Sábado, 20 Octubre 2018

Basta

Publicado el Domingo, 30 Julio 2017 13:54 Escrito por

Entonces el señor Dios dijo “no es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él, y de la costilla que Dios tomó del hombre, formó una mujer y la trajo al hombre. Por eso el hombre dejará su casa para unirse a su mujer y serán una sola carne” Génesis 2: 18, 22-24.

El la creó del costado del hombre, no de adelante ni de atrás, de su costado, para que sea su ayuda idónea. Dios la hizo como vaso frágil y con la fortaleza de un diamante, la hizo virtuosa, amiga y compañera ejemplar. Dios mismo se deleita y opina que “Ella es mucho más preciosa que las joyas”, y para Él ella tiene un valor inigualable más que el oro refinado, ella es preciosa y ni los lirios se le pueden comparar.
Ella es sabia, también doncella, es hermosa, también preciosa, sus ojos como palomas detrás de su velo parecen reflejar la briza de un vuelo, sus cabellos son como olas saltando por las rocas buscando la arena a la orilla del mar. Sus manos preciosas acarician la vida cuándo en su vientre naciente va creciendo su cimiente, ella aprende, ella enseña, el significado de la vida con su fuerza y su poder. Hoy muchos no entienden que no son débiles, son ejemplo de lucha y de valor.
Hoy miro al futuro pensando el pasado, anhelo con fuerza que no se vuelva a repetir, hoy digo basta de tanta crueldad, para Dios la mujer es una creación perfecta y el hombre la daña, la maltrata, la denigra, la mata, la viola y no entiendo el porqué.
Hoy quiero que escuchen mi anhelo de BASTA, hoy veo el sufrimiento, el maltrato, los golpes, la sangre, la muerte, hoy es el momento de no mirar hacia otro lado, hoy pido por aquellos que dictan sentencia, liberando a esos que roban, que matan, que violan, muchos son los culpables también responsables de tanta impunidad, ellos mismos deberían ser enjuiciados y declarados culpables de tan mala decisión, destituirlos por el bajo desempeño y por haber condenado a una mujer a una muerte segura.
Hoy es el momento de no mirar hacia otro lado, hoy es el momento de decirte a ti mujer: tú tienes un precio, un precio de sangre, la sangre preciosa derramada en una cruz, hay un “hombre” que te ama, te respeta, te acaricia, y te busca cada día para encontrarse con vos, para cuidarte como a un niño y tenerte entre sus manos para darte protección, no lo dejes, no lo ignores acéptalo en tu corazón, es EL, es un ser maravilloso y su nombre es Jesús.
jalyD

 

Visto 213 veces Modificado por última vez en Martes, 08 Agosto 2017 17:55
Más en esta categoría: Él OBRA DE SUS MANOS

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Newsletter

Suscríbite gratis a nuestro boletín. No te pierdas ningún artículo ni historia.

¡No enviamos SPAM!