Martes, 21 Mayo 2019
Jueves, 28 Febrero 2019 07:51

La casa

En la calle Paraguay al 900 hubo una casa asignada al Amor. Sus paredes blancas contrastaban con los tristes muros de la cuadra. Y un Siam Di Tella negro, esperaba pacientemente en la puerta. El movimiento era tan obvio que los vecinos ni registraban lo ocurrido. Así que pasear por esa vereda angosta, con un árbol situado en el medio de la misma, solía resultar lo más natural del mundo (si uno lograba esquivar el árbol, claro). Solo agregaré que los lunes por la tarde un Carro Pochoclero, manejado por un gringo y un monito, detenía su comparsa contra el cordón de la vereda, haciendo crujir sus ruedas. Y los jueves y domingos, al filo de la medianoche, algún tocadiscos nos traía a François Hardy cantando Comment Te Dire Adieu?, en una versión largamente insoportable.

Publicado en Curiosidades
Miércoles, 23 Mayo 2018 16:29

Lo Importante

 

Tres cosas son importantes, la fe, la esperanza y el amor, pero el más importante es el amor y el que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 

Un mandamiento nuevo nos dejó Dios: Que nos amemos unos a otros, así como Él nos amó a nosotros. Porque toda la ley se cumple en esta sola palabra: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo.»  Por sobre todas las cosas, ámense intensamente los unos a los otros, porque el amor cubre infinidad de pecados.

El amor no hace daño a nadie. De modo que el amor es el cumplimiento de la ley. Aménse unos a otros, porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios.

El amor es paciente y bondadoso; no es envidioso ni jactancioso, no se envanece; no hace nada impropio; no es egoísta ni se irrita; no es rencoroso; no se alegra de la injusticia, sino que se une a la alegría de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Seamos humildes y mansos, tolerantes y pacientes unos con otros en amor. Y sobre todo, revístanse de amor, que es el vínculo perfecto.

Jesús lo dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.” Éste es el primero y más importante mandamiento. Y el segundo es semejante al primero: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.  

Y si les falta amor, pidan a Dios “Porque todo lo que pidan conforme a la voluntad de Dios se les dará”, llénense del poder de Dios y serán llenos de los frutos del Espíritu Santo, que son amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas. Así es.

jalyD

 

Publicado en Soldado de Dios

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!