, a las empresas que terminada su explotación vuelvan a su lugar las toneladas de roca extraídas. Aunque lo hagan, lo destruido, destruido queda, sin remedio. Para estos inmensos pozos se producen múltiples explosiones, que sacan miles de toneladas de roca por día, que luego son molidas y tratadas químicamente hasta lograr finalmente el producto mineral buscado. Los químicos usados, son todos contaminantes en distintos grados de gravedad. La historia minera mundial de los últimos 50 años es lamentablemente rica en casos graves de desastres ambientales por el fracaso de las pretendidas medidas de seguridad; siempre de la mano de la desmedida ambición de las grandes mineras multinacionales, que las pone claramente en rol de asesinos del medio ambiente y de miles de personas.

Este tipo de minería requiere gran cantidad de energía, millones de litros de agua por día, grandes superficies para el movimiento de maquinaria, campamentos, depósitos de residuos, etc.;  dando por resultado la destrucción de la geografía y el paisaje, acumulación de miles de toneladas de desechos rocosos, la destrucción de la flora, expulsión de la fauna,  la destrucción de glaciares si los hubiese en la zona explotada, de manantiales, arroyos, bañados,  afectando seriamente la hidrografía, la que también es agredida por los restos de los químicos usados para purificar el mineral buscado, el más grave de todos es el cianuro, usado especialmente en la explotación del oro.

Tenemos así que la mega minería va dela mano con la minería a cielo abierto, en una trágica unidad pensada tan solo para el presente, para potenciar la ganancia empresarial con total desprecio del medio ambiente, de la vida en todas sus formas y ninguna responsabilidad para con el futuro.

La legislación provincial

En mis notas del año pasado me referí a las leyes provinciales que reglamentan la actividad minera y la protección ambiental. La buena intención de legislar estos temas no basta, al menos en nuestro caso, porque hay carencias que son puerta abierta para que la amenaza sobre el medio ambiente integralmente concebido, siga latente. De ahí seguramente, la disconformidad de los vecinos de San Francisco del Monte de Oro.

De las carencias

La ley Nª IX-0634-2008 de Preservación y Restauración Ambiental del Sector Minero expresa en su artículo 1° que procura “… garantizar la preservación de los recursos naturales, con especial énfasis en la tutela del recurso hídrico, la biodiversidad, el ambiente y la calidad de vida de todos los habitantes”, a tal efecto lista las   sustancias químicas cuyo uso prohíbe.  Están las más conocidas “… y otras sustancias tóxicas similares en los procesos mineros metalíferos de prospección, cateo, exploración, explotación, beneficio y/o industrialización, de minerales metalíferos obtenidos a través de cualquier método extractivo.”

Lo que falta en esta ley es específicamente   la prohibición de la mega minería y de la minería a cielo abierto. Esa omisión es grave porque omite la unidad entre contaminantes y destrucción ambiental; no prohíbe las excavaciones con tal que se lleven la roca extraída para ser tratada químicamente en otras provincias. Podemos quedarnos sin la contaminación química, pero sí con la destrucción ambiental. Queda claro, las dos son dañinas, no se quiere ninguna.

Insisto en esto de prohibir la minería a cielo abierto, porque el hoy gobernador Alberto Rodríguez Saá, siendo pre candidato a Presidente de la Nación en el 2011, dijo en declaraciones periodísticas conceptos como “tengo premios internacionales por mi posición con el medio ambiente”, “Cuando llegue a la presidencia terminaré con la explotación de la minería a cielo abierto y con contaminantes…  Si seguimos depredando el ambiente dentro de tres décadas tendremos problemas que serán incontrolables.” A un medio mendocino le dijo: “Todos los partidos se tienen que expresar en contra de la minería a cielo abierto con químicos que contaminen.”

Años después, diciembre de 2016, en programas radiales de la ciudad de Buenos Aires insistió:” Estoy en contra de la minería a cielo abierto, de estos que vienen, depredan todo, se van y no dejan un peso acá.”

En esa misma línea, recuerdo la Ley IX – 0749-2010, Plan Maestro Ambiental: Tratado de paz entre Progreso y Medio Ambiente. Estrategia 2010-2020, también sancionada durante ese anterior período gubernamental de hoy gobernador. Ley que dice en uno de sus artículos “Habrá Paz entre la generación de energía y el clima de la Tierra, entre la producción, los residuos y la limpieza de los ecosistemas y entre el consumo y los recursos”.

Vale recordar estas expresiones de Alberto Rodríguez Saá porque la ley a la que me refiero fue sancionada en 2008, durante su anterior mandato como gobernador. Es necesario que las ideas verbalizadas   en campañas electorales, se transformen en ley, la que a su vez debe concretarse en acciones gubernamentales.

De coherencia se trata.

El Impacto Ambiental

Volvamos a nuestras leyes, ahora la IX-0876-2013 – Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) cuyo artículo 5º reza así: “Ningún proyecto, emprendimiento, obra, instalación o actividad que sea susceptible de degradar el ambiente, alguno de sus componentes, o afectar la calidad de vida de la población, en forma significativa, podrá iniciar su ejecución en la Provincia sin el previo cumplimiento del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).”

Para este EIA, el gobierno debe contar con:  a) Una dependencia que lo haga; b) Un cuerpo de inspectores y profesionales debidamente capacitados y equipados; c) Un laboratorio propio o contratado, debidamente equipado para el estudio de las muestras extraídas; d) Asignación presupuestaria suficiente, a efectos de cubrir los costos que la actividad de control y fiscalización requiere.

Bien por estas exigencias y precisiones, sólo que no sabemos si se han cumplimentado.  Siendo que el daño ambiental nos afecta a todos y por muchas generaciones venideras, el pueblo todo debe conocer cuál es la dependencia responsable, quiénes la integran, qué formación específica poseen, cómo está equipado el o los laboratorios actuantes, etc.  Información que debe estar publicada permanentemente y con fácil accesibilidad.

Mientras que la ley precisa que el EIA es de responsabilidad gubernamental, nos encontramos con el artículo 13 que dice: “El estudio de impacto ambiental deberá ser presentado por el sujeto obligado… “

Luego, el artículo 14 precisa que “Los EIA serán realizados a costa del titular del proyecto, emprendimiento, obra, instalación o actividad …, siendo exigible que el profesional que realiza las conclusiones se encuentre debidamente inscripto y habilitado por la Autoridad de Aplicación. El resto de los profesionales intervinientes sólo deberá acreditar su título profesional con competencia para firmar los estudios que realiza y la matrícula Provincial cuando exista el respectivo colegio profesional en la Provincia.”

Hay contradicción porque en definitiva la empresa minera es la que hace el EIA con profesionales a su elección de entre los inscriptos y matriculados en un colegio profesional. No hay en la provincia un colegio específico de profesiones en temas ambientales.  La exigencia de título profesional es tan ambigua como pobre. Debe pedirse formación específica y antecedentes en evaluaciones ambientales, tanto como de lugares de trabajo, debiera considerarse negativamente la experiencia en empresas con antecedentes de destrucción ambiental, sean mineras, constructoras, energéticas, agropecuarias, etc.

Siempre está posibilidad de que empresas tan poderosas paguen informes favorables a sus proyectos. Habrá que encontrar la forma de impedirlo.

Darle tanto margen de maniobra y elección a las empresas, grandes o pequeñas, es dejar que el zorro cuide el gallinero.

