Martes, 21 Mayo 2019

Algunos momentos para destacar del 2018

Publicado el Lunes, 24 Diciembre 2018 11:29 Escrito por Jorge Carrión

Jorge Carrión es un escritor y crítico literario español que repasa, en el artículo que aquí compartimos y que fue redactado a pedido de The New York Times. Carrión especula con que los dos fenómenos que han marcado a fuego este 2018 han sido la explosión de la extrema derecha y la multiplicación de las tecnologías algorítmicas. En ese contexto político y social, la cultura se vuelve especialmente importante porque, además de proporcionar entretenimiento, debe seguir alimentando el espíritu crítico. Estas ocho noticias culturales de los últimos doce meses han contribuido con nuevas fórmulas a esa vieja y necesaria tarea.

En Hispanoamérica

La escritora uruguaya Ida Vitale ingresa en el Olimpo. La consagración definitiva de Ida Vitale como una de las grandes poetas de la lengua española llegó el mismo año en que ha cumplido 95 inviernos. Su obra poética ha ganado con pocas semanas de diferencia el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances y el Premio Cervantes.
Y, en mayo de 2018, el poeta venezolano Rafael Cadenas mereció el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. La poesía más exigente de América Latina ha tenido un merecido protagonismo en este año que se acaba.

Y, en mayo de 2018, el poeta venezolano Rafael Cadenas mereció el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. La poesía más exigente de América Latina ha tenido un merecido protagonismo en este año que se acaba.

La obra “Cumpleaños” en la exhibición Detrás de la puerta, invisible, otra puerta de Dorothea Tanning Juan Carlos Hidalgo/EPA vía Shutterstock

Gala Dalí y Dorothea Tanning juegan al ajedrez. Dos de las más celebradas y visitadas exposiciones artísticas de la temporada en España han sido secretamente complementarias. Gala Salvador Dalí: Una habitación propia en Púbol y Dorothea Tanning: Detrás de la puerta, invisible, otra puerta abordaron la creatividad poliédrica de dos figuras femeninas clave en la historia del surrealismo y del arte del siglo XX, y también nos mostraron la complejidad de las relaciones de género y de poder, la micropolítica que hay detrás de la mejor pintura.
Esas dos mujeres extraordinarias, una gran artista plástica —Tanning— y una secreta artista conceptual —Gala—, desarrollaron estrategias para reivindicarse en un contexto en que los hombres eran mayoría y dictaban las reglas del juego.

No es casual que Tanning fuera una buena jugadora de ajedrez, que participó en las performances de Marcel Duchamp y sus compañeros, ni que en una de las fotografías más elocuentes de Gala Salvador Dalí nos la muestre ante un tablero rodeada de hombres.

Alfonso Cuarón recrea su infancia en alta definición. Tras ganar el León de Oro en Venecia, se ha ido alcanzando un cierto consenso entre la crítica y el público: la mejor película del año en nuestra lengua ha sido Roma, de Alfonso Cuarón, distribuida por Netflix (aunque los admiradores hayan tenido que vérselas con una legión de odiadores).

A través de Cleo (Yalitza Aparicio), mujer indígena y trabajadora doméstica, el filme muestra la vida de una familia de clase media en la colonia Roma de Ciudad de México durante los convulsos años setenta. La fotografía en blanco y negro es exquisita y los movimientos de cámara, que rehúyen el primer plano, se mueven por la casa de los protagonistas y por las calles de la ciudad como si formaran parte de una gran coreografía donde los pasos de unos pocos personajes son en realidad el baile de toda una sociedad. Una sociedad que creía integrar a los indígenas, y en realidad postergaba infinitamente su emancipación; que creía caminar hacia el primer mundo, y en realidad lo hacía hacia el abismo.

 Rosalía lanzó El mal querer el pasado 2 de noviembre. Gianfranco Tripodo para The New York Times

Rosalía se vuelve, en dos meses, una estrella global. Con el disco El mal querer y sus impactantes videoclips, Rosalía se ha consagrado en un tiempo récord como una artista internacional. Algunos de los medios más importantes del mundo han mencionado su álbum entre los mejores del año. Aunque algunos temas se conocieron antes, fue lanzado el 2 de noviembre.