Nunca las ganancias empresariales o las ambiciones políticas, pueden ser más importantes que el medio ambiente.

Ampliar y perfeccionar las leyes

Estas cuestiones y otras que puedan surgir de un intenso trabajo en equipo, deben ser incluidas en la legislación para mejorarla y garantizar que nuestro medio ambiente sea realmente protegido, no desde lo coyuntural y formal, sino desde una visión integral que resuelva no solo lo actual, sino previendo lo que necesitan las futuras generaciones.

Se trata, insisto, de coherencia entre lo dicho y lo hecho.

Se trata también y por, sobre todo, de cumplir con el concepto del destino universal de los bienes, el eterno ignorado, tanto en cuestiones ambientales, como en la economía que nos rige.

Siendo que tanto el actual gobernador, como buena parte de la dirigencia opositora han sabido expresarse en contra de la destrucción ambiental, particularmente en temas de la minería, no debería ser utópico esperar un acuerdo legislativo que concrete estas reformas en el marco del diálogo constructivo del que tanto suele hablarse.

De no darse estas y otras mejoras a nuestras leyes, el temor a nuevos intentos de minería a cielo abierto y contaminante, seguirá presente.

De no darse un acuerdo entre todos, alguien debiera efectuar la propuesta en el ámbito legislativo, para que nos quede claro a todos quién está del lado de la protección ambiental y quién no.

SAN LUIS. Febrero 11 de 2019

Domingo, 30 Diciembre 2018 19:28

En diciembre 1998, Hugo Chávez ganó las elecciones presidenciales en Venezuela, en unos comicios cuya importancia sólo hemos logrado dimensionar con el paso del tiempo: con el triunfo del dirigente bolivariano, irrumpía en la historia de América Latina una nueva fuerza política, telúrica y combativa, de hondas raíces populares, que rápidamente se puso en el foco de atención de todo un continente, asfixiado por los ajustes neoliberales, el entreguismo de las oligarquías, la pobreza y la desigualdad social, y el sometimiento al dictum imperial sintetizado en el imperativo de construcción del proyecto panamericanista del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

En aquellos años, el mapa político de la región aparecía dominado de manera incontestable por el neoliberalismo criollo, que exhibía a sus paladines sin rubor, en lo que hoy bien podríamos calificar como una galería del horror.

Basta con recordar que en Argentina Carlos Menem se encaminaba al ocaso de un mandato de 10 años, caracterizado por las privatizaciones de servicios públicos, de las empresas y los recursos naturales estratégicos, así como por la subasta del país al mejor postor y la consolidación de las relaciones carnales con los Estados Unidos; en Brasil, gobernaba Fernando Henrique Cardoso pero mandaba el Fondo Monetario Internacional con la ortodoxia de las políticas de ajuste y austeridad; y en México, Ernesto Zedillo gestionaba el TLCAN sin hallar la aún la prometida puerta de entrada al Primer Mundo, y portando sobre sus hombros las sombras de la matanza de Acteal y de su designación como candidato presidencial tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio en 1994.

En Perú campeaba todavía el genocida Alberto Fujimori; en Ecuador Jamil Mahuad no solo cedió la base de Manta a los Estados Unidos, en el marco del Plan Colombia: también prendió la mecha de una crisis financiera sin precedentes, que $6000 millones de dólares de las reservas del Estado para salvar bancos privados, y acabó en una sangría incontenible de las finanzas públicas, el cierre de numerosas entidades bancarias y detonó un doloroso flujo de migrantes ecuatorianos que salieron de su país en busca de oportunidades. Y en Centroamérica todavía estaban frescas la tinta con la que se firmó el último acuerdo de paz en Guatemala y las esperanzas –que hoy reconocemos ingenuas- de unas sociedades “cuyas legítimas aspiraciones de paz y de justicia social, de libertad y reconciliación, han sido frustradas durante muchas generaciones”, según reza el texto del Acuerdo de Esquipulas de 1987.

El informe Panorama social de América Latina 1999-2000, publicado por la CEPAL, concluía que “hacia fines de los años noventa las encuestas de opinión muestran que porcentajes crecientes de la población declaran sentirse sometidas a condiciones de riesgo, inseguridad e indefensión. Ello encuentra sustento en la evolución del mercado de trabajo, el repliegue de la acción del Estado, las nuevas formas institucionales para el acceso a los servicios sociales, el deterioro experimentado por las expresiones tradicionales de organización social (…) En estas condiciones, la mayoría de los hogares de América Latina están expuestos a importantes grados de vulnerabilidad social” (pp. 16-17).

Y entonces ganó Chávez, que desde mediados de la década de 1990 venía pregonando la necesidad forjar “un proyecto estratégico continental de largo plazo”, que permitiera el desarrollo de un modelo económico y político alternativo, soberano y complementario para la región; “una asociación de Estados latinoamericanos (…) que fue el sueño original de nuestros libertadores”, decía el comandante de Barinas, “un congreso o una liga permanente donde discutiríamos los latinoamericanos sobre nuestra tragedia y sobre nuestro destino”, para hacer del siglo XXI “el siglo de la esperanza y de la resurrección del sueño bolivariano, del sueño de Martí”.

Lo que pasó después es un capítulo fresco en nuestra memoria, sobre el que no todo está escrito todavía. Pero cabe preguntarnos: ¿cambió algo en América Latina en estos años? ¿Es posible mirar con orgullo aquel período de ebullición creativa y de convergencia latinoamericanistas, inédito en dos siglos de vida republicana? Por supuesto que sí. En ese largo itinerario de la esperanza y la emancipación que es la lucha social, en nuestra viaje colectivo de la semilla al árbol poderoso –parafraseando al poeta Roque Dalton-, nada ha sido en vano y todo fue necesario.

Hace 20 años inició ese camino que en nuestros días, a pesar de los retrocesos y los obstáculos, sigue señalando el rumbo de la búsqueda y construcción, desde aquí, desde nuestras propias realidades, de las alternativas civilizatorias que reclama con urgencia el futuro. Mucho queda por estudiar y aprender de eso que algunos llamaron el giro progresista, y que nosotros entendemos como el auge y reivindicación de lo nacional-popular nuestroamericano; especialmente importante será profundizar y comprender la naturaleza de los procesos y dinámicas políticas, económicas y culturales que llevaron a las izquierdas de la resistencia y la acumulación de fuerzas, al acceso al poder y la construcción de articulaciones nacionales y regionales. Porque, a diferencia de lo que cantara Gardel, estos veinte años significan mucho: conforman nuestra historia viva, el sustrato de las lucha del presente, frente a los colosales desafíos que la coyuntura actual perfila en el horizonte de nuestros pueblos.

* AUNA-Costa Rica

Domingo, 30 Diciembre 2018 11:30

Hace 25 años, el primero de enero de 1994, un ejército indígena brotado de las sombras de esa noche del nuevo año tomaba la ciudad de San Cristóbal de las Casas en Chiapas. Eran muchos, se veían muy pobres y estaban abriendo una nueva época en la historia de México y de Latinoamérica. Su nombre era y sigue siendo Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN. Un cuarto de siglo después, Jair Bolsonaro, un ultrareaccionario llega al poder en Brasil por la vía electoral, con un programa xenófobo, machista, autoritario y neoliberal. ¿Se abre una nueva época para la región?

La mayor proeza de Jair Bolsonaro no fue haber vencido en las elecciones, sino haber impuesto su agenda en toda la disputa electoral. Y entonces nos llenamos de preguntas. ¿Por qué en un país de 14 millones de desempleados, con una recesión sin señales claras de reversión, en proceso acelerado de desindustrialización, y con servicios públicos enrumbados hacia el colapso, la agenda electoral se volteó hacia una pauta claramente moralista y despolitizada?

La respuesta está en cómo el propio PT decidió encarar el enfrentamiento en las urnas. Lula buscó controlar el timón de la jornada al colocarse como candidato hasta los 44 minutos del segundo tiempo, o sea hasta mediados de setiembre, sin indicar un vice o un plan B, y por eso no priorizó la lucha política abierta. Lula delegó tácitamente la dirección de la campaña a sus abogados, que presentaron acciones encima de acciones en una conmovedora confianza en el sistema judicial brasileño.

No se cuestionó al gobierno de facto de Michel Temer y el poder fáctico oculto en la campaña electoral, sino se mostró a Lula como víctima injusta de un proceso fraudulento, haciendo de la condición del expresidente el centro de la campaña, en lugar de los problemas concretos vividos por la mayoría de los brasileños. En lugar de un juzgamiento de Temer y sus reformas regresivas, Lula centró en sí mismo la cuestión. Su táctica fue transformar las elecciones en un plebiscito sobre sí mismo, dice el académico Gilberto Maringoni.

Esa opción fue acompañada de otra: la nostalgia de los buenos tiempos, cuando Brasil crecía y los salarios también; el país era respetado en el mundo, y el futuro parecía radiante. La nostalgia tiende a ser unidimensional. Escogemos qué recordar y escogemos qué olvidar. A diferencia de mirar críticamente el pasado para entender el presente la nostalgia tiene los dos pies en el idealismo.

Así, los pilares de la campaña petista hasta el final de la primera vuelta electoral fueron la victimización y la nostalgia, en sentimientos fuera de la política y la confrontación. Y si el centro de todo iba a ser Lula, faltaba una pieza en el rompecabezas. El raciocinio se volvería redondo con el mantra “Haddad al gobierno, Lula al poder”, un mal adaptado slogan recogido de la campaña de Héctor Cámpora (“Cámpora al gobierno, Perón al poder”) a la presidencia de la Argentina, en 1973.

Y transformó a Fernando Haddad, el verdadero candidato, en un mero biombo suyo, dejándolo en la sombra hasta después de iniciada la campaña. Haddad no participó de debates, actos ni entrevistas hasta finales de septiembre, lo que dificultó mucho la fijación de su nombre en la politización de la campaña. Increíble; no hubo ataques a Jair Bolsonaro.

El PT optó por despolitizar la campaña. Cuando Jair Bolsonaro sufrió el supuesto atentado el 7 de septiembre –reality show mítico y “milagroso” de dejarlo con vida y sin mancharle la camisa-, la campaña cambió de rumbo. Hospitalizado y con su vida en riesgo, él también se convirtió en víctima y Lula perdió la primacía y exclusividad en esa condición

Sin política, valiéndose de miedos y preconceptos arraigados en la población, Bolsonaro adicionó un ingrediente más, el antipetismo, uno de nuevo tipo: una repulsa popular al partido, diferente a su versión conservadora y de derecha, que veía en el ascenso de los pobres un problema a ser vencido, que sensibilizó a los huérfanos del proprio PT, las víctimas de la depresión de 2015-16, promovida por el desarrollismo de Dilma y su conservador ministro de Economía Joaquim Levi.

Ellos formaron la masa de decenas de millones que se sumaron al desempleo y cayeron en el discurso fácil de la propaganda fascista y de sus respuestas simples para problemas complejos. Claro, también está Ciro Gomes y su vergonzosa omisión en la lucha, y el uso criminal de whatsApp y las redes digitales, herramientas que precisamos comprender más profundamente.

El progresismo brasileño cuenta con el más importante líder popular de la historia brasileña, un candidato – Fernando Haddad – que se agigantó en la jornada y líderes de primera línea, como Guilherme Boulos. Y en la segunda vuelta logró unir a la izquierda, a los demócratas, parte de los liberales, a los nacionalistas y a los que luchan por un Brasil socialmente justo. Hoy el progresismo llora para poder tomar tomar aliento, entender racionalmente lo que aconteció y volver a la acción.

Encarar la bestia-fiera fascista exige cohesión y comunión de propósitos: un programa, y la construcción de cuadros preparados para la gestión. Hace falta saber bien quién es el enemigo y enfrentarlo directamente. Ya no quedan dinosaurios salvadores de la civilización.

Pero sí hubo durante la campaña un fenómeno que llamó la atención: la movilización de masas que generó el feminismo. El 29 de septiembre en 50 ciudades del país cientos de miles de mujeres se movilizaron con la consigna #elenão (Él No), en lo que fue una de las movilizaciones más multitudinarias y federales de la historia brasileña. Pero en su inmensa mayoría, las mujeres de carne y cuerpo que adquieren voz pública son blancas, universitarias de profesiones liberales, artistas. El feminismo en Brasil no es plebeyo, no parte de las necesidades, sufrimientos y esperanzas de las mujeres del Brasil profundo.

Exceptuando a las mujeres del nordeste brasileño, al resto de ellas las convocó Bolsonaro. El feminismo se les presenta como la otredad, como el intento desmedido de la izquierda progresista por imponer los valores de las minorías (simbólicas) sobre la construcción identitaria tradicional. Sobre las “buenas costumbres” y los valores de la “gente de bien”.

El plan económico de Bolsonaro le es funcional y redituable a los grandes bancos, los agroexportadores, conglomerados y corporaciones transnacionales y, aunque con ciertas inquietudes, a la gran industria nacional (“los paulistas”). Según el sociólogo Max Weber, hay allí una acción racional-económica con arreglo a fines económicos.

Bolsonaro y todo aquello que lo rodea, expresa públicamente el esquema de valores de la familia tradicional, heteronormativa, burguesa y blanca. Hasta los obreros afrodecendientes lo votaron. Unos, por estar en contra del programa de educación sexual, que el PT impondría en las escuelas, otras porque el comunismo de Manuela (la vice de Haddad) era opuesto a la fe en dios.

La máscara de Bolsonaro sonriente y con lentes de sol que usaron sus adeptos durante la campaña, les permite esconderse, no ser ellos, o al menos estar amparados en un nuevo sentido común imperante, que habilita cualquier tipo de racismo y odio sobre el otro-otra, y la voluntad de suprimir al oponente del espectro político y público. Racionalidad con arreglo a valores, señala la socióloga Camila Matrero, de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Expuestos los tipos de racionalidades que pueden motivar a las inmensas mayorías (sectores populares, clases medias) a votar en pos de un proyecto neoliberal que los afecta directamente como clase, es necesario pasar de Weber a Antonio Gramsci y su valioso aporte: el problema de la hegemonía.

Gramsci escribe los Cuadernos de la cárcel, desde la derrota de la Revolución en Italia, pero no es derrotista. Intenta descifrar sus causas, comprender el proceso histórico por el cual estando dadas las condiciones objetivas para la revolución (léase: la necesaria estructura de clases), se pierde. Va preso. Gana el fascismo. Siguiendo a Gramsci nos hacemos la misma pregunta. ¿Por qué gana el fascismo?