Se trata de una obra muy compleja que, desde su índice, muestra dos niveles paralelos: el de las canciones, que mezclan el flamenco con el trap y otros estilos musicales, y el de los capítulos de una novela de desamor inspirada en un poema occitano del siglo XIII, Flamenca, que conecta salvajemente con el #Cuéntalo y el #MeToo. Como los mejores proyectos transmedia de nuestra época, ha provocado tanto la colaboración con otros artistas (El Guincho, Canada, Charm La Donna, Filip Custic...) como una importante respuesta de la inteligencia colectiva (este video de Jaime Altozano bien podría ser el mejor de YouTube en 2018).

En el mundo

Banksy vuelve a denunciar que el rey está desnudo. Para algunos, Banksy es el gran heredero de Duchamp en nuestra época; para otros, un simple gamberro mediático. Pero lo cierto es que la destrucción en directo de Niña con globo durante su subasta fue un gesto histórico, con su ráfaga de desplazamientos simultáneos: del grafiti a la performance y la instalación; del arte a la historia del arte; de lo antisistema a la revalorización por el propio sistema.

En la base de esta página puede verse registro en video del momento en que, luego de haber obtenido casi un millón y medio en la subasta, el artista destruye -de manera remota- parte de su obra. 

La obra Niña con globo se convirtió en El amor está en la papelera. Ben Stansall/Agence France-Presse — Getty Images

Pocos días después de que la mitad de la obra quedara reducida a trizas —gracias a un mecanismo de trituradora de papel—, la oficina de autentificación de la obra de Banksy anunció que la nueva obra se titulaba Love is in the bin o El amor está en la papelera. Esa oficina se llama Pest Control (Control de Plagas) y es la única institución autorizada para vender y certificar la obra del artista. En estos momentos no tienen ni una sola en venta.

El mercado del arte empieza a valorar a los algoritmos. Aunque pueda parecer una broma de mal gusto, ha sido una de las noticias más sintomáticas del año: 432.500 dólares pagó el mejor postor por El retrato de Edmond Belamy, la primera obra de arte generada por un algoritmo que ha sido subastada por Christie’s, cuyo autor es una fórmula matemática que usa el colectivo Obvious.

El retrato de Edmond de Belamy fue hecho por un algoritmo generado por el colectivo francés Obvious. Christie's

El 2018 pasará a la historia como el año de la invasión física de los algoritmos: ese retrato no es más que una advertencia.

Seúl apuesta por la fotografía. Con 130 fotógrafos y más de 300 obras que abordan el mundo entero, Civilization: The Way We Live Now es una de las grandes exposiciones del año. Destaca frente a otras del Museo de Arte Moderno de Nueva York o del Centro Georges Pompidou en París no solo por su ambición artística y global, sino también porque fue producida e inaugurada por el Museo Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de Corea en una de sus sedes de Seúl. Desde allí viajará por centros de todo el mundo. Junto con metrópolis como Hong Kong o Tokio, Seúl se ha convertido en una capital artística de primer nivel. Es importante que cuando desde Occidente pensemos anualmente la cultura internacional, no nos olvidemos de que en Oriente existen instituciones y artistas tan o más significativos que en nuestras metrópolis.

La biblioteca del futuro: 2018 ha terminado con la inauguración de la Biblioteca Central de Helsinki, un impresionante proyecto diseñado a medias por el estudio ALA Architects, el gobierno municipal y cientos de ciudadanos finlandeses, que han aportado sus ideas y hasta sus propuestas para el nombre. Ganó Oodi, que significa “oda”. Los cien mil volúmenes de la colección ocupan solamente una parte del espacio de 17.000 metros cuadrados donde hay grandes ámbitos de encuentro, para la educación, de tecnología o para el descanso.

La apuesta de Finlandia por las bibliotecas como agentes de la democracia y del futuro es indudable: hace solamente seis años que se inauguró en Helsinki otro edificio revolucionario, el que alberga la Biblioteca Universitaria. Seguramente no hay mejores estrategias para contener a la ultraderecha. Esperemos que la tendencia se vuelva pronto global.

Al centro, el acceso a la biblioteca Oodi y a los lados, estantes y la escalera central, diseñada como la doble hélice del ADN Vesa Laitinen para The New York Times; Mauri Ratilainen/EPA vía Shutterstock

 

Visto 175 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Diciembre 2018 12:20

Medios

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!