Para ello es necesario avanzar más allá de los planteos clásicos como la injerencia del imperialismo o los epocales como el poder judicial y mediático ya que está el establishment televisivo y periodístico que jugó de manera indirecta o tímida en favor de Bolsonaro. Está lo coyuntural (en las anteriores elecciones dieron su apoyo a Dilma) y al mismo tiempo particular de la sociedad brasileña como el fenómeno social – masivo y en ascenso- que constituye la doctrina evangélica.

De lo que se trata, para el campo de las izquierdas, es de dejar de echar culpas hacia afuera y mirar las falencias propias, que, al fin de cuentas, son las únicas sobre las que se puede operar de cara al futuro. Si hay un territorio específico de acumulación de poder para la izquierda, el progresismo, lo nacional popular, es en las entrañas de la bestia, en la conciencia y voluntad de los sujetos postergados, oprimidos, hambrientos.

Y, en el caso brasileño, antes de perder la elección, el PT perdió a su sujeto y eso bastó para que las fuerzas de derecha, el partido militar, los CEOs, ganaderos, sojeros y ciertos evangélicos lleguen al poder por el voto popular.

Brasil no tuvo un estallido de trabajadores sublevados en busca de su líder como el 17 de octubre de 1945 en Argentina, o un Caracazo (1989), o un Bogotazo (1948). No sucedió en los momentos de auge de movilización popular en la región y tampoco sucedió cuando encarcelaron a Lula, líder popular por años en Brasil. El PT, no construyó un sistema de ideas hegemónico sólido y la batalla -por ahora, dijera Hugo Chávez- la ganaron sus adversarios.

* Periodista y comunicólogo uruguayo. Magíster en Integración. Fundador de Telesur. Preside la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Lunes, 03 Diciembre 2018 15:04

El presidente francés Emmanuel Macron se encontró con una escena caótica al volver de la cumbre del G20 en Argentina este domingo.

El mandatario recibió algunos aplausos, pero también fue abucheado mientras pasaba por restos de autos quemados y ventanas de comercios destrozadasen la avenida Kléber, en París.

En el Arco de Triunfo, Macron vio cómo se pintaron grafitis en su contra y hubo daños en las oficinas del monumento, saqueadas el día anterior.

Los destrozos se produjeron en el fin de semana durante las protestas de los "chalecos amarillos" en París y otras ciudades de Francia en contra del alza en el precio del diésel y el alto costo de la vida.

"Nunca aceptaré la violencia", dijo Macron en una conferencia de prensa en Buenos Aires el sábado, a donde asistió a la cumbre del G20.

"Ninguna causa justifica que las autoridades sean atacadas, que las empresas sean saqueadas, que los transeúntes o los periodistas estén amenazados o que el Arco de Triunfo sea manchado", dijo.

Miles de manifestantes, liderados por el movimiento de los llamados "gilets jaunes"(chalecos amarillos), salieron a las calles para exigir que el gobierno dé marcha atrás al aumento en el impuesto del diésel.

El presidente y sus ministros tuvieron una reunión urgente sobre seguridad para decidir qué acción tomar en respuesta a la violencia que tiene conmocionado a buena parte del país.

Y en búsqueda de una salida política a la crisis, el lunes el primer ministro Édouard Philippe se reunión con los partidos de la oposición mientras los manifestantes bloqueaban depósitos de combustibles de la petrolera Total, que reportó 75 gasolineras desabastecidas

Desde que comenzaron las manifestaciones hace dos semanas, tres personas han muerto en incidentes de violencia en todo el país.

Más de 100 personas resultaron heridas en la capital francesa, incluidos 23 miembros de las fuerzas de seguridad, y cerca de 400 personas fueron arrestadas este fin de semana, dijo la policía.La ministra de Justicia, Nicole Belloubet, ha prometido aplicar toda la fuerza de la ley a las personas a las que incurran en violencia.

Redacción BBC Mundo.

 
Miércoles, 20 Febrero 2019 10:27

La consultora Gustavo Córdoba y Asociados comunicó el resultado del estudio de opinión pública realizado entre el 14 y 15 de febrero. Se realizó en todo el territorio nacional, tomando 1200 casos mayores de 16 años con el procedimiento de estratificado por conglomerados. La ficha técnica completa puede verse en una imagen en la galería de este mismo artículo.

ANÁLISIS DESCRIPTIVO

Dicen los encuestadores que el estudio del mes de Febrero muestra el punto más alto de rechazo a la gestión Presidencial de Mauricio Macri, desde 2015. Un 64,7% de argentinos desaprueban la gestión presidencial.

Continua muy firme el pesimismo sobre la marcha de la economía del País. Más del 66% de los argentinos cree que la economía del País a un año, va a estar peor que ahora.

La inflación, por octavo mes consecutivo, es visualizada como el principal problema del País.

Como síntoma del contexto que estamos atravesando, siguen muy altos los valores que reflejan la falta de credibilidad de los grandes empresarios, la justicia y la política.

Nuevamente hemos medido el sentimiento respecto de los principales ejes de la política argentina.

Tanto el anti cambiemos como el anti k, nos muestran un elevado porcentaje de rechazo, aunque ha declinado levemente el sentimiento de rechazo al eje kirchnerista.

En donde si hemos verificado un cambio sustancial, es en las posiciones o ejes peronista antiperonista. En el sentimiento positivo, se agruparon el 41% de las respuestas. El mes previo habíamos registrado un 28%. En
la posición de rechazo o anti PJ, bajo de 39% a 33%.

En las imágenes, destacamos el aumento en la negatividad de María Eugenia Vidal y de Sergio Massa.

Mauricio Macri tiene 63% de negativa y una Positiva de 35%. Leve Mejora de Juan  Manuel Urtubey. Roberto Lavagna posee  una de las mejores imágenes entre los dirigentes medidos.

ANÁLISIS CONTEXTO ELECTORAL

Cuando aún estamos lejos de las definiciones de las principales figuras que van a competir en las presidenciales, lo que podemos observar es que el contexto político del gobierno nacional es sumamente complejo. Por un lado, observamos que la idea de votar por la continuidad de la gestión Macri no supera el 25%. Y además tenemos a un 63% que piensan votar por un cambio o alternancia respecto del gobierno de Macri.

También podemos observar un importante crecimiento en la idea de votar a un espacio político que no sea el de Mauricio Macri o el de Cristina Kirchner. En efecto, casi un 59% respondió afirmativamente, y solo un
25% opinó de manera contraria. En diciembre. Los que estaban a favor, eran 45%, en enero subió al 50%. 

Descargar el RESUMEN de la encuesta >

Sábado, 19 Enero 2019 11:12

SÍNTESIS EJECUTIVA

La valoración del desempeño del Gobierno de Mauricio Macri cortó su racha alcista de noviembre y diciembre, y en enero registra una caída en la valoración positiva (-1,7), y un leve incremento de la valoración negativa (+0,4) lo que vuelve a estirar el diferencial negativo de imagen a -24,7%, luego de que el Gobierno haya logrado achicharlo durante los últimos dos meses del 2018.

Por tercer mes consecutivo cae la preocupación por la inflación (-2,7 respecto de Diciembre) al tiempo que también se registra una caída de la preocupación por el desempleo (-3,6) lo que permite que las preocupaciones económicas perforen la barrera del 50% luego de 9 meses (marzo de 2018). En enero se registra un incremento de la preocupación por la Inseguridad que vuelve e estar por encima del 10% de las menciones.

En materia de expectativas se revierte la tendencia observada en noviembre y diciembre de un pesimismo declinante y optimismo creciente respecto del futuro del país y de la situación personal. Respecto del futuro del país, en enero se observa un leve repunte del pesimismo (+0,7) y una caída del optimismo (-2,7). Por el lado de del futuro personal, los aumentos de tarifas parecieran haber afectado al optimismo de la gente ya que se registra una fuerte caída del el optimismo (-4,8) y un incremento del pesimismo (+1,2).

En materia electoral, se registró una caída en la intención de voto al oficialismo (-2,3) quedando en 30,8%, pero también se observó una caída en la intención de voto opositora (-2,0), que desciende a 50,9%. Lo interesante es que si se indaga en los deseos de la gente respecto del resultado electoral, aparecen indicios claros de que la polarización pudiera romperse al registrarse por primera vez una mayoría del electorado que elige la aparición de “una nueva  alternativa” a las dos opciones que han venido siendo dominantes: un triunfo de Cambiemos o un regreso del Kirchnerismo.

Indagando sobre intención de voto entre potenciales candidaturas en elecciones Primarias, Mauricio Macri (29,1) y Cristina Kirchner (27,6) son los candidatos con mayor intención de voto. Mientras que por el lado de Alternativa Argentina, Roberto Lavagna (13,1) casi duplica a Sergio Massa (6,7) en una eventual primaria del espacio, donde Juan Manuel Urtubey (2,8) quedaría tercero , en un espacio que juntaría 22,5 de los votos. Por el lado del progresismo, Marín Lousteua registra una intención de voto de 5,8%. Si finalmente el progresismo confluyera en un espacio de unidad con Alternativa Argentina, podríamos estar hablando de la consolidación de un tercer polo configurando así un escenario de tres tercios que amenace la polarización entre Macri y CFK.

Si Cristina Kirchner no se presentara, entre los candidatos que pertenecen a su espacio –o los cercanos a ella-, Agustín Rossi (9,9) muestra la mayor intención de voto, seguido de Daniel Scioli (5,6) y Felipe Solá (3,2). Lo curioso es que el espacio registraría una intención de voto agregada de 18,7, inferior a la de CFK, mostrando que se produce cierta dispersión del voto de CFK en otras candidaturas de otros espacios, además de que se registran un % de voto de CFK que se van a indecisos.

A la hora de evaluar responsabilidades, sobre la situación económica actual, sigue siendo importante (42,2) el porcentaje de gente que considera que la ex Presidenta tuvo más responsabilidad que Mauricio Macri para que la economía esté cómo esté. Mientras que por el contrario, un 36,9% creen que hubo más responsabilidad de Macri que de CFK, y un 18,9% le asigna las mismas responsabilidades a ambos.

Un dato que se vuelve relevante, ya que el 51,3% dice que la evaluación de la situación económica será determinante para decidir su voto, mientras que solo el 19,3% se fijará en la lucha contra la corrupción.

Ficha Técnica

TRABAJO DE CAMPO: 10 y 11 de Enero de 2019.
ÁMBITO: AMBA y principales Ciudades del Interior del País (La Plata, Mar del Plata, Bahía Blanca, Tandil, San Nicolás, Junín, Rosario, Paraná, Comodoro Rivadavia, San M. De Tucumán, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Salta, Corrientes y Neuquén).
DISEÑO MUESTRAL: Muestra probabilística estratificada por población según sexo, edad y nivel educativo alcanzado. Ponderada por Sexo, Edad y Nivel Educativo.
UNIVERSO: Población mayor de 16 años residente en hogares particulares con teléfono fijo en AMBA y Principales Ciudades del Interior del País.
TAMAÑO DE LA MUESTRA: 1.628 casos.
INSTRUMENTO DE RECOLECCIÓN: Cuestionario Estructurado.
SISTEMA DE CONSULTA: Consulta Telefónica (Sistema IVR - Interactive Voice Response).
NIVEL DE CONFIANZA: 95.5%.
ERROR MUESTRAL: +/- 2,6

Miércoles, 16 Enero 2019 13:09

La imagen del Presidente Macri comienza el año con una leve recuperación que ya se evidenció a fin del 2018. La opinión positiva se ubica actualmente en 41,1%, mientras que la negativa es de 57,8%. La evaluación de la gestión del Gobierno Nacional se mantiene por debajo de la calificación personal del Presidente.

Las expectativas sobre un mejoramiento de la economía muestran un leve movimiento ascendente y alcanzan el 23%; la expectativa inflacionaria también mejora levemente. Sin embargo, la mayoría sigue sin tener buenas expectativas. Cabe aclarar que estas leves variaciones se encuentra dentro del error muestral.

Cristina Fernández de Kirchner expone una estabilidad general en su imagen, con leves variaciones mensuales. Durante enero su calificación positiva sube al 42,1%, y la negativa es de 56,9%.
La expresidenta y el actual mandatario, registran hoy números similares de imagen, aunque CFK se encuentra algo mejor que Macri.
En relación a la intención de voto, el escenario no presenta variaciones significativas. Un 60% del electorado se divide entre el voto a la expresidenta y al actual Presidente, mientras Massa capta hoy aproximadamente al 10% del electorado.

En un hipotético escenario de ballotage entre Cristina Kirchner y Mauicio Macri existe una marcada paridad y las proporciones indican un empate técnico. Aquí también hay que destacar que los que manifiestan que no votarían a ninguno más los indecisos suman más de un 23%. Esto limita formular cualquier probabilidad en relación al resultado.

El voto a Macri se fortalece entre los mayores de 55 años y entre quienes no han completado la escuela secundarias, mientras que a Cristina Kirchner la votan más los jóvenes y quienes no poseen estudios primarios completos.
Cuando analizamos el perfil de aquellos que aún no definen su voto en un escenario de balotaje, observamos que cuatro de cada diez votaron a Cambiemos en el 2015, mientras casi tres de cada diez optó por Sergio Massa en aquella oportunidad. Por el momento, este segmento de indecisos está marcado fuertemente por aquellos votantes de Macri arrepentidos y por los que optaron por una tercera fuerza.

Encuesta Nacional - Del 3 al 11 de enero de 2019 | 1200 casos - Telefónica – El nivel de confianza es de 95,5% y el margen de error es de +/-2.8 para el total de casos.

 

Viernes, 15 Febrero 2019 12:37

A fines del 2018, el gobierno provincial dio a conocer su resolución por la cual se decretó la caducidad de la concesión dada anteriormente a la multinacional australiana Latin Resources para la explotación de litio en la mina Géminis, próxima a San Francisco del Monte de Oro. Se trataba de una explotación a cielo abierto con fuertes posibilidades de destruir o contaminar las nacientes y cursos de varios ríos provinciales.

En octubre del año pasado, en tres notas analicé las serias amenazas de ese proyecto minero para esa zona y para la provincia toda. (ver www.tochimoreno.com.ar).

No obstante la decisión gubernamental, los vecinos de San Francisco movilizados en rechazo a ese proyecto, no están del todo satisfechos. Es que el decreto se sustenta en un argumento formal, la demora en cumplir obligaciones por parte de la empresa beneficiada con la autorización original. Nada dice esta norma gubernamental de cuestiones de fondo, por lo que queda abierta la puerta para que en el futuro otras empresas se presenten y puedan acceder a esa pretendida explotación. Tampoco esa medida sirve como antecedente para juzgar y resolver sobre las pretensiones de esa y otras empresas, por casi 300.000 hectáreas en toda la provincia.

¿Cuáles son a mi juicio estas cuestiones de fondo?

La mega minería y minería a cielo abierto

Debemos tener presente en primer lugar, que los minerales tan necesarios para nuestro actual modo de vida, sumado a la sobre explotación de los yacimientos conocidos, ha logrado la extinción de las vetas en las que los minerales suelen encontrase de modo fácilmente identificable y en altas concentraciones. De ahí que la explotación por galerías subterráneas ha dejado de ser rentable, siendo reemplazada por la búsqueda de minerales diseminados en distintos tipos de formaciones geológicas. En estos casos, al encontrarse los minerales en concentraciones de unos pocos gramos por toneladas de roca, se los extrae mediante un arsenal de maquinarias, uso de químicos, explosivos y grandes extensiones de terreno. Por eso el apelativo de mega minería. La que lleva a la necesidad de realizar grandes excavaciones que pueden medirse en kilómetros de largo, por cientos de metros tanto en ancho como en profundidad. Dejando enormes huecos en el suelo, los que nunca vuelven a ser lo que fueron, destruyendo todo lo que originalmente existía en la zona. Se les exige, sin éxito, a las empresas que terminada su explotación vuelvan a su lugar las toneladas de roca extraídas. Aunque lo hagan, lo destruido, destruido queda, sin remedio. Para estos inmensos pozos se producen múltiples explosiones, que sacan miles de toneladas de roca por día, que luego son molidas y tratadas químicamente hasta lograr finalmente el producto mineral buscado. Los químicos usados, son todos contaminantes en distintos grados de gravedad. La historia minera mundial de los últimos 50 años es lamentablemente rica en casos graves de desastres ambientales por el fracaso de las pretendidas medidas de seguridad; siempre de la mano de la desmedida ambición de las grandes mineras multinacionales, que las pone claramente en rol de asesinos del medio ambiente y de miles de personas.

Este tipo de minería requiere gran cantidad de energía, millones de litros de agua por día, grandes superficies para el movimiento de maquinaria, campamentos, depósitos de residuos, etc.;  dando por resultado la destrucción de la geografía y el paisaje, acumulación de miles de toneladas de desechos rocosos, la destrucción de la flora, expulsión de la fauna,  la destrucción de glaciares si los hubiese en la zona explotada, de manantiales, arroyos, bañados,  afectando seriamente la hidrografía, la que también es agredida por los restos de los químicos usados para purificar el mineral buscado, el más grave de todos es el cianuro, usado especialmente en la explotación del oro.

Tenemos así que la mega minería va dela mano con la minería a cielo abierto, en una trágica unidad pensada tan solo para el presente, para potenciar la ganancia empresarial con total desprecio del medio ambiente, de la vida en todas sus formas y ninguna responsabilidad para con el futuro.

La legislación provincial

En mis notas del año pasado me referí a las leyes provinciales que reglamentan la actividad minera y la protección ambiental. La buena intención de legislar estos temas no basta, al menos en nuestro caso, porque hay carencias que son puerta abierta para que la amenaza sobre el medio ambiente integralmente concebido, siga latente. De ahí seguramente, la disconformidad de los vecinos de San Francisco del Monte de Oro.

De las carencias

La ley Nª IX-0634-2008 de Preservación y Restauración Ambiental del Sector Minero expresa en su artículo 1° que procura “… garantizar la preservación de los recursos naturales, con especial énfasis en la tutela del recurso hídrico, la biodiversidad, el ambiente y la calidad de vida de todos los habitantes”, a tal efecto lista las   sustancias químicas cuyo uso prohíbe.  Están las más conocidas “… y otras sustancias tóxicas similares en los procesos mineros metalíferos de prospección, cateo, exploración, explotación, beneficio y/o industrialización, de minerales metalíferos obtenidos a través de cualquier método extractivo.”

Lo que falta en esta ley es específicamente   la prohibición de la mega minería y de la minería a cielo abierto. Esa omisión es grave porque omite la unidad entre contaminantes y destrucción ambiental; no prohíbe las excavaciones con tal que se lleven la roca extraída para ser tratada químicamente en otras provincias. Podemos quedarnos sin la contaminación química, pero sí con la destrucción ambiental. Queda claro, las dos son dañinas, no se quiere ninguna.

Insisto en esto de prohibir la minería a cielo abierto, porque el hoy gobernador Alberto Rodríguez Saá, siendo pre candidato a Presidente de la Nación en el 2011, dijo en declaraciones periodísticas conceptos como “tengo premios internacionales por mi posición con el medio ambiente”, “Cuando llegue a la presidencia terminaré con la explotación de la minería a cielo abierto y con contaminantes…  Si seguimos depredando el ambiente dentro de tres décadas tendremos problemas que serán incontrolables.” A un medio mendocino le dijo: “Todos los partidos se tienen que expresar en contra de la minería a cielo abierto con químicos que contaminen.”

Años después, diciembre de 2016, en programas radiales de la ciudad de Buenos Aires insistió:” Estoy en contra de la minería a cielo abierto, de estos que vienen, depredan todo, se van y no dejan un peso acá.”

En esa misma línea, recuerdo la Ley IX – 0749-2010, Plan Maestro Ambiental: Tratado de paz entre Progreso y Medio Ambiente. Estrategia 2010-2020, también sancionada durante ese anterior período gubernamental de hoy gobernador. Ley que dice en uno de sus artículos “Habrá Paz entre la generación de energía y el clima de la Tierra, entre la producción, los residuos y la limpieza de los ecosistemas y entre el consumo y los recursos”.

Vale recordar estas expresiones de Alberto Rodríguez Saá porque la ley a la que me refiero fue sancionada en 2008, durante su anterior mandato como gobernador. Es necesario que las ideas verbalizadas   en campañas electorales, se transformen en ley, la que a su vez debe concretarse en acciones gubernamentales.

De coherencia se trata.

El Impacto Ambiental

Volvamos a nuestras leyes, ahora la IX-0876-2013 – Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) cuyo artículo 5º reza así: “Ningún proyecto, emprendimiento, obra, instalación o actividad que sea susceptible de degradar el ambiente, alguno de sus componentes, o afectar la calidad de vida de la población, en forma significativa, podrá iniciar su ejecución en la Provincia sin el previo cumplimiento del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).”

Para este EIA, el gobierno debe contar con:  a) Una dependencia que lo haga; b) Un cuerpo de inspectores y profesionales debidamente capacitados y equipados; c) Un laboratorio propio o contratado, debidamente equipado para el estudio de las muestras extraídas; d) Asignación presupuestaria suficiente, a efectos de cubrir los costos que la actividad de control y fiscalización requiere.

Bien por estas exigencias y precisiones, sólo que no sabemos si se han cumplimentado.  Siendo que el daño ambiental nos afecta a todos y por muchas generaciones venideras, el pueblo todo debe conocer cuál es la dependencia responsable, quiénes la integran, qué formación específica poseen, cómo está equipado el o los laboratorios actuantes, etc.  Información que debe estar publicada permanentemente y con fácil accesibilidad.

Mientras que la ley precisa que el EIA es de responsabilidad gubernamental, nos encontramos con el artículo 13 que dice: “El estudio de impacto ambiental deberá ser presentado por el sujeto obligado… “

Luego, el artículo 14 precisa que “Los EIA serán realizados a costa del titular del proyecto, emprendimiento, obra, instalación o actividad …, siendo exigible que el profesional que realiza las conclusiones se encuentre debidamente inscripto y habilitado por la Autoridad de Aplicación. El resto de los profesionales intervinientes sólo deberá acreditar su título profesional con competencia para firmar los estudios que realiza y la matrícula Provincial cuando exista el respectivo colegio profesional en la Provincia.”

Hay contradicción porque en definitiva la empresa minera es la que hace el EIA con profesionales a su elección de entre los inscriptos y matriculados en un colegio profesional. No hay en la provincia un colegio específico de profesiones en temas ambientales.  La exigencia de título profesional es tan ambigua como pobre. Debe pedirse formación específica y antecedentes en evaluaciones ambientales, tanto como de lugares de trabajo, debiera considerarse negativamente la experiencia en empresas con antecedentes de destrucción ambiental, sean mineras, constructoras, energéticas, agropecuarias, etc.

Siempre está posibilidad de que empresas tan poderosas paguen informes favorables a sus proyectos. Habrá que encontrar la forma de impedirlo.

Darle tanto margen de maniobra y elección a las empresas, grandes o pequeñas, es dejar que el zorro cuide el gallinero.

Nunca las ganancias empresariales o las ambiciones políticas, pueden ser más importantes que el medio ambiente.

Ampliar y perfeccionar las leyes

Estas cuestiones y otras que puedan surgir de un intenso trabajo en equipo, deben ser incluidas en la legislación para mejorarla y garantizar que nuestro medio ambiente sea realmente protegido, no desde lo coyuntural y formal, sino desde una visión integral que resuelva no solo lo actual, sino previendo lo que necesitan las futuras generaciones.

Se trata, insisto, de coherencia entre lo dicho y lo hecho.

Se trata también y por, sobre todo, de cumplir con el concepto del destino universal de los bienes, el eterno ignorado, tanto en cuestiones ambientales, como en la economía que nos rige.

Siendo que tanto el actual gobernador, como buena parte de la dirigencia opositora han sabido expresarse en contra de la destrucción ambiental, particularmente en temas de la minería, no debería ser utópico esperar un acuerdo legislativo que concrete estas reformas en el marco del diálogo constructivo del que tanto suele hablarse.

De no darse estas y otras mejoras a nuestras leyes, el temor a nuevos intentos de minería a cielo abierto y contaminante, seguirá presente.

De no darse un acuerdo entre todos, alguien debiera efectuar la propuesta en el ámbito legislativo, para que nos quede claro a todos quién está del lado de la protección ambiental y quién no.

SAN LUIS. Febrero 11 de 2019

Miércoles, 16 Enero 2019 11:11

Alberto Rodríguez Saá firmó este martes el decreto Nº 152 que fija el llamado a elecciones generales para esa fecha y estipula además que las Primarias Abiertas y Simultáneas se realizarán el 28 de abril.

“Acabo de firmar este decreto que es muy importante, tal vez el que más expectativa despierta, el del llamado a elecciones. Tenemos fecha y será el 16 de junio la elección a gobernador, intendente, diputados y senadores provinciales y concejales, y la fecha de las PAS es el 28 de abril”, informó el gobernador este martes en Terrazas del Portezuelo.

Recordó que la ley nacional establece que las elecciones para cargos nacionales deben celebrarse el último domingo de octubre y las provincias pueden fijar sus comicios hasta seis meses antes del 10 de diciembre.

“Todas las provincias argentinas decidieron adelantar las elecciones y San Luis tiene una legislación muy parecida a la provincia de Santa Fe, cuyas fechas de comicios coinciden con las de nuestra provincia, que serán una de las últimas”, explicó.

En el cuarto piso de la Torre 1, Rodríguez Saá recibió a periodistas locales y desestimó aplicar el sistema de Ley de Lemas en las próximas elecciones: “Nosotros fuimos los primeros que la usamos en el país en 1986 y nos dio resultado, pero entendemos que no ayuda a la vida partidaria posterior”.

También se refirió al reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre el sistema utilizado en la provincia de Santa Cruz, en el que “dice que si bien es constitucional aplicar la Ley de Lemas, no tiene calidad institucional ni democrática suficiente, y meternos en San Luis ahora con este sistema sería desmerecer la calidad institucional de nuestra vida política provincial”.

En cuanto al uso de la boleta única electrónica, expresó que “si fuera posible con un acuerdo unánime no nos oponemos, pero resulta casi imposible ponernos de acuerdo entre los partidos políticos de cómo hacer la votación electrónica”.

Vídeo relacionado

Viernes, 30 Junio 2017 15:57

Con motivo del lanzamiento internacional del Plan Recuperar, DAC -Directores Argentinos Cinematográficos- y el Laboratorio Digital GOTIKA, realizarán el lunes 3 de julio a las 19 en el Village Recoleta, una proyección exclusiva de la versión íntegramente restaurada en formato digital 4K de La película del rey, dirigida por Carlos Sorín y estrenada originalmente en 1986. En el programa de recuperación de películas en formato digital ingresó Un Lugar en el Mundo que fue rodada en escenarios sanluiseños. El film de 1992 dirigido por Adolfo Aristarain y protagonizada por Federico Luppi, José Sacristán, Cecilia Roth y Leonor Benedetto. 

Vídeo relacionado

Lunes, 14 Enero 2019 12:27

No descubrimos nada nuevo al asegurar que Villa Mercedes presenta un serio problema de movilidad urbana. Y que las actuales autoridades desatienden o desconocen directamente algunas voces que proponen alternativas destinadas a mitigar las consecuencias del notable caos vehicular, producto de una combinación de factores de diferente naturaleza y responsables.

Muchas ciudades similares a nuestra "perla de la llanura" despliegan estrategias relacionadas con el incentivo del uso de la bicicleta como medio de movilidad urbana. Villa Mercedes tiene, desde hace más de dos décadas, una red de -mal llamadas- bicisendas que rodean algunos sectores de la ciudad y que fueron pensadas y ejecutadas en función del uso recreativo de las bicicletas. Esto no está mal (independientemente del estado de mantenimiento que presentan en la actualidad y de las posibilidades de uso o no que deja la -peligrosa- circulación de motos), pero no es lo que está necesitando la Ciudad. Más aún: la Municipalidad proyecta una importante inversión (más de 22 millones solo en ciclovía. 32 millones si se le agregan obras de forestación, iluminación, etc.)  en 2019 para el denominado Paseo de la Dársena (proyectos de inversión números 34, 50 y 63 del presupuesto municipal). 

Lo que proponemos es que en lugar de construir ciclovías con criterio recreativo, se planifiquen y construyan, en Villa Mercedes, ciclovías que consideren las necesidades de movilidad urbana.

Esto significa, básicamente, establecer calles que conecten lugares clave de la ciudad y tomar medidas de restricción de uso para vehículos automotores a la vez que propicia la circulación de bicicletas mediante con la determinación de carril o carriles exclusivos, con separación física para dotarlos de seguridad.

Estas son las medidas oficiales que debe tener las ciclovias (Vía: bicicletasciudadesviajes.blogspot.com)

Las ciclovías, al igual que los carriles para los autos, deben tener unas medidas mínimas irreducibles cuando se van a construir una vía exclusiva para ciclistas. Por ejemplo, un carril unidireccional (A) debe tener un ancho mínimo de 1.40 metros, una via de un solo sentido pero con posibilidad de adelantamiento (B) debe tener 2 metros, mientras que una bidireccional (C) 2.60 metros. 

Las calles de la mayoría de ciudades en latinoamérica -no somos la excepción- están construidas para facilitarle la circulación al automovilista y no a los peatones ni a los ciclista. De los tres, ¿quiénes son los más vulnerables en un accidente? Exacto. Según la National Association of City Transportation Officials (Nacto), las calles representan más del 80% de todo el espacio público en las metrópolis y juegan un importante papel en nuestra vida social, laboral, educativa, etc.

Según esta Asociación, el diseño de las calles deben satisfacer las necesidades del que conduce, camina, pedalea y usa el transporte público, todo en un espacio limitado. 

Estos son los seis criterios generales que la NACTO recomienda al diseñar una calle:

  • Las calles son espacios públicos
  • Grandes calles son grandes negocios
  • Las calles se pueden rediseñar
  • Diseño para la seguridad
  • Las calles son ecosistemas
  • Actuar de inmediato

Otro punto en el que hacen énfasis los españoles de “bicicletas, ciudades, viajes” y que comparte el colectivo peruano cicloaxion es que, las ciclovías deben tener una señalética exclusiva y ser muy visibles, para ese espacio no sea ocupado por los peatones y autos. Asimismo, el diseño de la vía debe ofrecer seguridad, sobre todo, en las intersecciones ya que el 70 % de accidente que sufren los ciclistas se da en estos lugares. Los especialistas recomiendan que estas deben ser lo más compacto posible, pues eso fomenta el tráfico lento.

DENSIDAD Y VELOCIDAD

Según Crow, institución holandesa experta en infraestructura, tráfico y transporte público, para construir una ciclovía también se debe tener en cuenta la densidad del tráfico y la velocidad máxima de las calles, eso permitirá decidir entre los diferentes grados de segregación o integración de las ciclovías a las vías principales.

Para los holandeses, una calle con menos de 5,000 vehículos/día y con una velocidad de 40 km/h no necesitará una ciclovía segregada. No obstante, si la vía tiene una densidad de aproximadamente 10,000 vehículos/día y su velocidad máxima es superior a los 50 o 60 km/h, entonces la separación de la ciclovía con la pista principal es necesaria.

Un proyecto posible (Chacabuco, provincia de Bs. As.)

Compartimos un proyecto elaborado en la ciudad de Chacabuco, del que podemos extraer o extrapolar datos y conclusiones adaptables a nuestra Villa Mercedes.

El inventario de GEI (Gases de Efecto Invernadero) realizado en el Año 2016 brindo que la categoría Energía (53%) es la que produce la mayor parte de las emisiones, el plantel automotor tiene una gran significancia,  ya que existen 25000 autos y 15000 motos con una población de 45000 habitantes (en Chacabuco). 

Las emisiones per cápita de Partido de Chacabuco resultan 12,00 toneladas de dióxido de carbono equivalente por habitante. Es útil recordar que las emisiones per cápita a nivel nacional son de 9,86 toneladas de dióxido de carbono equivalente. Por ello el Ministerio de Transporte de Nación aprobó el  pre proyecto de 15 km de ciclovias, al cual dicho Ministerio se aboco en darle la forma final como proyecto.

Objetivo General:

En el partido de Chacabuco, el diseño de las calles, el ingreso a los accesos y/o avenidas, los espacios de giro, están pensados para la circulación de autos/colectivos/camiones. No se contempla resguardar la circulación de bicicletas. Se podría decir, que en este punto hasta el peatón está más protegido, ya que tiene espacios preferentes y en teoría inviolables para circular y cruzar la calzada.

Es el momento de construir una sociedad ambientalmente amigable, saludable, tendiente a un desarrollo sostenible, la bicicleta es uno de los mejores candidatos para esta labor. Este proyecto es una alternativa de solución que plantea propuestas en aras de hacer uso de la bicicleta como medio de transporte.

Se plantea que el desafío de reincorporar el uso de la bicicleta en el partido, debe ser un esfuerzo integrado, multisectorial e inter/intra institucional. La provisión de infraestructura es sólo un componente, para que realmente se impulse el uso de la bicicleta, se deben implementar acciones en los ámbitos normativo, educativo, de operación, monitoreo y, sobre todo, de la participación ciudadana, por medio de las cuales los habitantes decidan, en conjunto con sus autoridades, los planes y estrategias para hacer del uso de la bicicleta una opción cómoda, segura y conveniente de acceso y movilidad urbana.

Estrategia de resolución:

La estrategia se enfoca en que la red de ciclovias, logre llegar a los entes educativos, deportivos y centros de gestión, enfocados en beneficios puntuales a promocionar.

  1. Salud: La OMS recomienda un mínimo diario de 30 minutos de actividad física moderada. Esto significa caminar, pedalear, subir escaleras, etc. Los beneficios de andar en bicicleta de forma regular son muchos, aunque se empiece tarde, se puede reducir el riesgo de infarto tanto como un 50%. 
  2. Economía circular: La misma se presenta como una alternativa a la economía lineal tradicional en la cual se produce, se utiliza y se tira. Con esta nueva visión circular mantenemos los recursos en uso el mayor tiempo posible, extraemos su máximo valor mientras están en uso, después recuperamos y regeneramos productos y materiales al final de su vida útil.
  3. Seguridad vial: La exposición de un ciclista es mucho mayor que la de un automovilista en las calles. Imaginemos, en un accidente entre un ciclista y un automóvil, la posibilidad que tiene el primero de salir ileso. El auto presenta velocidades varias veces superiores y masas por lo menos 100 veces mayores a las de una bicicleta. Si ambos vehículos colisionaran, la energía cinética de un automóvil sería, aproximadamente, 1000 veces más grande a la de un ciclista. En consecuencia, hoy, resulta altamente riesgoso circular por la ciudad en bicicleta.
  4. Emisión de gases: Los GEI (gases de efecto invernadero) son los responsables del cambio climático y son producidos por la actividad antrópica. Si no se disminuye su emisión a nivel global, se seguirán incrementando las variables que nos traerá problemas catastróficos como lluvias y sequías extremas, incremento del nivel de mar, pérdida de biodiversidad y aumento de algunas enfermedades, entre otras consecuencias.

Fuentes: lamula.pe / bicicletasciudadesviajes.blogspot.pe / cicloaxion.org / eldefinido.cl / nacto.org / crow.nl / http://www.ramcc.net/es/products/view/91/movilidad-sostenible

 

Lunes, 12 Noviembre 2018 22:28

El 12 de noviembre de 1963 fallecía el popular boxeador: el Mono Gatica.

Había sido atropellado por un colectivo al salir de la cancha de independiente, donde vendía muñequitos para niños.

De origen humilde, ganó 86 de las 98 peleas en las que compitió y se consagró como uno de los boxeadores más populares de nuestro país.

Tras el golpe de 1955, terminó sus últimos años en la pobreza luego de que le quitaran la licencia como boxeador por su afinidad al peronismo. 
En 2013 sus restos fueron trasladados y depositados en un monumento en Villa Mercedes, su ciudad natal.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!